Contacto

Para contribuir con traducciones, revisiones y/o material original para su publicación, tal como actualizaciones desde las calles, comunicados de acciones directas, textos por compas presxs o perseguidxs, llamados, revistas, folletos, artículos de opinión, etc.: contrainfo(at)espiv.net

La Escuela Politécnica después de la rebelión de 1973: una crónica breve

1974. El Sistema político decide celebrar elecciones el día 17 de noviembre. Se celebran dos marchas: una el 15 de noviembre por el Partido «Socialista» (PASOK) y el Partido «Comunista» (KKE), y otra el 24 de noviembre por la Izquierda Extraparlamentaria y la mayoría de las asambleas de estudiantes. En el 15 de noviembre circula un panfleto en 4.000 ejemplares, dirigido a los «compañeros esclavos asalariados», denuncia el espectáculo político de las elecciones y concluye que «la humanidad será feliz solo cuando el último capitalista sea ahogado con las tripas del último burócrata». El comité organizador de la concentración del 15 de noviembre hace un abuso tremendo de los altavoces de la Escuela Politécnica para acusar a los anarquistas de distorsión de la lucha y para llamar a su aislamiento.

1975. Queda establecido por el régimen de la democracia parlamentaria de la transición el aniversario de la rebelión de la Escuela Politécnica como una fiesta nacional. En panfletos de grupos anarquistas la rebelión se asocia con una serie de acciones de contra-violencia revolucionaria (ataque al Ministerio de Orden Público, incendiado de bancos, participación activa de obreros y luchadores, etc) y con la auto-organización de los insurgentes.

1976. Grandes movilizaciones huelguistas en todas partes, con enfrentamientos masivos con la Policía y paralización de la economía. La propaganda estatal reproduce la del Partido Comunista en 1973 y habla de «provocadores que participaron en la rebelión de 1973». En los panfletos anti-autoritarios repartidos el 17 de noviembre se denuncia la difusión de rumores de provocadores, la explotación y el uso tendencioso de la rebelión del noviembre de 1973. El gobierno prohíbe que la marcha llegue hasta la Embajada de EE.UU. y la Asociación de Estudiantes Universitarios (EFEE) se compromete con una marcha hasta la plaza mayor de la Constitución (Síntagma).

1977. Pogromo de detenciones y de encarcelamientos de anarquistas así como de gente de extrema izquierda. El aniversario se traslada al 27 de noviembre, en el marco de la política del olvido y de la deshinchazón de la lucha, sin embargo, un grupo de compañeros el 17 de noviembre realiza una concentración en la Escuela Politécnica de Atenas contra el terrorismo del Estado y recibe una carga por los antidisturbios. El 27 de noviembre, el Gobierno prohíbe la marcha de la Asociación de Estudiantes Universitarios (EFEE). La Asociación la suspende y anarquistas y disidentes se enfrentan a los grupos de salvaguardia de la marcha que intentan manipular a la gente y cooperan con la Policía, entregándole muchos anarquistas. Se organiza una marcha, que cuando es atacada de forma provocadora por la Policía, responde con cócteles molotov, barricadas y enfrentamientos callejeros. Decenas de miles de rebeldes gritan consignas contra la vendida EFEE y permanecen durante horas en las calles con intención de enfrentarse a las fuerzas de represión. Al día siguiente los periódicos silencian el hecho, hablando de incidentes en una marcha de 2.000 anarquistas.

1978. Ofensiva organizada y alborotos de los miembros de la Juventud del Partido Comunista en el recinto de la Escuela Politécnica.

1979. En un ambiente de enfrentamiento, en la marcha del 17 del Poder los KNAT[1], el brazo largo del Poder en Grecia, entregará dos compañeros a secretas.

