Archivo de la etiqueta: Célula de Conciencia «Espada Negra»

Grecia: Solidaridad con la compa presa Olga Ekonomidou, miembro de la CCF/FAI-FRI

Las prisiones no se mejoran, se destruyen con lucha, lucha, destrucción…

Martes, 29 de mayo de 2012:

La compa, Olga Ekonomidou, miembro de la organización anarquistas revolucionaria, Conspiración de las Células del Fuego, lleva en aislamiento 25 días en las prisiones de mujeres de Diavata debido a su rechazo a someterse al proceso, humillante para su dignidad, de cacheo con desnudo integral, rechazo que han realizado todxs lxs compas-miembros de la CCF.

La compa se encuentra ahora en las prisiones de Diavata, después de su traslado disciplinario desde las prisiones de Tebas, debido a que atacó a una chivata presa, a la que habían trasladado deliberadamente a su radio. Como resultado, se encuentra en una celda disciplinaria en las prisiones de Diavata observada por cámaras 24 horas al día, que finalmente consiguió cubrir,  confirmando así lo obvio, con su coraje y actitud firme.

A Olga se le han impuesto ya 3 sanciones disciplinarias, incluyendo el trasladado disciplinario, por el que se envió un documento oficial desde las prisiones de Diavata al Ministerio de Justicia, una maniobra deliberadamente obstruccionista para prolongar el confinamiento de la compa en una celda disciplinaria. En concreto, a pesar de haberse reunido ya varias veces, el Comité Central de Traslados de Prisiones prolonga, vengativamente, su situación en estas condiciones.

Esta actitud represiva no es nada sorprendente, ya se se trata de un intento directo de acabar con cualquier forma de dignidad, resistencia y desobediencia dentro de sus celdas estatales. Aun así, nuestra actitud es de solidaridad con la lucha de Olga.

Quitad las manos de la compa Olga Ekonomidou, miembro de la Conspiración de las Células del Fuego- FAI/IRF

Estamos del lado de aquellas y aquellos que se oponen los cacheos.

Asamblea de solidaridad con lxs combatientes presxs
y perseguidxs-Atenas

safa.espiv.net

fuente

“Sólo entonces se rompe con los roles, desaparecen, dando lugar a una postura activa. Yo había elegido una postura activa en un mundo de pasividad. Había elegido participar activamente en una organización revolucionaria. No seguí a nadie, ni fui dirigida por algo. Decidí. Estuve presente en los debates, cuando se iban tomando decisiones, durante las acciones y, ahora, a la hora de pagar. Asumí la responsabilidad de mis actos a pesar de que haber podido aprovecharme de mi identidad como mujer y, así, recibir un trato más favorable. Pero, ¿cómo de digno sería eso?

A lo largo de la historia, la mujer implicada en proyectos revolucionarios, de hecho, logra romper dos roles a la vez. Por un lado, de manera consciente deroga su identidad de persona legal, cuestionando las leyes y el orden y, luego, en segundo lugar, deroga su identidad como mujer, superando el concepto de los roles de género sociales (madre, esposa, novia) que la sociedad le ha atribuido.”

Olga Ekonomidou, miembro de la Organización Revolucionaria CCF (junio de 2011)

A pesar de que la compa, Olga Ekonomidou, sigue aun en difíciles condiciones de reclusión, sigue mostrando su valía de forma decidida y combativa. Su rechazo a someterse al cacheo es otra señal de dignidad, entro otras muchas que acompañan su coherente trayectoria. El Estado se está vengando de ella, poniéndola en aislamiento, pues esto (pusilánime venganza) es lo único que los guardas profesionales del régimen de clase saben hacer para imponerse frente a las personas orgullosas que perciben sus vidas como un viaje constante a la tierra de los desesos liberados. Contra aquellxs compas que siguen los vericuetos caminos de la desobediencia total, rechazando los papeles de sumisión y eligiendo la decente actitud de la rebelón total, el Estado se reserva una serie de políticas en un intento de contener el espíritu de lucha… Esfuerzos inútiles de la autoridad. La visión general de Olga no es un modelo a seguir dentro de lo existente, pero marca un ejemplo de batalla y dignidad, que se opone de facto a los diversos modelos humanos, como todxs aquellxs que sirven y capitulan ante la dominación. Por tanto, solo se pueden encontrar el Poder y su civilización en el aislamiento de nuestra alma y conciencia, mientras compas como Olga se han ganado, merecidamente, un lugar permanente en nuestro código personal de valores. ¡Olga, no estás sola!

Solidaridad-Respeto-Honor para la anarquista revolucionaria
Olga Ekonomidou

Célula de Conciencia «Espada Negra»

fuente