Archivo de la etiqueta: G20

Atenas: Ataque a martillazos y fuego contra empresa de seguridad privada

En la madrugada del 30 de noviembre atacamos con martillos y fuego la oficina de la empresa de seguridad privada S.C.S, en el barrio ateniense de Zografou.

Las empresas de seguridad privada juegan un rol para-policial, haciendo sus beneficios a costa de vender miedo, promoviendo la delación y colaborando a la par con la policía.

Por estas razones, y tantas otras, no fue difícil para nosotrxs elegir este objetivo. Además, con nuestra acción hemos demostrado la inutilidad de esta empresa y que sus servicios son solamente una ilusión ya que ni siquiera han sido capaces de protegerse a ellos mismos. Ninguno de sus medios de control, ya sean mecánicos o humanos, pueden detener a aquellxs que tienen el deseo de atacar a lo existente.

Con esta acción queremos apoyar el llamado contra la cumbre del G20 que tendrá lugar en Hamburgo el 7 y 8 de julio del 2017.

Tanto el 7 y 8 de julio, como los meses previos, pueden constituir un punto de encuentro entre compas de todo el mundo y al mismo tiempo un punto de partida para una campaña que contribuya a afilar las tensiones existentes y a crear nuevos puntos de ruptura sin límites de tiempo o de fronteras. Nosotrxs vamos a elegir el cómo, cuando y donde sin tener que esperar a nada, ni a nadie. Entonces, pensamos que es una buena oportunidad de demostrar, a través de los enfrentamientos, nuestras propias prácticas y discurso, pasando por encima de los izquierdistas y de los buenos ciudadanos que intentarán de nuevo hacer su propio carnaval y transformar la movilización en una fiesta democrática y pacificada.

Queremos dejar claro que no apoyamos este llamado porque queramos «un mundo mejor» , un gobierno más justo, leyes más humanitarias o un mejor Estado. ¡Que se vayan a la mierda todos esos valores reformistas y cristianos-humanistas!

Apoyamos el llamado porque creemos que, a través del intercambio de sensaciones, momentos y experiencias entre compas que vienen de diferentes lugares y diferentes contextos podemos construir las condiciones para no tener que esperar más a ninguna cumbre.

¡Nuestra posición no fue y no sera defensiva!

¡Guerra con todos los medios!

¡Estamos en guerra con SU existente!

Antisociales incendiarixs

Montreal, Canadá: Sabotaje a vehículos del Ministerio de Seguridad Pública

g20_2010Hace poco visitamos el aparcamiento del Ministerio de Seguridad Pública de Quebec en la calle Fullum, 600 (Montreal), rociamos con decapante los vehículos oficiales y pinchamos las ruedas.

El Ministerio de Seguridad Pública de Quebec es responsable, entre otras cosas, de supervisar la policía municipal y provincial, además de las prisiones provinciales. Básicamente, el ministerio es responsable de todos los aspectos de las condiciones de encarcelamiento en Quebec; desde la conducta de la policía hasta los artículos disponibles en la cantina.

Mientras escribimos esto, hay en proceso dos muestras de resistencia al sistema carcelario en Canadá. Una es una huelga de hambre realizada por migrantes detenidxs en Ontario sin estar acusadxs de ningún delito, pero se encuentran bajo detención a la espera de los procedimientos de deportación. Sus demandas incluyen un mejor trato y el fin de la detención de migrantes sin cargos criminales. Esta es la 5ª semana de huelga.

La segunda es una huelga laboral en muchas prisiones federales en todo el país, en protesta por la reciente reducción en un 30% del salario en todas las prisiones federales. El gobierno justifica el recorte con que le dan a los prisioneros comida y techo. Ya no solo tienen que mantener los presos las prisiones con su trabajo, sino que ahora también van a tener que pagar por estar encarcelados. Este recorte de salario es parte de una tendencia más amplia en la que lxs presxs se enfrentan al empeoramiento de las condiciones; como penas más largas, condiciones para la libertad condicional más estrictas, hacinamiento en las celdas y menos programas en prisión.

Solidaridad con lxs presxs en lucha; por el fin de todas las prisiones y de la policía. Y por Youri y Guillaume, presos del G20 de Toronto, que se encuentra en la prisión provincial de Bordeaux, Montreal.

fuente

Canadá: Declaración de Ann Hansen sobre su último arresto, encarcelamiento y liberación

Ann Hansen es una antigua miembro de Direct Action, un grupo anarquista clandestino activo desde la década de los ’80, que actualmente vive como escritora, agricultora y conferencista en el área de Kingston, Ontario. El 3 de agosto de 2012, la arrestaron y le suspendieron la libertad condicional por “asociación ilegal y actividad política” en el contexto de la creciente actividad anticarcelaria en Kingston, prisión de la capital canadiense. Ann, por consejo de su abogadx, optó por no dar a conocer su arresto hasta después de la audiencia de la libertad condicional. El 30 de octubre, la Junta de Libertad Condicional canceló la suspensión de su libertad condicional y la excarcelaron bajo condiciones más restrictivas. Sigue su primera declaración pública sobre su arresto y encarcelamiento.

