Archivo de la etiqueta: Fuerzas por el Desborde de la Civilización

Santiago, Chile: Tercer comunicado conjunto. Declaración de desprendimiento de los Núcleos Antagónicos de la Nueva Guerrilla Urbana

Comunicado recibido junto con la foto el 30/09/2019:
Santiago, 30 de Septiembre de 2019

Con este comunicado, los tres grupos de acción firmantes ponemos fin a los aportes que realizábamos bajo el proyecto de coordinación informal de los N.A.N.G.U. desde Abril de 2015 hasta Septiembre de 2019. Este será nuestro último comunicado bajo estas siglas. Nos desprendemos de este proyecto con la claridad de seguir presentes de forma activa en la lucha callejera y en la nueva guerrilla urbana, avivando la acción rudimentaria autónoma, tal como lo hemos hecho hasta ahora.

¡Nada ha acabado, todo continúa!   
¡Viva la Anarquía!

Núcleos Antagónicos de la Nueva Guerrilla Urbana

Célula Karr-kai
Fuerzas por el Desborde de la Civilización
Columna Insurreccional “Ira y Complot” – FAI/FRI

Santiago, Chile: Adjudicación de atentado armado contra Carabineros de Chile

Comunicado recibido junto con las fotos el 18/09/2019:

“El ataque anticapitalista, autónomo, difuso y descentralizado no podrá ser aplastado porque en cada uno de los rebeldes subsiste la posibilidad de subvertir el orden dominante mediante el ataque directo a las estructuras y las instituciones del Estado Capital. (…) Nosotros podremos morir o ir a la cárcel como han muerto y han encarcelado a nuestros hermanos, pero otros vendrán detrás nuestro. La subversión tiene memoria y el brazo largo. (…) Todos y todas podemos pasar al ataque, sólo es cuestión de decidirse. Esta insurgencia sin centro ni periferia, sin jefes, ni dirección, con mil caras, no la podrán parar”.
Comando 8 de Diciembre.

El tiempo transcurre y el control social evoluciona, pasando del uso de violencia explícita, a un conjunto de ella y la silenciosa máquina reproductora de la conducta democrática que engrandece al ciudadanismo “participativo” en la tribuna digital de las redes sociales, pero igualmente carente de resolución política en las distintas esferas de la vida cotidiana.

Una multitud heterogénea conforma a la sociedad, de la que forman parte quienes se posicionan en la validación de la violencia callejera, contra el poder, y también quienes aborrecen estas prácticas, o en un punto más extremo, se vuelven a lo para-policial, en definitiva, por un lado se encuentran quienes luchan y desean libertad y por el otro quienes quieren imponer ley y autoridad.

El movimiento por las calles nos ha confrontado con esta diversa y dispersa realidad, dando lugar a conflictos con ciudadanxs que gustan de hacer favores a la policía, así como también hemos compartido con personas que avalan, apoyan o colaboran con nuestra praxis.

Así también nos permitimos el fortalecimiento de la discusión política entre afines vislumbrando ideas a través de reivindicaciones políticas, cuya idea es arrebatar el monopolio de la información y justificación institucional del poder, manifestando y exponiendo tensiones constantes que fomenten el debate para las mentes inquietas que gusten de ello, dejando de lado las pretensiones del despertar de conciencias alienadas que han decidido así estarlo, en otras palabras, las añejas posiciones políticas de la rebelión popular y de masas ya no tienen cabida en estos contextos. Escribimos nuestra propia historia libertaria mientras transitamos y nos confrontamos a las contradicciones del Estado y el capital.

Observar con detención y analizar con precaución permite llevar a cabo acciones al tiempo y cualidades de quien planifique, dejando de lado la idea arbitraria de la jerarquización en el impacto de la violencia subversiva autónoma según los requerimientos técnicos de ellas.

Evidentemente existen diferencias en acciones, por ejemplo, entre un artefacto explosivo y uno simulado, sin embargo ambos pueden generar amplios impactos si se busca más efecto que la destrucción material, variando objetivos materiales y de mediatización.