1980. Otra vez es prohibida la marcha hasta la embajada estadounidense y otra vez la EFEE se compromete. No obstante, la fiesta de unidad nacional y explotación de la memoria de la rebelión de 1973 será apañada por el asesinato de 2 personas (I. Kumís y S. Kanelopulu) por las fuerzas de represión, cuando la marcha de los partidos de extrema izquierda intenta romper el cordón policial en el centro de Atenas, en la plaza de Síntagma. Miles de personas entran en la Escuela Politécnica y celebran una asamblea. Desde el exterior del recinto, los maderos disparan hacia el interior de la Universidad. A pesar de la incitación de los anarquistas a la acción directa, la mayoría izquierdista decide la celebración de una asamblea el día siguiente, dando la oportunidad al “ejército” de los KNAT de ponerse en fila y sustituyendo a la Policía a llevar a cabo otra intervención y represión del movimiento.

1981-1984. Después de la victoria del PASOK en las elecciones de 1981, el movimiento anarquista no tenía ilusiones de que pasamos pacíficamente al socialismo. En el panfleto repartido en la marcha de 1981 se cita: «Rechazamos el mundo de la esclavitud asalariada y de la cultura que ha dado lugar a la castración de nuestros deseos y la perpetuación de la miseria y la soledad. Estamos decididos a tomar nuestras vidas en nuestras manos». El 17 de noviembre de 1983 se realiza un ataque a las oficinas del periódico del Partido Comunista Rizospastis y la a Cámara Técnica. Una de las consignas pintadas es «El Partido está matando a los obreros polacos». En 1984, después de los pogromos consecutivos de la Policía en el barrio de Exárjia, se organiza un concierto  que será prohibido por el rector «progresista».

1985. Un asesino profesional del grupo antidisturbios llamado Melistas asesina fuera de la Escuela Politécnica de Atenas al quinceañero Mijalis Kaltezas, disparándolo en recto y desde atrás. De inmediato se procede a una ocupación de la vecina Facultad de Química y durante toda la noche se dan enfrentamientos callejeros con los antidisturbios, policías secretos y paraestatales del gobierno del PASOK. Al día siguiente se procede al levantamiento del asilo y a la evacuación de la Facultad de Química por la Policía. Se procede a la ocupación de la Escuela Politécnica y en una asamblea grande se decide realizar una marcha por el centro de Atenas. La carga contra la marcha, es sucedida por enfrentamientos con policías, fascistas y paramilitares fuera de la Escuela Politécnica. La resistencia organizada de los compañeros y el enfrentamiento directo de la gente con las fuerzas de represión a pesar del clima de terrorismo, sentaron las bases de la creación de un amplio frente anti-autoritario en la sociedad.

1988-1989. En 1986, en un ambiente de terrorismo, la pequeña marcha anarquista, con el paso del tiempo se va agrandando y llega a 5.000 personas, rompiendo el terror en las calles. Una vez acabada la marcha, son desarmados y pegados dos policías secretos que habían intentado colarse en la marcha. En 1987, la marcha está dedicada a los presos políticos anarquistas. La calle Stournari que recorre el lateral de la Escuela Politécnica se renombra simbólicamente calle de Mijalis Kaltezas. Compañeros atacan a esbirros de partidos políticos y secretas mientras protegían a sus patrones al rendir ellos homenaje a los muertos de la rebelión de 1973  dentro del recinto de la Universidad. El bloque anarquista es aún más numeroso que él de 1986. Una vez más, secretas se cuelan en la marcha, son identificados y tratados como se lo merecen. El 23 de septiembre de 1988 el asesino Melistas es absuelto. La Escuela Politécnica durante dos días está ocupada y en el barrio de Exárjia se dan unas verdaderas batallas con las fuerzas de represión y con su largo brazo, los fascistas paraestatales a los que el Poder llama «ciudadanos indignados». Los medios de desinformación chillan con histeria de vitrinas rotas. Los compañeros que se encuentran dentro del recinto de la Escuela Politécnica saldrán de él en una marcha de solidaridad de más de 1.000 personas. En un comunicado de la ocupación se cita, entre otras cosas: «Pero cuando deje de escucharse toda resonancia de los últimos acontecimientos y los lloriqueos de los daños y de las » barricadas carísimas» y los indolentes agentes evalúen las ganancias de la especulación, nos comprometemos a sacarles de nuevo a sudar en las calles, tratando de apaciguar las consciencias ardientes y las intenciones violentas de la gente». En la marcha del 17 de noviembre grupos antidisturbios y KNAT en común se esfuerzan por reprimir al bloque anarquista.

