Contacto

Para contribuir con traducciones, revisiones y/o material original para su publicación, tal como actualizaciones desde las calles, comunicados de acciones directas, textos por compas presxs o perseguidxs, llamados, revistas, folletos, artículos de opinión, etc.: contrainfo(at)espiv.net

Porto Alegre, Brasil: Nuestro País Es El Mundo

¡Mi país es el mundo!

recibido 8/10/17
La broma de mal gusto que es el movimiento “O Sul é Meu País” (El Sur Es Mi País) realizó una vez más una supuesta “consulta popular” (de la cual en realidad sólo participan los propios separatistas) en algunas ciudades de los estados que componen su sueño de nuevo país.

Hoy hemos estirado un lienzo en una concurrida avenida de Porto Alegre con las palabras “O Mundo é o Meu País!” (¡Mi país es el mundo!). Queremos recordar a todas las personas que ningún país, nuevo o antiguo, podría ser la solucción de nuestros problemas o ofrecer la libertad que queremos! Por el contrario, más fronteras restringen aún más la libertad de las personas. Principalmente en un país fundado en base a nociones bairristas y eurocéntricas.

Esas fronteras recién inventadas permiten pintar como enemigo quien se encuentra del lado de allá de la línea, y así controlar a todxs nosotrxs aún más (y mandarnos para guerras infundadas). En el caso del movimiento “O Sul é Meu País” (El Sur Es Mi País) se crea ese enemigo al colocar los estados del sur como explotados por los estados más al norte. Llegan al punto de decir que los estados del sur son como una colonia del resto del país. Esa visión míope genera un chivoe expiatorio y ofusca a los reales responsables de la escasez y la crisis.

Capitalizando en la cresciente repulsa a la política partidaria, el movimiento se equilibra en una cuerda floja al declararse apartidario, buscando parecer neutro. A pesar de eso, sus liderazgos no logran ocultar sus tendencias neoliberales y de derecha, bordeando el fascismo. De hecho, la independencia del sur es incluso una pauta de movimientos neonazis.

Los defensores de la separación de los tres estados del sul afirman que “Brasília no nos representa”, pero quieren substituirla por otro gobierno que, como todo gobierno, es una hierramienta para controlar y oprimir a la población.
Si, Brasília no nos representa, pero Piratini (capital de ese nuevo país) también no nos representa. Nadie nos representa. ¡Somos ingovernables!

¡Ningún país más! Por el fin de TODAS las fronteras!

en portugués, inglés

Leave a Reply

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>