Igual situación ocurre al comparar la violencia callejera y un atentado programado para irrumpir el funcionamiento cotidiano. Es el análisis previo, la claridad de los efectos, la que permite propiciar el éxito, ya sea buscando el caos, la difusión de algo en particular o buscando alguna exposición del enemigx, etc.

Participar de la violencia callejera tiene por consecuencia sumirse y percatarse del movimiento de la misma, exponiendo situaciones que no son evidentes en otras instancias. Así mismo se abren puertas para el desenvolvimiento y retroalimentación con afines y desconocidxs que no son parte de un núcleo preciso, enriqueciéndonos así en distintas formas.

Estas ideas son fruto de la reflexión interna, como factor de la experiencia que cada individux aporta a esta instancia colectiva. Nuestro objetivo es difundirlas, así como llevarlas a la práctica con acciones de combate, teniendo claro que esta es una perspectiva, en un enorme universo de grupos e individuxs que constantemente vulneran el orden social, con posicionamientos afines o distantes a los nuestros.

Ahora entrando de lleno en una nueva fecha conmemorativa, nos organizamos para estar presentes con fuerza. Para ser parte de la heterogeneidad de la calle, para estar en una instancia posibilitada por la participación y planificación de múltiples individualidades y colectividades afines con el certero objetivo de propagar el caos en Santiago de Chile.

Transformamos en acción concreta el odio engendrado por la muerte, desaparición y tortura de cientos de personas en el pasado y presente. Por el acoso cotidiano de la policía a la juventud insurrecta que toma los liceos como constante escenario de la lucha callejera. No olvidamos como en cada oportunidad hacen uso de sus herramientas jurídicas para desalentar lo que no pueden controlar, tampoco el que lacayos uniformados se amparen en su institución para desatar su psicopatía y demencial actuar contra quien se les cruce por delante, así como tampoco el que un grupo de políticxs difame a través de sus medios las posiciones antagónicas.

En la calle rompemos con la pasividad y decimos que no existe justicia, si no solo venganza. En esta, como en otras ocasiones nos vengamos, no dejamos lugar al victimismo y confluimos nuevamente la praxis de la lucha callejera y la nueva guerrilla urbana, tomando ambas instancias para llevar a cabo certeros ataques, gracias a las condiciones que han sido generadas con anterioridad.

Este 11 de Septiembre participamos de los disturbios callejeros en distintas poblaciones de Santiago aportando al conflicto con nuestros artilugios e ingenios artesanales. Estuvimos accionando junto a un amplio número de combatientes urbanos en la comuna de Peñalolén, lugar donde la policía maniobró torpemente su carro blindado debido a que sus lacayos ocupantes quedaron enceguecidos por el lanzamiento de artefactos incendiarios, que provocó un choque y los obligó a descender del mismo, al tiempo que recibían ataques armados de escopetas hechizas. Pusimos nuestro granito de arena tiroteándolos y fue un verdadero goce ver a un policía arrastrarse en el suelo ayudado por sus miserables compañeros para llegar rápidamente a la ambulancia que finalmente los sacó del sector que era controlado por todxs lxs revoltosxs. El saldo fue de dos policías heridos por perdigones y uno herido producto del choque, y por supuesto, desde ahora el terror de la venganza anarquista los acompañará de cerca a ellos y a sus familias [1].

Aquella noche recordamos a cada compañerx caídx que dedicó su vida a la lucha contra el poder. Pero como quedó claro entre los gritos de la multitud encapuchada y miradas cómplices en la población, las acciones desarrolladas fueron dedicadas a un solo guerrero; a la memoria del compañero Kevin Garrido.

Con este gesto y los que hemos asumido en nuestro andar, queremos enviar un caluroso saludo a cada compañerx que resiste la prisión como consecuencia de su camino revolucionario, y en especial a Marcelo Villarroel, cuya entereza y orgullo transmitido en la reivindicación de su historia construida en combate alimentan la subversión autónoma y libertaria en curso, que jamás será acallada por el enemigx a combatir y destruir.

Nos despedimos dejando claro que las individualidades que conformamos los grupos de acción firmantes seguimos teniendo eternos motivos para luchar, para intentar y lograr lo que buscamos, actuando bajo múltiples escenarios sin jefes ni dirigencias, en completa autonomía, tal como ha sido en estos últimos años a puro pulso y convicción, nutriendo de forma rudimentaria pero digna la ofensiva anarquista en nuestro territorio.

