Contacto

Para contribuir con traducciones, revisiones y/o material original para su publicación, tal como actualizaciones desde las calles, comunicados de acciones directas, textos por compas presxs o perseguidxs, llamados, revistas, folletos, artículos de opinión, etc.: contrainfo(at)espiv.net

Resistencia al Gran Jurado del Pacífico Noroeste: Solidaridad urgente con Steve, prófugo

support-steveNos entristece anunciar que la investigación del Gran Jurado ha recibido una extensión de 6 meses y, probablemente, terminará el 4 de marzo del 2014. Durante los últimos seis meses ha habido pocas noticias de la situación actual o la extensión de la investigación y la subsecuente represión. Las únicas noticias han sido lo que se ha señalado, el Gran Jurado continua.

Steve aun está luchando contra el Gran Jurado. Se está adaptando a vivir en una nueva ciudad, rodeado de buenxs amigxs que le inspiran y apoyan a la vez. Sin embargo, la semana pasada, Steve experimentó múltiples casos de hostigamiento: hostigamiento a un grado que él no había experimentado antes.

Hace unas dos semanas, a la 1 de la madrugada, dos policías locales se acercaron a Steve mientras caminaba hacia la tienda de la esquina, gritando su nombre y arrojándolo al auto y al asiento de atrás. Después de varios minutos de preguntas e insultos en los que Steve se mantuvo callado, el auto condujo con Steve fuera del estacionamiento. El viaje duró una hora, mientras los dos policías continuaban insultando y hostigando a Steve. El acoso y el abuso verbal fueron tanto insultos comunes como preguntas sobre su exilio forzado de Estados Unidos. Los policías fueron tan lejos como para insultarle, declarando que le golpearían y le dejarían donde nadie pudiera encontrarlo. Al final, la policía detuvo el vehículo en un parque industrial a las afueras de la ciudad. Luego, sacaron a Steve del auto y le robaron el teléfono móvil, la chaqueta, los zapatos y le vaciaron la cartera con objetos personales y dinero. Los policías lo dejaron ahí. Por suerte, Steve pudo contactar a amigxs que más tarde llegaron y lo llevaron a casa.

Desafortunadamente, solamente unos días después del incidente, la policía volvió a acosarlo. Steve iba en su bicicleta de regreso a casa, desde la casa de unx amigx, cuando se percató de que lo estaba seguiendo un coche patrulla. Los policías en el auto empezaron a gritar su nombre y a ofrecerle “otro paseo”. Steve los ignoró, pero los policías continuaron persiguiéndolo. Finalmente, los policías optaron por conducir por el carril bici y seguir detrás de Steve. En ese momento, Steve consiguió cruzar por otra área y escapar de sus acosadores. De nuevo, lxs amigxs de Steve pudieron rescatarlo y llevarlo a casa sin problemas.

Cuatro días después,  volvieron a acosar a Steve. Mientras caminaba hacia una tienda cercana a su casa, fue detenido por dos policías y puesto en la parte trasera de una patrulla policial. Lo llevaron a un estacionamiento a una media hora y lo retuvieorn en el asiento trasero del auto durante tres horas, hasta que llegó al estacionamiento un hombre desconocido, identificándose como detective y que habló con Steve. El hombre le dijo que aunque su situación jurídica en el país en el que está viviendo es legal, el FBI se encuentra trabajando para que se la revoquen. El hombre también le dijo a Steve que si no regresaba a  Estados Unidos y testificaba ante el Gran Jurado, su vida se convertiría en un infierno y que el FBI no lleva bien no conseguir lo que quiere. Le sugirió a Steve que se pusiera en contacto con los agentes del FBI que quieren hablar con él, pero le dijo que la decisión de hacerlo, en ultima instancia, es suya. Después de que el hombre se marchara, dejaron a Steve en el estacionamiento de un centro comercial a las afueras de la ciudad. Consiguió que unxs amigxs que le recogieran y le volvieran a llevar a casa.

Este último hostigamiento ha conseguido que Steve se preocupará aún más por su ya precaria situación. Aunque su situación sigue siendo legal, no se siente estable en su situación y ahora está buscando asesoramiento de abogados de inmigración. En este punto, no está nada seguro de si podrá quedarse en su nueva ciudad, o si, una vez más, deberá partir y viajar a algún otro sitio.

Steve ha estado muy agradecido y aprecia las donaciones ofrecidas hasta ahora y continua haciendo todo lo que puede para para completar sus ingresos donde se encuentra actualmente. Sin embargo, con los posibles gastos legales futuros y/o de reubicación, la situación económica de Steve se ha vuelto más inestable y estresante con esta reciente ola de intenso hostigamiento.

Te pedimos que dones lo que puedas para ayudar a Steve. Por favor, apoya a Steve y al rechazo de la investigación del Gran Jurado contra anarquistas. ¡Toma un momento de tu vida y tus recursos y muestra tu solidaridad a Steve y hazle saber que él nunca está solo!

¡Apoya a Steve!

Las donaciones son anónimas y seguras
Página de apoyo solidaritywithsteve.noblogs.org

Deja un comentario

Puede utilizar estas etiquetas HTML

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>