1990-1991. En el 26 de enero sale la sentencia definitiva de la absolución del asesino Melistas. Miles de personas se reúnen fuera de la Escuela Politécnica y estallan fuertes enfrentamientos cuando unos grupos de anarquistas y anti-autoritarios atacan con cócteles molotov contra escuadrones de antidisturbios. Continuados los enfrentamientos, los compañeros entran en la Escuelas Politécnica y proceden a su ocupación, para usarla, como se indica en el comunicado de la asamblea general, «como un espacio de contrainformación y como un punto de reunión de las fuerzas sociales y de clase, cuyos intereses están en los antípodas de los de la Soberanía». El ministro de Orden Público habla de daños dentro del recinto de la Escuela Politécnica  y los medios de desinformación reproducen su histeria de terror. El comunicado de la asamblea, tras contestar analíticamente, concluye: «Nos culpan pues, como culpaban entonces a otros ocupantes del mismo lugar en 1973…». La propaganda del Poder va a continuar. El Ministro da a la publicidad 20 nombres de personas a quienes él llama «líderes» de la Ocupación. Muchos de ellos ni siquiera participan en la Ocupación. La asamblea contesta antes incluso de que se publiquen que si el Ministerio de Orden Público tiene en su posesión veinte nombres de supuestos «líderes», ¡la Ocupación tiene cuatro mil nombres de ocupantes!

El 2 de febrero se realiza una marcha organizada de más de 2000 ocupantes y solidarios, desde la Escuela Politécnica al centro de Atenas, salvaguardando al mismo tiempo el recinto de la Escuela Politécnica. La Ocupación ha advertido que si se provoca, va a responder con dinamismo. A pesar de su «plena prontitud», la marcha acabará pacíficamente en el recinto de la Escuela Politécnica. Tal vez se trate de la única marcha anarquista masiva que no ha sido acercada por Policía y secretas. A la cabeza de la marcha, en la pancarta, la respuesta codificada al Gobierno de aquel entonces, que marcará aquella generación y no sólo: «Somos la flor de la juventud griega».

Para romper la ocupación, se pusieron en pie de guerra los jefes de las asociaciones de estudiantes partidistas junto con el régimen del profesorado universitario. La Ocupación «abre» el 5 de febrero para las asambleas de los estudiantes. Los profesores entran sólo por alguna razón específica y escoltados por miembros de la salvaguardia de la Ocupación. Los aproximadamente 100 líderes de las asociaciones de estudiantes partidistas que están esperando fuera, se quedan boquiabiertos cuando son recibidos de forma organizada por más de 1.000 ocupantes. Muchos compañeros en los tejados y las azoteas de los edificios de la Escuela están esperando «bien preparados» a los invasores, mientras que los que los reciben a la puerta de la calle Sturnara les advierten que al menor descuido por su parte, la Ocupación está lista para responder. Desde la azotea de un edificio en la vecina calle Solomú, donde las oficinas del periódico de la juventud del partido «comunista», se sacan con teleobjetivo fotos de compañeros. Algunos verán los próximos días estas fotos en la portada de dicho periódico, así como en otros lugares … El 8 de febrero se pone en pie de guerra la burocracia sindical. ¡La Confederación Nacional de Obreros de Grecia (GSEE) llama a los trabajadores a iniciar movilizaciones que convenzan a los ocupantes de que la gente no está a su lado! Al día siguiente la GSEE, una minoría de la Asociación de Estudiantes Universitarios (EFEE), las Autoridades del Rectorado, profesores y otros de la misma condición logran reunir a unas 150 personas. La Ocupación, con un comunicado suyo, agradece «¡al pueblo de Atenas, que ignoró la detestable reunión de los jefes del sindicalismo oficialista y los condenó al olvido!». El 12 de febrero se pone fin a la ocupación más larga y quizá más edificativa en la historia del movimiento anarquista/anti-autoritario. La conclusión del comunicado es indicativa: «Nunca dijimos que hicimos nuestra revolución en la Escuela Politécnica. Simplemente intentamos hacer pública nuestra denuncia, así que la sociedad acabe diciendo “Basta ya con la violencia estatal” y lo conseguimos … Os prometemos que continuaremos las ocupaciones en todas partes y cuando sea posible. Nosotros, la flor de la sociedad griega».

