Archivo de la etiqueta: Nizhny Nóvgorod

Moscú, Rusia: Acción en solidaridad con los antifascistas perseguidos

La tarde del jueves, 1 de marzo, un grupo de más de 20 anarquistas y antifascistas bloquearon el tráfico de una avenida central, en Moscú, cerca de la estación de metro, “Puertas Rojas”, en protesta por la reciente ola represiva policial. En una de las pancartas que se desplegaron durante la acción, se podía leer: “Solidaridad con los antifascistas de Nizhny Nóvgorod”. Sigue el comunicado del grupo:

http://www.youtube.com/watch?v=D_ffXxEEOeI

Estamos muy cabreadxs.

La razón de nuestro cabreo son los actos de la policía, que persigue a lxs antifascistas. Cosas parecidas han ocurrido anteriormente, pero el cinismo y la arrogancia de la policía está en aumento. El último tiempo, una ola represiva contra nuestrxs amigxs inundó varias ciudades como Ivánovo, Kirov, Nizhni Nóvgorod, Moscú y otras.

La última de estas acciones represivas ha sido la detención del antifascista moscovita, Aleksej Olesinov («Shkobar»), el 13 de febrero. Se usó como excusa para esta detención, una pelea en un club el diciembre pasado. Durante la pelea, varios de los seguratas del club, que declararon abiertamente su actitud neonazi, resultaron heridos. Los policías actuaron como de costumbre, y sin pensar más, arrestaron aquellxs cuyo pasado antifascista le era conocido a las autoridades. Esta vez fue Aleksej, quien no se enfrentaba a la represión por primera vez; su juicio del proceso contra Aleksej tendrá lugar el 18 de marzo, en el tribunal del distrito Basmannyj, en Moscú.

El 24 de febrero, otro antifascista, Anton Fatulaev, fue condenado a 4 años y 2 meses de prisión. Según las autoridades de investigación, había atacado y golpeado a siete neonazis.

En este contexto de persecuciones políticas, cabe recordar también el enjuiciamiento de los activistas Solokov y Gaskarov, debido a una acción frente al presidio administrativo de la municipalidad de Khimki, el verano de 2010 (en el marco de las acciones en defensa del bosque de Khimki, que está en peligro de deforestación, debido a la construcción de una nueva autovía).

Con esta acción simbólica nos dirigimos al público en general, diciendo que no podemos dejar a lxs politicxs ni a los agentes de policía, quienes viven a nuestras expensas, actuar de esta manera. Sobre todo, es nuestra inercia la que les da paso, y nuestro silencio el que les facilita en oprimirnos.

Con esta acción simbólica nos dirigimos a lxs antifascistas, diciendo que no se puede parar; solo las acciones directas y la postura firme contra lxs neonazis y el Estado, pueden mantener nuestras calles libres. No se puede ni olvidar ni perdonar lo que ha ocurrido. Las detenciones de nuestrxs amigxs no se deberían dar por sentadas.

Con esta acción simbólica nos dirigimos a los nazis. Pensad, ¿son la vida y la salud, ideas abstractas basadas en el odio? Vuestros objetivos son oscuros y vuestros líderes os traicionan, para beneficiarse ellos mismos.

Antifascistas de Moscú

fuentes: 1, 2

Nizhny Nóvgorod, Rusia: Llamamiento de solidaridad con los antifascistas perseguidos

¡Amigxs y compañerxs!

Nosotrxs, lxs antifascistas y anarquistas de Nizhny Novgorod (Rusia), hacemos un llamamiento a las personas concienciadas de todo el mundo. La policía política (el Centro para Combatir el Extremismo o Centro “E”) ha fabricado un caso criminal contra nuestros compañerxs. El antifascismo ha sido ilegalizado en nuestra ciudad. ¡Necesitamos vuestra solidaridad y vuestro apoyo!

http://www.youtube.com/watch?v=An5wCFdoTV4
¿Cuáles son los cargos contra nuestros amigos y compañerxs?

Cinco chicos jóvenes, amigos nuestros, se enfrentan a cargos por organizar una “agrupación extremista” bajo el exótico nombre de “Antifa-RASH”. Según nuestra iletrada policía, este extraño acrónimo responde a “Red anarhia Skinheads” y debe ser traducido al ruso de su fragmentado argot inglés por “Red anarchy of skinheads” -Roja anarquía de skinheads o cabezas rapadas- (una combinación de todos los miedos de lxs ciudadanxs ordinarixs y obedientes). Artyom Bystrov, Albert Gainutdinov, Pavel Krivonosov, Dmitry Kolesov y Oleg Gambaruk son acusados de haber formado esa supuesta organización para instigar al odio contra personas que mostrasen ideologías de extrema derecha, así como contra la gente adinerada o rica y llevar a cabo ataques contra su integridad física.

¿Por qué denunciamos que se trata de un montaje?

Las notorias tarjetas de identidad, que supuestamente demuestran que los acusados estaban involucrados en una organización extremista, se colocaron allí durante los registros policiales (durante los cuales un gran número de violaciones del procedimiento fueron cometidas, incluyendo el hecho de que la mayoría de los acusados no estuvieron presentes cuando registraron sus apartamentos). Por lo tanto, durante el registro policial del apartamento de uno de los acusados, que no estaba en casa en ese momento, lxs testigos oficiales (que son requeridxs para estar actuando conforme a la legislación rusa en un registro) se sentaban fuera y la puerta estaba cerrada mientras que la policía, que entraba por una ventana, hizo lo que quiso en el apartamento vacío.

Las supuestas tarjetas de identidad contienen un error ortográfico crudo (sería extraño si activistas de izquierda hubiesen escrito mal la palabra “Anarquía”). La carta con las reglas de esta “organización”, así mismo colocada allí por la policía durante sus registros, estipula una estructura jerárquica, incondicional sumisión al líder, e incluso castigos para lxs miembros desobedientes. Estas “reglas” son, por supuesto, incompatibles con las ideas de izquierdas y con los ideales de libertad e igualdad que nuestros compañeros profesan.

La segunda parte del proceso criminal, que alega supuestas acciones violentas contra neonazis, es así mismo rellenada con montajes y contradicciones. Pavel Krivonosov y Artyom Bystrov tienen herméticas coartadas para el momento en el que supuestamente fueron agredidxs lxs ultraderechistas, y la mayoría de las víctimas no les identificó como sus agresores. En cuanto al asalto al neo-nazi Dmitry Redkin por los antifascistas Oleg Gambaruk y Dmitry Kolesov (un cargo que ambos confesaron) se trató de una bronca ordinaria en los exteriores de un bar que nada tuvo que ver con una acción política premeditada. Seguir leyendo Nizhny Nóvgorod, Rusia: Llamamiento de solidaridad con los antifascistas perseguidos