Archivo de la etiqueta: Thomas Meyer-Falk

Atenas: Pintadas por la Tierra y lxs presxs anarquistas de larga condena

Algunas de las pintadas realizadas unos días antes del mitin anarquista del 11 de junio en varias zonas del centro de Atenas. La lucha continúa: LIBERTAD A LA TIERRA – FUEGO A LA PRISIÓN

Destruye a todas las prisiones y la sociedad que las necesita
Marco Camenisch a la calle
Libertad para los rios y las montañas, fuego a las máquinas del progreso
Claudio Lavazza a la calle
Destruye a la ciudad – Libera tu mente
Michael Kimble a la calle
Negación total de la civilización, fuego al encierro masivo
Thomas Meyer-Falk a la calle
Por la Tierra y contra el Capital
Por la Tierra y contra el Capital
Marius Mason a la calle
Sabotaje al sistema tecnoindustrial
 Una bala para cada Adinolfi

Una bala para cada Adinolfi
Ellos construyen, nosotrxs quemamos – Que las cenizas sean fertiles
Ellos construyen, nosotrxs quemamos – Que las cenizas sean fertiles
Resistencia salvaje a la domesticación industrial
Resistencia salvaje a la domesticación industrial
Guerra de piedras en todas partes

Seguir leyendo Atenas: Pintadas por la Tierra y lxs presxs anarquistas de larga condena

[Alemania] 17 años de prisión: Una valoración general, Thomas Meyer Falk

akte6 de junio de 2013

Tras haber estado encarcelado casi 17 años seguidos, me enviarán a «detención preventiva» el 8 de julio de 2013 (Sicherungsverwahrung, término usado en Alemania para la “detención de seguridad” de lxs reclusxs que han completado toda su condena, pero se les considera un riesgo para la “seguridad pública” y, por ello, se les mantiene encarceladxs después del final de la pena), por lo que quiero aprovechar el periodo final de mi sentencia a prisión para escribir una especie de valoración general.

Fase de aislamiento

Aunque este término se siga usando hoy en día, especialmente, en el sistema de justicia alemán, la noción de aislamiento (régimen de incomunicación) era más común en los años 70 y 80. Por ejemplo, Günther Finneisen estuvo en completo aislamiento durante 15 años consecutivos en el Penal de Celle. En mayo de 2013, Peter Wegener cumplió 18 años de encierro, todos ellos en el módulo de aislamiento.

Mi encarcelamiento comenzó en el módulo de aislamiento de Stuttgart-Stammhein, luego, en 1998 estuve en Straubing (Baviera) un par de meses. Después de defenderme a mí mismo, de forma efectiva, en los tribunales contra el cambio a Straubing, me enviaron al Penal de Bruchsal (Baden-Wurtemberg) hasta mayo de 2007. Desde esa fecha he permanecido en “régimen regular” (Normalvollzug), por lo que podía ver a otrxs prisionerxs en el patio, hacerles visitas en sus celdas y ellos en la mía.

Bueno, ¿qué es el aislamiento? Lxs que se encuentran en aislamiento tienen que estar solxs y no pueden ver a otrxs prisionerxs. Hasta a los carceleros solo los ves cuando te llevan al patio o las duchas, o cuando te pasan la comida por la rendijita de la puerta de la celda. Según las condiciones locales, puede que no haya ni radio ni televisión con la que poder distraerte o tener algo de información. Las visitas de amigxs y familiares son muy restringidas: puedes verlxs a través de un cristal antibalas (como en las películas de EEUU) y los carceleros están presentes y escuchan cada palabra. Se leen las cartas que se envían y que se reciben y, a veces, la administración de la prisión las copia para archivarlas. También se anota en una lista la dirección del destinatario y del remitente.

Antes y después de las visitas, a lxs presxs se les cachea de arriba abajo, con desnudo integral incluido (aunque el preso no pueda, ni se le permita, tener ningún contacto físico con lxs visitantes). Esto también pasa antes y después de salir al minúsculo patio, coronado con alambre de púas. Lxs presxs en este tipo de aislamiento ya no son seres humanos, sino fuentes potenciales de peligro; más bien, pedazos de carne a los que se les transporta de aquí para allá bajo vigilancia y control absolutos.