Somos la flor de la sociedad griega

Enero de 1991. Asesinato del profesor izquierdista Temponeras por matones del gobierno del partido de la “Nueva Democracia” y  manifestaciones estudiantiles increíblemente combativas y masivas, en Atenas y en toda Grecia. El 10 de enero después de una enorme manifestación, estalla una verdadera batalla con la Policía en las calles del centro, con una presencia masiva de gente hasta bien entrada la noche. Se realiza una ocupación de la Escuela Politécnica y los enfrentamientos callejeros no paran hasta la mañana siguiente. El día siguiente, miles de jóvenes rebeldes, la flor de la juventud griega, incendiarán las oficinas del partido de la Nueva Democracia en el centro de la ciudad. Los enfrentamientos siguen durante todo el día y toda la noche. Un pequeño «diciembre», 17 años antes del grande. El 24 de octubre en una manifestación de estudiantes, cerca de la plaza mayor de la Constitución (Síntagma) comienzan enfrentamientos por todo el centro de Atenas. En la ocupada Escuela Politécnica muy tarde por la noche es incendiado el edificio del rectorado por el escuadrón de maderos que estaba frente a él. El rector de aquel entonces Markatos procede al levantamiento del asilo universitario, la Policía invade y detiene a 27 personas. En la marcha del 17 de noviembre, el ambiente está muy cargado. Todas las asociaciones juveniles partidistas, secretas, grupos antidisturbios y KNAT coexisten y colaboran para marginar a los «conocidos-desconocidos» y «provocadores». Después de los acontecimientos del ´90-´91, esta coexistencia va a ser el comienzo de la salvaguardia organizada y coordinada de la legalidad burguesa por todos sus defensores, una legalidad que experimentamos hasta hoy.

1992-1993.  De ahora en adelante en el aniversario del 17 de noviembre el movimiento anarquista estará enfrentado con los grupos de salvaguardia de la Escuela Politécnica por la EFEE por dentro y por la Policía por fuera. Los primeros enfrentamientos con la EFEE, los KNAT del partido comunista y los grupos antidisturbios juntos se dan en estos años.

1994. A la mañana del 17 de noviembre a la Policía invade simultáneamente muchas ocupaciones y realiza muchos arrestos. Durante los discursos de los representantes de asociaciones, sindicatos y partidos oficialistas en la Escuela Politécnica, es ocupada la megafonía por compañeros y se empiezan a transmitir mensajes de solidaridad con los detenidos. Se da a conocer que la ocupación terminará sólo cuando se liberen todos los detenidos. Más de 2.000 personas se reúnen y se quedan en el recinto de la Escuela Politécnica, sin participar en la marcha establecida, la cual está a punto de no celebrarse. Entre ellos,  grupos de estudiantes de la Facultad de Arquitectura, de Bellas Artes, de Química, quienes permanecieron en el recinto, en solidaridad con la lucha de los ocupantes, y muchos más que al principio estaban reunidos en el recinto de la Escuela Politécnica con el fin de participar en la marcha, pero decidieron quedarse en la Ocupación. Finalmente, el Estado para calmar la situación, comienza a liberar a los detenidos y hasta bien entrada la noche, serán liberados todos. No obstante, eso no fue suficiente para que los ocupantes se retiraran y hubo enfrentamientos con maderos y fascistas.