¡Septiembre Negro!
¡Fuego y plomo a la policía!
¡Kevin Garrido vive en el Caos!
¡Presxs a la calle, calles para la insurrección!
¡Todo sigue!

Núcleos Antagónicos de la Nueva Guerrilla Urbana

Célula Karr-kai
Fuerzas por el Desborde de la Civilización
Columna Insurreccional “Ira y Complot” – FAI/FRI

[1] «Video registró ataque a carro lanza gases de Carabineros en Peñalolén: terminó envuelto en llamas». Bio Bio Chile, 12 de Septiembre 2019.

Santiago, Chile: Adjudicación de atentado incendiario contra bus del transantiago y atentado armado contra Carabineros de Chile

Comunicado recibido junto con las fotos el 16/08/2019: I. Lucha callejera en confluencia con la nueva guerrilla urbana

Como grupos hacemos uso de la violencia revolucionaria para hacer visibles las evidentes contradicciones que implica el funcionamiento sistémico y cambiante del capital, dependiente del Estado que lo legitima como el orden social de turno.

Cada engranaje justifica al siguiente y se consolida como una estructura al resguardo de un aparato judicial que condena la miseria, suaviza abusos y violaciones de sacerdotes condenados a una vida de reclusión en palacios, y perdona los delitos tributarios al alcance del 1% de lxs chilenxs que conservan el 26,5% de la riqueza; un poder ejecutivo encargado de justificar y acelerar las medidas que favorecen al grupo acaudalado y sediento de tiranía que está de turno; un poder legislativo encargado de debatir entre su casta el devenir cotidiano de millones de personas, al alero del bienestar empresarial, y siempre resguardando su privilegiada condición en el poder.

En este escenario decidimos romper con la pasividad tomando el control en determinadas y específicas circunstancias atacando distintas estructuras del poder político y empresarial, con la claridad de que fugaces y pequeños golpes no destruyen, pero manchan la puesta en escena del orden y sus fanáticxs, así como también nos llena de ferviente energía rebelde con asomos de libertad en las pequeñas fracturas de aquello que a veces pareciera ser inquebrantable.

Así es cuando decidimos el objetivo que se atacará en la íntima conspiración, también siendo parte del escenario de combates callejeros en la urbe, y en ocasiones agudizándolos con tácticas de la nueva guerrilla urbana.

El violento accionar clandestino del ataque al poder político y económico en sus múltiples manifestaciones, muestra la existencia de aquello que se esfuerzan por ocultar y resguardar, su vulnerabilidad.

Artefactos simulados e incendiarios, han sido herramientas usadas al concertar acciones controlando todos los factores que sea posible, fallando ocasionalmente, y acertando en otras donde el ingenio ha superado la potencia del ataque, generando grandes y escandalosos operativos. La planificación y una cautelosa definición de objetivos han permitido buenas ejecuciones y la tensión esperada por parte de lxs persecutorxs.

Artefactos explosivos de fabricación casera y poder de fuego artesanal han acompañado el enfrentamiento directo posibilitado por la violencia callejera. Distintos lugares con común denominador, policías al resguardo de la propiedad privada de grandes empresas que osan irrumpir en poblaciones resultan atacadxs, la indumentaria de transporte ha sido incendiada, por mano propia y mano amiga, así lo permite la confluencia de voluntades en la materialidad del ataque, que es parte vital de estos cambiantes y constantes escenarios.

A diferencia de un acto concertado netamente por nuestros grupos, el accionar amplio y desbandado proporcionado en estas condiciones nos ha permitido expandir los efectos, así como lograr los objetivos independientes del número de involucrados; la desbandada lucha callejera abre puertas para la creatividad y certeza del ataque a lo establecido, siendo igual de meritorio que el accionar clandestino que irrumpe sin previa expectación.

