[Estado Español] VII Marcha contra la prisión de Ponent

Recibido el 16/01/2020:

Bon dia!

Ja tenim cartell de la VII MARXA DE TORXES CONTRA LA PRESÓ DE PONENT, que es realitzarà el proper dissabte 25 de gener.

Començarem a les 16’00h amb una taula rodona sobre desatenció sanitaria a les presons. Participaran Gonzalo Tejerina Lobo (metge del col.lectiu Solidarios de la Sanidad), grup anticarcerari “Fuig” (Barcelona), i Noa Prieto Molina (ex presa). A les 19’00 s’iniciarà la manifestació, amb sortida des de Plaça Europa. I al finalizar la marxa hi haurà actuació de Titeres desde Abajo, sopador vegà i concert amb Lxs Duendes del Parque.

Si teniu algun dubte, o voleu venir i necessiteu lloc per dormir, podeu contactar-nos. Una abraçada!! Foc a les presons!

*Aquest cartell no està en qualitat per imprimir. Si algú el necessités en qualitat d’impressió que ho comenti i li passem.

//suportpresxslleida.noblogs.org/

Por séptimo año nos volvemos a preparar para la Marcha Contra la Prisión de Ponent. Hacemos esta marcha contra el Centro Penitenciario de Ponent porque es lo que tenemos en la ciudad, pero no queremos focalizarnos únicamente en la cárcel de Lleida, sino que tenemos en mente todos y cada uno de los centros de reclusión que llenan el territorio catalán y del Estado español. Las cárceles son centros de tortura, donde se invisibiliza a las personas, donde se las intenta anular y despojar, humillar, infantilizar, callar, subordinar. Donde se las droga, se las veja, se las maltrata y se las quiere aplastar emocionalmente. Donde se las mata, ya sea empujándolas al suicidio, a base de palizas, de sobredosis, de negligencias médicas, de negar un tratamiento, de dejar que se apaguen lentamente o en la desesperación. Las cárceles están hechas para aislar, cerrar, controlar y destruir a las personas.

El sistema en el que vivimos necesita tener este mecanismo de control social para castigar a quien rompe sus normas, y amenazar al resto por si piensan en romperlas. O simplemente para ocultar aquellas personas que no cumplen las expectativas sociales y económicas de la sociedad capitalista, para así utilizarlas como clientes de su negocio más oscuro. Las cárceles son instrumentos para mantener el orden establecido, son la ultima consecuencia para las pobres, disidentes, marginadas o excluidas por este mismo sistema depredador. Son la parte física y visible de todo una red de violencia y terror estatal: castigos, jueces, policía, identificaciones, multas, leyes, controles, chantajes, amenazas … Nosotras no creemos ni queremos este sistema de dominación, no creemos ni queremos esta vida miserable que nos ofrecen, no creemos ni queremos esta compleja maquinaria que nos quiere someter.

No creemos en las prisiones ni las queremos.

Es por ello que nos oponemos a estos centros de exterminio y al engranaje del que forman parte. Y es por eso que nos posicionamos junto a aquellas que el Estado ha secuestrado y que pretende hacer desaparecer entre cuatro paredes, ya sea por oponerse a este sistema o para intentar sobrevivir dentro de él. Junto a aquellas que están separadas por muros de cemento, concertinas, torres, rejas y cristales. Creemos en el apoyo mutuo y en la solidaridad, en una lucha común dentro y fuera de estas frías paredes. También dentro hay muchas personas que lo creen, y por eso luchan no sólo para seguir vivas, sino para seguir siendo ellas mismas y para hacer frente a este monstruo. Personas que chillan, denuncian y levantan la voz. Que hacen crecer una semilla de vida, rebeldía y esperanza. Un ejemplo de ello son los presos y presas de todo el Estado que desde el pasado 1 de septiembre están llevando a cabo una huelga de hambre rotativa y coordinada, para denunciar la desatención sanitaria y las muertes en prisión, y para exigir la excarcelación de las personas presas con enfermedades graves.

Cada año que pasa tenemos más motivos para volver a salir a las calles, organizar la rabia y romper la normalidad. Para encender las antorchas y apagar el silencio. Para decir a las compañeras presas que no están solas, y para resquebrajar un poco más los muros.

Os esperamos el sábado 25 de enero en la VII Marcha de Antorchas contra la cárcel de Ponent.