Archivo de la etiqueta: caso de Chambéry

Francia: Sobre el juicio de Chambéry (29 de mayo de 2012)

Texto publicado en Indymedia Nantes, el martes 29 de mayo de 2012 y encontrado a través de Cette Semaine.

Se trata de un análisis del proceso judicial del caso de Chambéry que finalizaría el 15 de junio de 2012 con la lectura de la sentencia: a Mike le cayó un año, que quedaría en 6 meses de prisión (finalizados en marzo de 2013) y seis meses de libertad condicional y, al resto, cuatro meses de condicional.
spiaggia
Resumen y reflexiones sobre el juicio de Mike, R, J, y Wiliam.

La noche del 30 de abril al primero de mayo de 2009, en Cognin, cerca de Chambéry, alcanzadxs por la explosión de un artefacto explosivo artesanal, Zoé moría casi en el acto, mientras que, Mike, gravemente herido, conseguía salir de la fábrica abandonada en la que se encontraban.

La policía y las ambulancias se plantaron rápidamente en el lugar, alertados por el vecindario. Identificaron a Mike y el cuerpo de Zoé. La subdirección antiterrorista (SDAT) se encarga de la investigación. Días más tarde, se llevaron a cabo tres registros en tres okupas. Uno en la que vivía Zoé, una vivienda de cuatro personas en la que normalmente estaba aparcada delante la furgoneta de Mike, así como Les Pilos, vivienda y centro social cerca del centro de la ciudad.

Mandaron a Mike a prisión preventiva en régimen de herido grave en la UHSI (Unidad Hospitalaria de Seguridad Interregional) de Lyon. Pasaría allí dos meses. Luego pillaron sucesivamente a R, J, William, y N1N1, en condiciones diferentes. Todxs, a excepción de William pasarían un tiempo en el talego. Un mes y medio, dos semanas, y tres meses, respectivamente. A continuación, todxs pasaron a disposición judicial, bajo régimen más o menos estricto (asignación de residencia en casa de lxs padres, prohibición de verse, de salir de tal o cual provincia o de Francia, obligación de firmar donde los maderos de la esquina todas las semanas…). En 2011, la jueza de instrucción de la SDAT renunció al caso. El final de la instrucción se le confiaría al tribunal de Gran Instancia de Chambéry, que aceptó el levantamiento de todos los controles judiciales, menos el de Mike.

El proceso tuvo lugar el 25 de mayo de 2012 en el tribunal de gran instancia de Chambéry. Seguir leyendo Francia: Sobre el juicio de Chambéry (29 de mayo de 2012)

Francia: Hace cuatro años, murió Zoé

arton2714-b8355

Cuatro años. Difícil saber si cuatro años ya o si apenas cuatro años. Cuatro años y un largo duelo que no pudo comenzar hasta varios años después de su muerte, después de que quienes la justicia estimó castigar directamente por el accidente que le costó la vida a Zoé terminaran las penas de cárcel que les asignaron, después de que quienes quedaron fuera de la cárcel dejaran de ser escuchadxs, fichadxs, fotografiadxs, grabadxs, intimidadxs. En cualquier caso, se acabó esta historia. Después de que quienes piensan que ver morir a una amiga no es suficiente, se hayan saciado con nuestro dolor, se hayan cebado con nuestra tristeza, se hayan quedado con la tripa llena y la cabeza alta, orgullosos de haber restablecido el orden y la justicia. Este orden y esta justicia que la toman con nuestras amistades y nuestros amores y que intentan destruirlos, porque es, entre otras, de donde nacen nuestros deseos y nuestras posibilidades de crear un contexto mejor en el que poder crecer y desarrollarse. Sin pasión, la teoría no es más que palabras muertas. Y el cinismo no tiene nada de revolucionario.

Zoé no es una mártir de “la causa”. Ella no murió por una ideología, por el pueblo, o por “la revolución”. Zoé murió por ser libre o por querer serlo. Murió por ser amorosa, amiga, apañada, feminista, viajera, dinámica, inteligente, radical, generosa… Zoé murió por ser quien era. Una que no quería sufrir más o soportar esta existencia gris y que actuaba en consecuencia, por ella y por lxs demás. Una que nunca se quiso adaptar a un mundo que la horrorizaba y para la que indignarse no era suficiente. Zoé no fue una heroína, solamente alguien que tomó decisiones. La decisión de negarse, de resistir, de no quedarse indiferente ante lo que la rodeaba y como la rodeaba, de no dejarse absorber por la tranquila descomposición de lo cotidiano, de no querer quedarse en la ventana echando pestes contra aquellas y aquellos cuyos intentos de hacer el mundo radicalmente mejor, desgraciadamente, fracasaron. Estas son decisiones que ella y otrxs han pagado caro, aquí como en otros lugares, tanto ayer como hoy.

