Contacto

Para contribuir con traducciones, revisiones y/o material original para su publicación, tal como actualizaciones desde las calles, comunicados de acciones directas, textos por compas presxs o perseguidxs, llamados, revistas, folletos, artículos de opinión, etc.: contrainfo(at)espiv.net

Bolonia, Italia: Sentencia del proceso contra lxs compas del espacio anarquista Fuoriluogo

¡Nos hemos hecho con parte de lo que nos han quitado!

El lunes, 31 de marzo, por la tarde el tribunal de Bolonia emitió la sentencia de absolución de lxs 21 compañerxs que bajo proceso judicial desde 2011 por asociación delictiva con fines subversivos. Por lo tanto, hemos sido absueltxs.

En abril de 2011, dentro de la operación represiva denominada «Outlaw», en la calle San Vitale 80 el espacio de documentación Fuoriluogo había sido confiscado y cerrado, 5 compañerxs arrestadxs y 7 expulsadxs de la ciudad con prohibición de residencia. A esto han seguido tres años de persecución policial, con el evidente y declarado intento de quitarnos cualquier espacio de acción en esta ciudad.

Hoy, después de la sentencia, esperada en la plaza por una gran concentración, nos hemos hecho con un espacio, que también se les quitó a lxs compañerxs hace 15 años. Se trata de la sede de un círculo anarquista llamado Carlo Cafiero, que hospedaba la Biblioteca Circulante. A mediados de los años 60, lo alquiló Libero Fantazzini con algunxs compañerxs anarquistas. El ayuntamiento de Bolonia se lo cedió a un costo simbólico para reemplazar a la sede histórica de Porta Galliera, cerrada durante las dos décadas fascistas. Este sitio, durante años mejor conocido como Laboratorio Anarquista Paglietta, en junio de 1999 fue confiscado y luego cerrado con ladrillos y cemento, después de una investigación que había llevado a la cárcel a una compañera y a un compañero. Durante más de treinta años lo habían usado grupos e individualidades anarquistas, llenado de actividades, asambleas, encuentros y compartiendo vida. Como sucede a menudo, el procedimiento penal no continuó, pero el local permaneció sellado y no se podía entrar, cerrando con él un pedazo de historia de la ciudad.

El día de la sentencia, retomamos un espacio quitado por placer y por la exigencia de usarlo. Un espacio para vernos, discutir y encontrar la manera de oponernos con eficacia a un sistema que oprime, crea hambre, devasta y envilece la vida. Un espacio para continuar luchando por un mundo totalmente diferente a esto.

Bolonia, 31 de marzo de 2014
Anarquistas felizmente delincuentes

Deja un comentario

Puede utilizar estas etiquetas HTML

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>