Intentamos no perder de vista oportunidad alguna para llevar a la práctica aquellas ideas que nos han reunido en autónoma afinidad, aprovechamos cada experiencia, cada oportunidad que se presenta para devolver un poco de la violencia que algunxs  pocxs ejercen a través del poder. Legitimamos la venganza, la rebeldía en el libre desenvolvimiento de nuestras conciencias revolucionarias.

II.  Sistema de transporte un blanco legítimo

Retomando la idea final de nuestro comunicado anterior, explicaremos de forma sintética algunas ideas que nos parecen importantes en torno a la estructura de transporte de Santiago, tomando aquellos elementos que creemos son explicativos de un tema que podría ser muy amplio.

Pareciera alejado asociar el ingreso de Chile a la OCDE con una realidad cotidiana como es el desplazamiento en el sistema de transporte metropolitano, sin embargo el desarrollo de múltiples políticas públicas tiene que ver con la persecución de voluntades políticas de aquellxs poderosxs que dirigen y deciden el devenir social en torno al beneficio propio y al anhelo de acrecentar su capital personal a través de la inserción del territorio chileno en el mercado internacional.

Para conseguir esto, la casta política chilena ha definido una serie de medidas que poco y nada tienen que ver con el beneficio y bienestar de sus habitantes, sino que ocurren a pesar de las consecuencias que esto pueda traerles.

La decisión del curso que se tomará para conseguir esto, claramente está muy alejada de la tribuna democrática y las discusiones de gobernanza que el ciudadanismo común persigue con anhelo. El debate de los costos, beneficios y proyectos a seguir, se da entre el 1% que conserva el 26,5% de la riqueza capitalista albergada en Chile.

Esto se reflejó cuando la voluntad del Estado chileno persiguió una serie de ajustes políticos que le permitieran construir un camino de ingreso a la OCDE, hecho que se comenzó a materializar en el 2007, cuando esta organización internacional entregó una hoja de ruta con una serie de ajustes que quedaban por realizar para concretar su adhesión como miembro oficial.

Previo a esto, el Estado de Chile había comenzado a cimentar este proceso, incluyendo entre los ajustes a la “modernización” del transporte capitalino para que cumpliera con estándares internacionales. El Transantiago comenzaba a ver la luz, dejando claro que su diseño no se realizó para el beneficio y mejor calidad de vida de las personas que lo usan, sino que fue un medio para conseguir los requisitos mínimos del transporte en una economía que pretendía ser de clase mundial.

Pese a lo reiterativo que podría ser, es necesario considerar que el buen desarrollo económico va de la mano con un buen flujo mercantil y una buena circulación de sus productores, por lo que el transporte ha sido hasta ahora objeto de análisis e intervención por parte de los “expertos” en el tema, así como una arista a cubrir por quienes proyectan la hacienda nacional.

Cuando se implementa esta política pública, con consecuencias materiales claras, se evidencia que el cumplimiento de estos estándares no es complemento o ajuste a la realidad circunstancial de un territorio, provocando una serie de fracasos y un sucesivo malestar en quienes abordan este medio.

Visto desde otra arista, es claro que las buenas intenciones no forman parte de quienes deciden llevar a cabo un proyecto como este, poniendo como justificación la necesidad de “mejorar” el transporte en la Región Metropolitana y haciendo pasar desapercibido los problemas evidentes de conectividad que existen en otras grandes ciudades y territorios aislados. Sin embargo, esto no obedece a falta de información, sino que una inversión de tan alta envergadura solo se justifica en igualdad de ganancias, y para alcanzar estándares internacionales, la modernización del transporte en Santiago es proporcional el aumento de la productividad esperada por el 1% más acaudalado, beneficio que no entregaría otra ciudad, por lo que esta inversión sería injustificada.

Este y otros cambios implementados tuvieron como fruto la consideración de Chile por la OCDE en 2007, y su materialización en 2009 cuando se oficializa, con otras modificaciones a cambio.

La importancia del ingreso de Chile a este foro internacional radica en la declaración explícita de colaboración política y económica entre los países que lo conforman, a lo que sus miembros llaman “compartir experiencias”, implementando proyecciones económicas en tono de “sugerencia” para sus miembros. En la práctica constituye un nicho de negocio para la casta dirigente de cada país integrante, y en ella, al igual que en varias otras organizaciones internacionales, se decide el futuro de cada territorio, orientado al fortalecimiento conjunto de la economía de mercado que lo beneficia.