El 3 de agosto, estaba en mi casa cerca de Kingston, Ontario, sentada en una tumbona después de la cena cuando vi, por el rabillo del ojo, una fila de todoterrenos negros acercándose a toda velocidad hacia nuestra entrada. Con una sensación de hundimiento, me di cuenta de que uno de mis temores recurrentes como presa en libertad condicional se estaba haciendo realidad. Cuatro todoterrenos se giraron hacia nuestra entrada, pisaron los frenos y, de cada uno, saltaron entre seis y ocho maderos de la Policía Provincial de Ontario trajeados completamente a lo Darth Vader y, algunxs, luciendo armas automáticas para darle más efecto dramático. Mientras luchaba por mantener la calma, pude ver las siglas de ROPE (Unidad de Reincidentes y Aplicación de la Libertad Condicional) en amarillo chillón ostentando en sus chalecos antibalas.

Aparcaron oblicuamente por toda la entrada y, mientras un par de ellxs, con sus rifles completamente automáticos, tomaban posiciones en la parte superior de nuestra propiedad, el resto caminó rápidamente hacia donde yo me encontraba y me esposaron sin decir una palabra. Le pregunté a la mujer policía que de qué iba todo aquello y me dijo que se me había suspendido la libertad condicional.

Me pasé unos cuantos días en el centro local de detención preventiva, Reclusorio de Quinte, antes de que un nuevo oficial de la libertad condicional (de repente, habían sustituido a mi habitual agente de la condicional) y un Agente de Seguridad e Inteligencia (SIO) del Servicio Correccional de Canadá (CSC) vinieran a verme para una entrevista tras la suspensión. Se pasaron hora y media interrogándome e intentando intimidarme para que les diera los nombres de cualquier persona involucrada en EPIC (Por el Fin del Complejo Industrial de Prisiones) o cualquier otrx activista anticarcelarix, así como información sobre cualquier posible “ataque bomba e incendiario” de los que el SIO me advirtió que yo sería la responsable “si las cosas se torcían”. No hace falta decir que no se quedaron contentxs cuando les dije que no les iba a dar nombres. Con la entrevista, se habría podido hacer un guión divertídisimo de Monty Python, con el SIO comparándome a veces con Ghandi y, acto seguido, con James Holmes, el “joker” que mató a doce personas en Colorado durante el estreno de la película de Batman. El resultado de la entrevista no fue tan divertido. Seguir leyendo Canadá: Declaración de Ann Hansen sobre su último arresto, encarcelamiento y liberación

Canadá: Prólogo de Kelly Pflug-Back a “These Burning Streets”

Prólogo y uno de los poemas de la presa anarquista, Kelly Rose Pflug-Back, que puedes encontrar en “These Burning Streets [Estas calles en llamas]”. Todos los beneficios que se saquen de la distribución de esta publicación se destinarán a Kelly hasta que salga en libertad.

Como forma creativa, la poesía tiene el potencial de ser más anárquica que otros estilos literarios. Mientras la ficción típica y el periodismo suelen necesitar algo de estructura narrativa para alcanzar su objetivo, la poesía reduce el lenguaje a sus materias primas, un medio no atado a las reglas gramaticales, de puntuación o a la cronología. Gran parte de la magia de la poesía es el poder que tiene para romper fronteras, trascender o ignorar las divisiones artificiales construidas por la sociedad para separar lo mítico de lo real, lo bello de lo monstruoso, lo valioso de lo inútil, lo sagrado de lo mundano.

El libro que estás a punto de leer es el producto destilado de nueve años de cuadernos, trocitos de papel aleatorios y garabatos en paredes de edificios abandonados y habitaciones alquiladas. Algunos de estos poemas, como “Wolf Suit” y “Holes in the Backdrop”, los escribí cuando tenía 14 años y vivía en una pequeña ciudad al norte de Peterborough, Ontario. Otros, como “A Cure for the Water Trapped Inside Your Body” y “Words to Chart Elapsed Time”, los tuve en mente durante años, los bosquejé cuando recorrí Canadá durmiendo en escaleras de entrada de edificios siendo adolescente, totalmente convencida de mi falta de talento, inteligencia y de cualquier mérito perceptible que me invitara a dejar constancia de mis pensamientos en papel.

Como el amor, la creatividad es una de las pocas fuerzas esenciales en este mundo que son realmente ingobernables. Se podrían citar miles de ejemplos que afirmaran que la rabia es igual de potente, pero creo que las formas de rabia más puras y fértiles no son las que provienen del rencor a lo que unx se opone, sino del amor a lo que unx defiende. Tanto el amor como la creatividad pueden ser tan abrumadores que barren las falsas pretensiones de las sociedad humana, revelando la naturaleza falsa y superficial de todas las cosas que nuestra especie ha consagrado. Ante la adversidad, ambas tienen formas únicas de florecer a pesar de sus limitaciones. Estos caminos nos inspiran a traspasar las fronteras y divisiones que la sociedad nos impone, pese a la gravedad del riesgo que implican estas transgresiones.
_

Salón de baile improvisado

Las personas de ojos así de grandes,
esas personas están programadas para amar a casi todo el mundo
me dijo una vez la madre de alguien,
sacándose un collar caro de su lagrimal.