Fue una tormenta de tristeza y de cólera la que se desplegó en los días y las semanas que siguieron a la muerte de Zoé. La tristeza de haber perdido a una amiga, la cólera de no poder estar tristes, de no tener tregua. Una cólera dirigida contra aquellos que hacen sus negocios con nuestrxs muertxs y nuestros sufrimientos, contra esta necrofagia elevada al rango de modelo de sociedad. Sí, esta tristeza y esta cólera hicieron estragos, pero el desastre hubiera sido mayor si nos hubiéramos acostumbrado a él, si los fantasmas de la lucha borraran la sinceridad del combate que continúa, si los sentimientos y los afectos fueran relegados a los limbos de la ideología. Nos alcanzaron profundamente porque el mundo nos afecta.

Una parte de nosotrxs fue devorada y el monstruo siempre tiene hambre y siempre quiere más. Pero hay que extirpar la memoria de sus mandíbulas, arrebatárselas, para no olvidar. No para erigir pedestales, pues la muerte no tiene nada de glorioso, sino para evitar que se traguen a su paso las pasiones y el amor por la libertad que animaban a Zoé.

Han pasado cuatro años, pero poca agua ha corrido bajo los puentes. Y este agua no tiene que perderse, pues nuestras vidas, nuestrxs muertxs, nuestras luchas se pierden con ella.

Por un mundo sin cárceles ni fronteras.

Por una vida libre y difícil, hacia una existencia sin explotación, ni dominación.

Solidaridad con todxs aquellxs, presxs o no, que cada día luchan con todos los medios necesarios contra lo que lxs destruye.

Un pensamiento para Mauricio Morales, muerto en Santiago de Chile ese mismo mes de mayo de 2009, para su cercanxs y todxs aquellxs que tuvieron que pasar por el Caso Bombas allí y cuyas historias resonaron en cierto número de cabezas aquí.

Por Zoé.

fuente

Francia: sálida de cárcel de Mike, inculpado por la explosión de Chambéry en 2009

06-02-11-56
¡Fuego a las prisiones!

El 9 de marzo, salí de la cárcel. Tras casi 4 años de procedimiento represivo vinculado a una explosión en mayo de 2009 en Chambéry en la que mi compañera Zoé falleció y donde yo fui gravemente herido.

He pasado, pues, algo de 4 meses encerrado en las cárceles del Estado francés (2 en preventiva después del accidente y 2 tras el proceso) y más de 3 años bajo control judicial con un ritmo marcado por las temporalidades y las restricciones judiciales, así como el riesgo de volver a la cárcel por cada atisbo de libertad que arrancaba regularmente de sus requisitos.

A pesar de que el procedimiento judicial se haya acabado y porque la justicia siempre intenta mantener un control a largo plazo, me quedan 6 meses de cárcel condicional y la amenaza de una pena firme en caso de reincidencia.

A pesar de que estoy en la calle, es obvio que esta página del pasado no ha pasado porque Zoé deja un vacío doloroso en mi corazón así como en el de sus cercanxs y que la cárcel y mis heridas me dejarán huellas indelebles en la cabeza y el cuerpo.

Es evidente que no intentaré enterrar las secuelas causadas por mi reclusión y que mi rabia hacia a este sistema social está ahora más reforzada, así como mi determinación a luchar por un mundo sin opresión ni dominación.

Quisiera también aprovechar este texto para agradecer a todas las personas que han demostrado solidaridad durante mi encarcelación y por los numerosos correos y cartas que me permitieron vivir este periodo lo más cómodamente posible, así como a la caja de solidaridad Kaliméro por su apoyo económico muy útil en la precariedad carcelaria.

¡¡Porque la libertad será siempre aparente mientras haya personas enfrentándose a la coecciones carcelarias y a los controles del Estado!!

Porque un mundo sin dominación ni opresión no se mendiga ni se vota sino se construye, ¡¡que vivan las revueltas!!

¡¡Muerte a este mundo de mierda y todo lo que le permite existir!!

Mike
contacto: soutien25mai[arroba]riseup.net