Archivo de la etiqueta: Lello Valitutti

Milán: Acoso de la policía contra el anarquista Lello Valitutti

Una nota al margen de la manifestación no-expo del primero de mayo en Milán:

Uno de lxs redactorxs del proyecto editorial de Crocenera, Lello Valitutti, al terminar la manifestación no-expo del primero de mayo se encontró aislado del resto de lxs compañerxs que estaban en la cola de la manifestación. Lello considera importante hacer saber que en esta ocasión, dos policías vestidos de civil se le acercaron, golpeándolo en la cabeza y lanzando amenazas de muerte (… «sabemos quién eres», «iremos a visitarte a tu casa», » te haremos volar el cerebro «, etc., etc.) … e invitando a los policias uniformados presentes a detenerlo, cosa que no sucedió, ya que Lello circula sobre una voluminosa silla de ruedas eléctrica, y como podemos imaginar, además de las dificultades logísticas para hacer una detención de este tipo… esto causaría también algún daño a la imagen de los que se afanan a ser guardianes del orden.

Lello, en los muchos años de lucha anarquista nunca se ha intimidado por las provocaciones y trapacerias policiales (desde el lejano 1969 en Milán, en las huelgas de hambre y las encarcelaciones sufridas en Italia por pertenencia a Acción Revolucionaria, así como por las numerosas detenciones y arrestos en experiencias de lucha en América Latina, entonces no serán dos guardias vestidos de civil los que vengan a detenerlo ahora.

Lejos de cualquier victimización, consideramos de todas formas que es importante hacer circular estas noticias e invitamos a cualquier persona que tenga conocimiento de este tipo de actos, o de similares avances represivos, de envíarnosla o de hacerlas circular… incluyendo fotos… porqué siempre es mejor memorizar las caras de mierda inmediatamente.

Cruz Negra Anarquista, 3 de mayo 2015

en francés

[Italia] Nuestra lucha no es violencia…

Se tiene violencia cuando se interrumpe un estado de paz y se crea injusticia.

Lanzar toneladas de bombas sobre países indefensos, causando numerosas víctimas y destruyendo infraestructuras esenciales: esto es violencia. Invadir y ocupar países extranjeros con supuestas misiones de paz: esto es violencia. Llenar el subsuelo de material tóxico y causar un número incalculable de muertes: esto es violencia. Asegurarse de que unos pocos se hagan cada vez más ricos, mientras que la mayoría se hace cada vez más pobre: esto es violencia. Encerrar a hombres y mujeres en cárceles, manicomios y CIEs: esto es violencia. Llevar a nuestro planeta al precipicio de una irreversible destrucción: esto es violencia. La lista de crímenes con los que se mancha el poder todos los días es interminable…

Quien es consciente y asiste pasivamente a este teatro de los horrores, se hace cómplice. Quien sabe, pero reacciona sólo con la palabra, ya sea hablando o por escritos, expresando sólo estériles disensos, también es cómplice. Quien crítica la lucha anarquista marcándola de «violencia» no hace más que engrosar las filas de los muchos que, por comodidad o cobardía, se hacen cómplices de los crímenes del poder.

Nosotrxs, anarquistas, amamos sinceramente la paz y la justicia, tanto que para alcanzarlas no dudamos en utilizar todas las formas de lucha compatibles con nuestras ideas.

Quien lucha contra el poder no es violentx, es más, es quien no combate quien lo legítima con su propio silencio y su pasividad. La lucha revolucionaria no interrumpe ningún estado de paz, sino interviene en un estado de violencia y tiranía para restablecer la paz y la justicia. Sólo una lucha clara, dura e incisiva contra el poder puede testimoniar nuestra voluntad de no ser cómplices. Sin duda, la acción directa: el ataque destructivo y sin mediaciones contra las propiedades del poder y sus representantes es la forma de lucha más eficaz y menos recuperable.

Nuestro actuar no es violencia, sino un rayo de luz que rompe las tinieblas de la opresión e ilumina escenarios de liberación.

Pasquale «Lello» Valitutti
Cruz Negra Anarquista, Aperiódico anarquista, nº 0, abril de 2014 Pág. 10