Por inofensivas que pudieran aparentar ser estas definiciones de funciones para cada miembro, estas tienen claras consecuencias materiales y cotidianas en la vida de cada persona, así como irreversibles cambios en la configuración de cada lugar, que por progresivos y pequeños, fortalecen el orden, la desigualdad y la agresión existente.

En cuanto al sistema de transporte santiaguino, este pasaría a ser un pequeño engranaje del muy amplio universo de decisiones tomadas en el contexto de la política internacional. El ataque a este medio podría parecer pequeño, pero es claro que a esta escala es donde se materializan las decisiones que podrían parecer elevadas e inalcanzables. Es en el desenvolvimiento cotidiano donde el poder y el capital llevan a cabo las acciones que lo perpetúan, y es menester entender que no hay objetivos inalcanzables, las acciones violentas de baja escala no van a desplazar una decisión de tal envergadura, pero la entorpecerá y evidenciará la contradicción, es un recuerdo de que no todo les pertenece.

Ante un ataque al Transantiago o actual Red hay quienes se molestan por la afectación cotidiana que ello pueda significarles, la maquinaria se encarga de que la rutina del ciudadanx justifique el control y el orden sin alteraciones, pasando por alto que es en el terreno material donde se construye y consolida la dominación social. Por ello seguimos reivindicando el accionar contra el sistema de transporte, en los recientes años, a través de nuestra inmersión en el accionar callejero hemos podido estar presentes en la quema de ocho buses, acciones totalmente legítimas.

III. Accionamos en consecuencia

El día 22 de Marzo la presencia de Bolsonaro y otros monigotes mandatarios en la cumbre PROSUR que se desarrolló en la región Metropolitana tuvo por resultado una convocatoria a manifestación en rechazo a estos en Paseo Bulnes, cercano al Palacio de gobierno. Nos sumamos a ella y a los múltiples destrozos, vandalismos, saqueos, barricadas y sabotajes que trajo consigo.

El día 29 de Marzo formamos parte de una nueva fecha de combate en algún lugar de Santiago, participando de la lucha callejera y barricadas.

En el mes de Abril accionamos junto a afines en una emboscada a Carabineros de Chile perpetrada con plomo y artefactos incendiarios. Una barricada se usó como señuelo para provocar el acercamiento de la policía al lugar, mientras lxs esperábamos parapetadxs en otro lugar, factor de éxito en el ataque armado, pues la primera percusión de escopeta a tan solo 5 metros de distancia dio de lleno en un policía que cayó al suelo y fue auxiliado por sus miserables compañeros que recibían una lluvia de artefactos incendiarios, mientras improvisaban la escapada. Esta acción perpetrada en coordinación con combatientes urbanos no tuvo repercusión mediática “oficial”, pero sí en redes sociales.

El día 20 de Abril formamos parte de una nueva fecha de combate, en una acción concertada con más combatientes urbanos, participando de la conmemoración de los guerrilleros Erick Rodríguez e Iván Palacios en la comuna de Quinta Normal, donde se levantaron barricadas, se perpetró un nuevo ataque armado contra Carabineros de Chile, y en cuestión de segundos se tomó por asalto un bus del Transantiago que resultó completamente incendiado [1].

El día 1 de Mayo formamos parte de una nueva fecha de combate en pleno centro capitalino, participando de la convocatoria radical que avanzó por la Alameda. Aportamos a ella a través de la lucha callejera que dejó innumerables destrozos, vandalismos, barricadas y sabotajes.

En el mes de Mayo volvimos a expropiar municiones para fortalecer nuestro humilde arsenal. El material adquirido en algún lugar fue trasladado por Santiago al mismo tiempo que carabineros montaba un masivo operativo en la ciudad, multiplicando los controles de identidad, vehiculares, así como también las rondas por recorrido aéreo y terrestre, hechos que se han repetido bastante desde hace un tiempo teniendo por resultado un gran saldo de detenidxs por porte ilegal de armas y drogas, cuestión a tener en cuenta.