1995. En el 15 de noviembre hay conflictos en el recinto de la Escuela Politécnica entre anarquistas por un lado y  grupos antidisturbios de la Policía y grupos de la salvaguardia del PASOK y del Partido Comunista (KNAT) por otro lado. En el 17 de noviembre, un poco antes del inicio de la marcha, en el ámbito de su práctica estándar que continúa hasta hoy, la guardia civil informal que se auto-denomina salvaguardia, cierra las puertas de la Escuela Politécnica. Tras unos enfrentamientos se verá obligada a abrirlas. Más de 2.000 personas permanecerán dentro de la Escuela Politécnica ocupándola. Los antidisturbios cargan contra la marcha y muchísima más gente se refugia en la ocupada Escuela Politécnica. Seguirán conflictos, principalmente a las puertas del recinto de la Universidad, tanto con maderos como con fascistas, mientras que por encima de la Escuela Politécnica que está «ahogada» de gases lacrimógenos está volando un helicóptero de la Policía participando en el ataque. Mientras tanto, los medios de desinformación ponen en marcha una campaña durante toda la noche con transmisiones en vivo, preparando a la «opinión pública» para lo que suceda. ¡Un canal de televisión organiza una votación sobre el tema del levantamiento del asilo universitario! A la madrugada el rector Markatos dará de nuevo su consentimiento como rector para la eliminación de asilo. Sí, se trata del mismo perejil, asiduo de los programas televisivos, que se auto-presenta hasta ahora en los programas de la tele como defensor del asilo. La policía invade la Escuela Politécnica y detiene a más de 500 de los ocupantes que habían tomado la decisión de quedarse dentro hasta el final, reunidos en el patio. Se trata de la más masiva de las operaciones de detención y detección del movimiento anarquista/anti-autoritario por las Autoridades.

1996. La Escuela Politécnica y el centro de Atenas se han convertido en fortalezas, guardadas por la conocida ya guardia civil y por 20.000 maderos y policías secretos. En la marcha no hubo incidentes. Después del fin de la marcha, los antidisturbios impidieron a los de la cola llegar a la Escuela Politécnica.

1997. El Partido Comunista se ha encargado de garantizar la imposición del orden. Dos veces compañeros se enfrentarán contra los KNAT en la calle Patision que pasa por la Escuela Politécnica y cerca de la entrada principal.

1998. No se va a formar un bloque anarquista. El bloque que acaba formándose de forma espontánea durante la marcha, es atrapado entre grupos de represión partidistas por un lado (Partido Comunista) y estatales por otro lado, y recibe una carga cruel y coordinada por ambos grupos al mismo tiempo. Muchos heridos y detenidos.

1999-2001. Mientras que en 1999 y en parte en 2000 no se formaron bloques anarquistas y la milicia de todo tipo está festejando, en 2001 la cosa es algo diferente. Desde el 15 de noviembre hay una fuerte presencia política de anarquistas en la Escuela Politécnica y por la noche se atacó a los matones del Partido Comunista. La presencia del bloque anarquista dos días después es pequeña y se forma fuera del recinto de la Universidad. Los resultados de la represión de la «salvaguardia» ya son visibles.

2002-2004. En un clima de represión, el 17 de noviembre el bloque anarquista se va formando durante la marcha. Dos días antes han antecedido otra vez enfrentamientos con antidisturbios y los KNAT. El bloque no llega entero y unitario a la embajada de EE.UU. después de enfrentamientos a mitad del camino. En el año 2003 de nuevo se dan escaramuzas con la milicia partidista, y en 2004 la Escuela Politécnica ocupada funciona como un espacio auto-organizado, un núcleo de contrainformación y de resistencia directa sin intermediarios a los planes de los dominadores. La marcha se celebrará rodeada de forma asfixiante por numerosas fuerzas policiales.

