Persecuciones políticas en el Conservatorio Estatal de Tesalónica


El viernes 18 de febrero, dos estudiantes del Conservatorio Estatal de Tesalónica recibieron dos órdenes de citación por parte del Tribunal de Delitos Menores de Tesalónica, para «dar explicaciones acerca de la ocupación». En las órdenes no se aclara a que ocupación se refiere. Cabe señalar aquí que la Asociación de Estudiantes ha procedido a cuatro ocupaciones desde el mayo de 2010 y a varias movilizaciones, con demandas de carácter económico, administrativo y educativo.

No se sabe si ha terminado ya el proceso de las citaciones, ya que todavía no tenemos el relativo informe en nuestras manos. Dichas citaciones se realizan después de unas acciones por parte de un miembro o de miembros de la Junta Directiva del Conservatorio (pues su Presidente, Jarálambos Lefakis, ha admitido que ha facilitado datos al fiscal) en el ámbito más general de la conversión en blanco de la acción sindical de la Asociación de Estudiantes.

Con el aparato del Estado intensificando los esfuerzos de represión de los fragmentos luchadores de la sociedad, se pretende su criminalización en la conciencia común, a través de procesos judiciales y jurídicos.

Recurren a detenciones y persecuciones, poniendo a personas en el punto de mira-de manera aislada y ejemplar- por sus acciones de carácter colectivo. Cuando los vástagos del Poder estatal demandan a luchadores, cuando la patronal nos chupa el dinero del bolsillo, cuando la acción sindical es criminalizada, cuando aumentan en progresión geométrica las motos de la Policía y no las libertades sociales, cuando la Justicia estatal actúa contra la justicia los luchadores, cuando la fanfarria nacionalista intenta pisotear los residuos de vida de los inmigrantes, entonces, lo obvio es lo que determina nuestra actitud. Ninguna tolerancia a las persecuciones políticas. Quien siembra vientos recoge tempestades…

Iniciativa de Estudiantes del Conservatorio Estatal de Tesalónica

Fuente: athens.indymedia

No hay comentarios “Persecuciones políticas en el Conservatorio Estatal de Tesalónica”