El día 3 de Agosto formamos parte de una conmemoración al compañero Kevin Garrido en la comuna de Pedro Aguirre Cerda, y en una operación concertada y coordinada con más combatientes urbanos, se perpetraron varios ataques armados contra Carabineros de Chile y nuevamente se tomó por asalto un bus del transporte capitalino que resultó completamente incendiado [2].

Para complementar este apartado compuesto por la exposición de nuestro accionar como grupos, reforzamos la idea desarrollada en el primer punto de este texto, dejando claro que los ataques realizados han sido posibles por la cooperación y participación de más cómplices en guerra, entre estos están unxs hermanxs que han estado presentes desde que este proyecto comenzó a tomar forma en el año 2015. Por aquel tiempo lxs compañerxs habían perpetrado un atentado explosivo contra una empresa Chilectra en Octubre de 2015, un atentado incendiario contra un bus del Transantiago en Noviembre de 2015, por último emitieron un comunicado exhibiendo un artilugio donde expresaron amenazas y arengas llamando al ataque en Enero de 2016. Aquel accionar forma parte de nuestra perspectiva anticivilización que siguió plasmándose activamente a través de las Fuerzas por el Desborde de la Civilización.

Antes de finalizar enviamos un saludo lleno de fuerza y vitalidad para el compañero Juan Aliste, que resiste con dignidad y constante actividad política al encierro carcelario, al igual que el compañero Marcelo Villarroel, quien actualmente enfrenta la aberrante irregularidad que el sistema judicial ejerce contra la sedición, que revive y aplica una condena perpetrada por la justicia militar, cuyo único asidero en tiempos de democracia es amainar la subversión autónoma que no han podido acallar.

Finalmente recordamos a quienes con su accionar han dado vida a las ideas de rebeldía y libertad, dando el salto desde la feroz crítica al orden que intenta aplastarnos, hasta el ataque a la materialidad que lo fortalece en distintos tiempos y territorios: Michele Angiolillo, Herminia Concha, Sebastián Oversluij, Javier Recabarren, Santiago Maldonado, Heather Heyer, Mikhail Zhlobitsky y Kevin Garrido. In memoriam.

¡Agudicemos la lucha callejera y la nueva guerrilla urbana!
¡Fuego, tiros y estruendos contra el poder, sus estructuras y lacayos!
¡Todo sigue… Volveremos!

Núcleos Antagónicos de la Nueva Guerrilla Urbana

Célula Karr-kai
Fuerzas por el Desborde de la Civilización
Columna Insurreccional “Ira y Complot” – FAI/FRI

[1] “Desconocidos incendian bus del transantiago tras amenazar con armas de fuego a conductor”. Bio Bio Chile, 20 de Abril 2019.

[2] “Bus del Transantiago queda destruido tras ser incendiado por desconocidos en Pedro Aguirre Cerda”. Bio Bio Chile, 4 de Agosto 2019.

Santiago, Chile: Segundo comunicado conjunto. Por un Septiembre Negro y Combativo

Comunicado recibido junto con la foto el 11/09/2018:

Santiago, 11 de Septiembre 2018

«Hemos decidido rebelarnos frente a esta realidad de mierda, que sin duda nada tiene que ver con nosotros. Pasan los años, y una pregunta me da vuelta en la cabeza. ¿Será siempre así? ¿Es que no tenemos derecho a una vida digna y alegre? ¿Todos los días serán iguales?
Nos cansamos de aplanar esquinas. De estudiar sin saber para qué. De tener que sacarse la cresta por un pedazo de pan. Nos cansamos de ver prostitutas de 11 años y que nos inunden con el Mapocho para salvar a Providencia. Estamos cabreados de los milicos asesinos, de pacos locos y prepotentes, de gerentes ladrones. (…) Queremos ser personas, vivir nuestra juventud. (…) Que no quede ningún asesinato, tortura o atropello sin justicia».
-Movimiento Juvenil Lautaro

El 11 de Septiembre es un hito, marca un antes y un después, lo queramos o no. El 11 de Septiembre ricxs y poderosxs de Chile golpearon la mesa e hicieron prevalecer sus privilegios. El proyecto legalista de la Unidad Popular y también expresiones más radicalizadas de la lucha, vieron notoriamente mermadas sus fuerzas para combatir lo que se avecinaba, de esta manera terminaron siendo aplastados por la bota militar. La derrota fue instalada. Los deseos y las ansias de libertad no pueden ser defendidos solo con buenas intenciones, esto lo aprendimos del dolor que conlleva una lección como esta.