2005. La noche del 10 de mayo de 2005, anti-autoritarios y anarquistas que se reunieron en la Escuela Politécnica para asistir a una charla, se fijaron en dos guardias armados de dos diputados del PASOK que participaban en un evento en el edificio Gini. Al echar a los maderos, se dio una pelea y uno de ellos se puso a disparar, a veces en el aire, a veces apuntando, hiriendo a un compañero en la pierna. Casi inmediatamente llegaron antidisturbios y siguió un conflicto con compañeros en la calle Sturnari. La Escuela Politécnica fue ocupada y tres miembros del PASOK, sus escoltas y otro político se quedaron atrapados durante horas en manos de los ocupantes, los cuales salieron a la madrugada, de forma organizada, hacia la plaza del barrio de Exárjia.  Por la tarde del 17 de septiembre, en la esquina de la avenida Patision con la calle Stunari, fuera de la Escuela Politécnica, anarquistas cortaron los candados puestos en las puertas de la Universidad y la utilizaron como base para atacar con cócteles molotov, piedras y tablas contra las fuerzas de la Policía que se habían desplegado, protegiendo la concentración de 150 neo-nazis en la vecina calle Solomú.

2006. Los antidisturbios causan incidentes y manchan con sangre la marcha de la Escuela Politécnica. Una vez finalizada, el estado policial obró junto con sus lacayos, los grupos de la milicia del PASOK, y todos juntos colaboraron a la perfección en el exterminio de anarquistas e izquierdistas. Entre otros incidentes, el 17 de noviembre sucedió una violación del asilo universitario-que pasó desapercibida por los medios de desinformación- por uniformados que acamparon en los Propileos de la vieja Universidad.

2007. Se impone la ley marcial y  toque de queda. Se cortan las calles del centro de Atenas y se pone cerco al recinto de la Escuela Politécnica. Queda «protegido» …para evitar una ocupación por los «300 provocadores»(detalles aquí). A su alrededor están alineados los grupos antidisturbios y dentro de ella los grupos de la bien conocida salvaguardia. En la marcha, el bloque anarquista, bajo la vigilancia asfixiante de la policía a duras penas se las arregla para llegar a la embajada de EE.UU. Es obvio que mientras la milicia obre despreocupada, seguirá explotando y apropiándose de la memoria de la revuelta de la Escuela Politécnica, e imponiendo el orden del régimen, hasta que reciba la respuesta que se merece.

2008. El 6 de diciembre dos policías, guardias de las fuerzas asesinarán a Aléxandros Grigorópulos en una calle peatonal del barrio de Exárjia. La movilización de la gente será increíblemente rápida. Un poco más tarde en la Escuela Politécnica y las calles circundantes estallará la rabia de las miles de personas que se reunirán en el centro de Atenas. Los enfrentamientos serán de una vehemencia tremenda y durarán casi toda la noche. Al mediodía siguiente, en el cercano Museo Arqueológico dará comienzo una de las marchas más combativas del movimiento. Durante todo el día y toda la noche se estarán dando enfrentamientos con la Policía. Es el comienzo de la rebelión de diciembre. La Escuela Politécnica será ocupada por la juventud desenfrenada de Atenas. Lejos de salvaguardias partidistas y explotaciones, va a funcionar de nuevo como un espacio auto-organizado y una base de las manifestaciones y los enfrentamientos con la Policía y las fuerzas de la Soberanía. En vez de epílogo, un pequeño extracto de un comunicado de la Ocupación de aquel diciembre tan cercano: «En las barricadas, en las ocupaciones de universidades, en las marchas y las asambleas, mantenemos viva la memoria de Aléxandros, de Mijalis Kaltezas y todos los compañeros que han sido asesinados por el Poder, agudizando la lucha por una sociedad sin amos y esclavos, sin policías, los ejércitos, cárceles y fronteras.

Somos una imagen del futuro

http://www.youtube.com/watch?v=w7xc40znj78&feature=player_embedded
Fuentes:
y la memoria de los que hemos vivido algunos de estos acontecimientos, compañera nuestra para siempre.

[1] Juego de palabras entre la palabra MAT (los iniciales de los grupos antidisturbios) y KNE (los iniciales de la Juventud del Partido Comunista), llamada de esta manera de aquí en adelante en el texto.

Deja un comentario

Puede utilizar estas etiquetas HTML

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>