Las celdas de aislamiento tampoco es que sean suites de lujo: todo está desolado, atornillado firmemente y, básicamente, de metal. Está prohibido tener tu propia ropa, por supuesto, y los demás objetos personales (bolígrafos, papel, fotografías) se reducen al minimísimo. Así se vive durante años y décadas completas, no es una cuestión de días o semanas. El caso mencionado antes de Günther F. lo calificó de “escandaloso” el Dr. Feest en sus comentarios a la ley carcelaria.

La llamada “privación” (la prohibición de cualquier tipo de estímulo o contacto con otras personas) tiene efectos perjudiciales inevitables, tanto físicos como psicológicos. Algunxs prisionerxs retenidxs en aislamiento tienen depresiones y hay intentos de suicidio, básicamente porque no soportan la soledad, la ausencia completa de alguien más. Estas personas sólo consiguen aguantar esta situación con sustancias psicotrópicas. Lxs hay que son más fuertes, más resistentes a la carga psicológica, pero también se ven afectadxs por estos efectos dañinos.

A pesar de que ya llevo 6 años en “régimen regular” (lo que quiere decir que la celda está abierta dos horas y media al día entre semana y cinco horas y media, los fines de semana, para poder ver a otrxs presxs), sigo prefiriendo limitar mis interacciones a unx o dos prisionerxs a la vez por razones específicas, ya que cuando hay mucha gente a mi alrededor hay demasiados estímulos para poder gestionarlos. Lxs que han tenido que vivir solos durante mucho tiempo, acaban acostumbrándose a ese tipo de circunstancias de tal manera que ciertos mecanismos también adquieren una realidad independiente. De este modo, algunos de los problemas consisten en capacidad reducida para asimilar lo que alguien dice o para concentrarse en una conversación cara a cara.
Seguir leyendo [Alemania] 17 años de prisión: Una valoración general, Thomas Meyer Falk

Madrid: Evento solidario con anarquistas presxs de larga condena

El sábado, 11 de enero, se realizará en el CSO La Gatonera, ubicado en la calle Amistad, nº9 del barrio de Carabanchel, Madrid, un evento solidario con lxs anarquistas presxs condenadxs a penas de larga duración alrededor del mundo.

Nos encontramos a las 18:30 horas para la charla contrainformativa, con el fin de dar a conocer algunos de los casos de nuestrxs hermanxs que se enfrentan, desde muchos años, al encierro en las mazmorras democráticas de diferentes Estados. Concretamente, se presentarán los casos de Claudio Lavazza, Gabriel Pombo Da Silva (presos en el Estado español), Marco Camenisch (preso en Suiza), Thomas Meyer-Falk (preso en Alemania), Marie Mason y Eric McDavid (presxs en los Estados Unidos), y José Miguel Sánchez Jiménez (preso en Chile). Seguirá un debate libre sobre el fortalecimiento y la extensión de los lazos solidarios mediante estructuras de contrainformación y apoyo de facto a lxs presxs de la guerra social.

Luego, cafeta solidaria y bocatas veganos para matar el hambre.

Queremos hacer de este encuentro una oportunidad para romper el silencio con el que intentan sepultar a lxs presxs anarquistas, difundir sus palabras y propagar la lucha con todos los medios posibles contra la sociedad carcelaria y los que la sostienen.

Por cierto, se trata de un evento autoorganizado, para el que contamos con vuestro apoyo, tanto a nivel de presencia física y participación activa, como también mediante el aporte libre para el bote solidario con lxs compas presxs.

¡Presxs a la calle! ¡Calles para la insurrección!

Contra Info

Egaleo, Atenas: Pancarta en solidaridad con Thomas Mayer-Falk

En el marco del llamamiento a acciones contra la represión, el 7 de agosto, colgamos una pancarta en el cruce de las avenidas Ieras Odos con Thivon, en el barrio de Egaleo, en solidaridad con Tomas Mayer-Falk, preso político RASH, recluso en las celdas de la democracia alemana. La pancarta reza en alemán «¡Libertad para Tomas Mayer-Falk y todxs lxs ilegalistas políticxs!»