La sociedad chilena fue quirúrgicamente modificada entre decretos, leyes, toques de queda, detenidxs desaparecidxs, muertxs (en falsos y reales enfrentamientos), montajes que avalaban el actuar dictatorial, torturadxs (humilladxs, violadxs, o llevadxs al extremo en simulaciones de fusilamiento), presxs políticxs, exiliadxs, entre otros tantos hechos cuya descripción se vuelve una pesadilla. No obstante y pese a ello, el 11 de Septiembre es una fecha de memoria y de no resignación a los sueños por una vida mejor.

Prueba de esto es que elementos subversivos realizaron un ataque armado contra el domicilio del bastardo Manuel Contreras en la aburguesada comuna de Providencia a solo meses de instalada la dictadura, intentando con ello descabezar a una de las mentes más siniestras y retorcidas que amparaba el Estado (vaya nuestro salud por eso). Por otro lado, artefactos explosivos instalados por combatientes del MIR frecuentemente le recordaban al enemigo y a la sociedad chilena que la lucha seguía pese a la clandestinidad. De esta forma continuó agudizándose, a tal punto que su climax se ve reflejado en la emboscada sin precedentes que realizan miembros del FPMR contra la comitiva en la que viajaba el dictador Augusto Pinochet para el año 1986.

Pese a ello el fraude de la democracia logró engañar e imponerse. Los tiempos supuestamente cambiaron y los que antes prometían “mayores libertades” solo perpetuaron los últimos amarres de la dictadura, asesinando y haciendo prisionerxs a quienes no claudicaron. Así solo vino más represión. Los grupos político-militares terminaron por ser completamente desarticulados y la suerte de sus guerrillerxs es dispar.

Esto ocurre bajo el discurso de la reconciliación, de la “justicia en la medida de lo posible” y de la criminalización de la subversión. La figura del Estado cobra validez social, escondiendo sus contradicciones con ayuda de la prensa, y poniendo como “nuevo problema nacional” la delincuencia y el «terrorismo».

Paralelamente se alza desde la sedición, la voz de lxs anticarcelarixs y de aquellxs que ponen como horizonte la emancipación y autonomía. La lucha contra el poder representado en el Estado se posiciona desde las nuevas generaciones que dan continuidad a la tradición subversiva en búsqueda de la libertad.

De esta forma nace, se re-articula, crece y se multiplica la subversión autónoma y libertaria. Lxs anarquistas son protagonistas a través de la contracultura, la lucha callejera, las manifestaciones y el sabotaje, reivindicando la violencia política en el contexto democrático.

Claudia López sería partícipe de este accionar político de forma constante y en varias instancias. Así el 11 de Septiembre de 1998, la compañera tomó parte de los enfrentamientos contra los agentes del orden en la población La Pincoya, sumando fuerzas con quienes participaban del desborde contra el olvido y el acomodo. Su joven vida sería apagada por las balas de Carabineros de Chile.

Recordamos también al compañero anarquista Jonny Cariqueo, detenido un 29 de Marzo de 2008 en una de las múltiples conmemoraciones el día del Joven Combatiente, siendo brutalmente golpeado por Carabineros de Chile al interior de la 26° Comisaría de Pudahuel, hecho que provocó su muerte 2 días después.

Nuevamente la democracia se defiende a sangre y fuego, pero nosotrxs no olvidamos. Por eso hoy 11 de Septiembre de 2018, es que los grupos de acción firmantes saldremos con nuestros ingenios artesanales [1] una vez más a la calle, conmemorando la muerte de nuestrxs compañerxs. Porque Septiembre es negro y combativo.

¡Porque la dictadura del capital nos sigue asfixiando!
¡Abre los ojos, es tiempo de luchar!
¡Mientras exista miseria, habrá rebelión!