Me miré los pies por si había grietas en el suelo después
pero aun así sentí que la espalda me cambiaba de forma.
Me pinché un dedo y me quedé dormida
pensando que me despertaría y confundiría tus pupilas
con pequeños refugios en la noche
por las ventanas reflejadas en ellas.
Me soplé demasiado alto hacia las agitadas ramas verdes de alguien
y hasta eso me agotó;

proyectando algo totalmente eliminado,
hilos perfectos y antisépticos y arrastrados de lucecitas.

Creo que ni tú ni yo nunca estuvimos hechas para esta caída sin polvo;
ni serafines ni gaviotas parásitas

más bien soldaditas de plomo atrofiadas
en este desfile azul eléctrico de niñas guapas.

Guelph, Canadá: Ataque con bombas de tinta a cajeros automáticos del banco RBC

Por el 15 de marzo de 2012, le hicimos una visita a la sucursal de RBC (Banco Real de Canadá), en Willow West, y atacamos con bombas de tinta a ambos cajeros automáticos de servicio desde el coche. No sentimos más que desprecio hacia estas instituciones capitalistas que mantienen y perpetúan las condiciones forzadas y de miseria de esta sociedad.

No olvidamos (¡ni perdonamos!) que son, sobre todo, los bancos los que actúan de asesores financieros, además de financiar directamente los proyectos del Estado y los sistemas de control social.

Por ejemplo, RBC tiene sus asquerosas zarpas en el Centro de Detención del Sur de Toronto, en Mimico (Ontario), donde funciona como asesor financiero del grupo ITS (formado por la constructora EllisDon y la inversora, Fengate Capital) que está construyendo una pisión.

Este pequeño gesto de revuelta, se lo dedicamos a todxs los acusadxs/presxs del G20, a todxs lxs presxs anti-autoritarixs a nivel internacional y, específicamente, al digno Luciano «Tortuga» Pitronello.

¡La solidaridad es nuestra fuerza!
¡En resistencia al Estado y el Capital!

Anarquistas Revolucionarixs

Montreal, Canadá: Acción en solidaridad con los anarquistas presos por el G20

Dos pancartas en solidaridad con los anarquistas presos por el G20 fueron colgadas en distintos lugares en Montreal. Una de estas fue colgada desde un edificio en la calle Catherine, en el centro de la ciudad. En esta pancarta se podía leer: “Solidaridad con los presos de G20 / Destrozad los muros de las prisiones” mientras que en la otra, que fue colgada en el barrio de St. Henri, se leía: “Solidaridad con los presos de G20 / Propagamos la revuelta”. Muchos volantes fueron arrojados en ambos lados y más folletos fueron repartidos los próximos días en las paradas del metro y en las calles de la ciudad. Esperamos que esta acción contrainformativa anime nuestros compas que se encuentran encerrados.

El folleto que fue repartido, traducido y modificado por sabotagemedia:

Solidaridad y complicidad con lxs presxs del G-20!

Ha pasado ya casi un año y medio desde que la movilización contra el G-20 en Toronto que fue lugar del arresto masivo más grande en la historia canadiense. Una operación de seguridad de mil millones de dolares enjaulando más de 1100 personas en el transcurso de un fin de semana con el fin de defender a una reunión de burócratas de las más ricas economías capitalistas. Un grupo de personas, muchxs de ellxs con la táctica “black bloc” (encapuchadxs todxs de negro), sin embargo, rompió esta paz social militarizada, una paz que existe para mantenernos obedientes y pasivxs a fin que el capital pueda fluir sin problemas. La masa negra atacó la propiedad corporativa y la policía, liberando espacios del control de la autoridad y apuntando para su destrucción los lugares del capital. ¿Qué respuesta más humana podría haber frente a un distrito financiero – un espacio urbano desprovisto de vida, subordinado a las necesidades del tráfico y del comercio, bajo la mirada de las cámaras de vigilancia, ocupada por la policía e infestada de tiendas corporativas y bancos – otra que destruirlo?

El día antes de la marcha, veinte personas fueron allanadxs y detenidxs y acusadxs de conspiración criminal por la planificación de la interrupción de la cumbre. Esta vaga acusación se utiliza cada vez más contra los anarquistas y se utiliza esencialmente por “delito de pensamiento”. Después de más de un año de las condiciones de no-asociación, de prisión preventiva, arresto domiciliario y la prohibición de publicación, seis personas tomaron un acuerdo en noviembre de 2011, declarandose culpables para disminuir sus cargos y dejar caer los cargos en contra del resto de sus compañerxs. Alex Hundert y Mandy Hiscocks esperan penas de 13.5 y 16 meses. Peter Hopperton, Erik Lankin, Leah Henderson y Adam Lewis se encuentran actualmente cumpliendo penas de prisión de 3 a 10 meses. Otrxs se enfrentan a la pena de prisión por su presunta participación en los disturbios. Seguir leyendo Montreal, Canadá: Acción en solidaridad con los anarquistas presos por el G20