Núcleos Antagónicos de la Nueva Guerrilla Urbana

Fuerzas por el Desborde de la Civilización
Columna Insurreccional “Ira y Complot” – FAI/FRI
Escuadrón Insurrecto Verdinegro Autos para Barrikadas

[1] Entre varios ingenios, destacamos la granada de mano de fabricación casera, presente en manuales de grupos insurgentes que hicieron uso de ella en numerosas ocasiones, principalmente durante la dictadura militar en Chile.

Santiago, Chile: Adjudicación de artefactos simulados en Mall Plaza Alameda y bus del transantiago

Comunicado recibido junto con las fotos el 09/01/2016:

Mall Plaza Alameda 1Mall Plaza Alameda 2 Mall Plaza Alameda 3“Después de cada acción pueden retirarse a sus refugios ya preparados de antemano, sin tener porque depender de la ayuda de la población. Tomando las precauciones debidas, sus movimientos por las calles de la gran ciudad pasarán inadvertidos, no diferenciándose en absoluto de la corriente normal del resto de la población. El anonimato de la gran ciudad es un factor determinante de la guerrilla urbana. (…) Los éxitos de la policía o del ejército solo son posibles por casualidad, traición, errores tácticos.”
El moderno estado capitalista y la estrategia de la lucha armada / RAF.

El 30 de diciembre hemos abierto una nueva fractura en el espacio de control y dominación del capital con la instalación de un artefacto simulado consistente en un extintor cableado con sistema de relojería en el Mall Plaza Alameda.

Una vez encontrado el artefacto hemos logrado paralizar la circulación en el sector producto del operativo policial que fue televisado con el escándalo de una bomba en el mall. Durante más de una hora circularon periódicos informes en la televisión con la información de último minuto, el GOPE realizó sus peritajes y el mall evacuó la enorme masa de personas que circulaban y consumían en él, generando millonarias pérdidas en una fecha en que el comercio lo sintió con mayor ímpetu.

Durante el mismo día instalamos otro artefacto de las mismas características en un bus transantiago que se dirigía al sector oriente de la ciudad, acción que no se hizo pública por los medios de prensa por lo que desconocemos su alcance.

Con ambas acciones nuestro objetivo es dejar claro que sus estructuras son vulnerables, el avance civilizado de la seguridad no es un impedimento para atacar, sus grandes e ingeniosos mecanismos de control social a través de la artificialidad e impartimiento de distintos tipos de violencia son algo a sortear para quienes buscan inmiscuirse en la entrañas del sistema para verlo devastado. La guerra social avanza con la necesidad de reinventarnos y hacer de nuestros impactos secuelas que permanezcan y fisuren cada atisbo de poder y propiedad.

Sepan que nuestros objetivos fueron lugares concurridos exclusivamente porque los artefactos fueron simulados. Nuestro ataque es a los mecanismos de control, nuestro mensaje es su vulnerabilidad y nuestro propósito es devastar cada señal de la civilización material y con representación en estructuras físicas, en estructuras de dominio y control.

El mundo construido por el desangre de la libertad tiembla con cada voluntad anarquista e incivilizada que enfoca su accionar contra el blindaje de moral ciudadana, justificación y violencia que han arraigado a la sociedad para el mantenimiento del poder.

De esta forma nos hacemos parte del Diciembre Negro que se desató por todo el mundo y que continúa arrasando con la paz social de los Estados, también nos sumamos al llamado por la memoria del compañero Sebastián Oversluij, a 2 años de su caída en combate en una expropiación frustrada a un banco en la comuna de Pudahuel.

Para nosotros/as continuar con el camino de la ofensiva es nuestro gesto más sincero a la vida que dedicó por la anarquía, así recuperamos una iniciativa de acción a su memoria, con nuevas ideas y proyecciones, pero siempre con el eje esencial del conflicto ácrata contra toda representación de dominio.

¡Guerra a la civilización y al Estado/Capital!
¡A extender los núcleos de acción contra la dominación!
¡Sebastián Oversluij: Presente!
¡Viva la Anarquía!

Fuerzas por el Desborde de la Civilización
Núcleos Antagónicos de la Nueva Guerrilla Urbana