Archivo de la categoría: Análisis

Chile: Una reflexión crítica sobre el anarquismo en Santiago de Chile

El anarquismo es un movimiento amplio con un sinfín de interpretaciones que tienen en común los siguientes preceptos. Las y los anarquistas creemos en la libre asociación, entendida como la construcción de acuerdos libres sin intervención de jefes ni líderes. Creemos en la construcción de una sociedad horizontal en la que las personas sean equivalentes entre sí. Proponemos la tolerancia hacia los demás, ya que creemos que cada quien puede vivir como quiera mientras no sea explotando o subyugando a otros y otras. Nos organizamos mediante la autogestión, entendida como una forma de organización en que las personas organizadas somos quienes debemos buscar soluciones a necesidades tales como la vivienda, la salud y la educación.

A pesar de estos preceptos, el movimiento anarquista no ha querido ser una alternativa real a los diferentes conflictos sociales, cuestión que he podido observar a lo largo de los 17 años que llevo participando de este movimiento en diversos grupos en Santiago. Esta deficiencia se puede observar en diferentes elementos que comparto y analizo a continuación.

Un primer elemento que da cuenta de que el movimiento anarquista no ha querido ser una real alternativa a los distintos conflictos sociales es el hecho mismo de que hablar de “movimiento” es poco real. Cada vez que se han intentado coordinar los distintos colectivos y grupos estos han sido boicoteados internamente, ya sea por grupos o por individualidades. Por ello, las y los anarquistas nos hemos mantenido dispersos y poco organizados. La falta de organización y coordinación entre grupos e individuos ha impedido un trabajo de largo aliento que nos permita articular un accionar coherente con nuestro discurso. Esto genera que seamos reactivos frente a los conflictos sociales y que estemos permanentemente improvisando soluciones que no tienen base en la construcción de un trabajo sólido, si no a lo sumo en discusiones internas que se producen en los distintos grupos. Además, muchas veces la falta de trabajo real termina por convertir a los pocos grupos en espacios de discusión casi puramente intelectual.

Un segundo elemento es el atomismo que se ha producido en el movimiento en los últimos 10 años. Este atomismo nos ha llevado a un punto tal que incluso formar grupos pequeños de 5 o 10 personas implica un esfuerzo titánico, debido a la incapacidad de aceptar la diferencia de pensamiento entre las y los individuos —a pesar de que el anarquismo aboga por una tolerancia casi absoluta por la diferencia desde su esencia ideológica. Dicha incapacidad de negociación interna tiende llevar a los pocos grupos a la atomización, reduciendo sus ya pocas capacidades. La atomización ha llegado a un punto que bordea el ridículo. Un ejemplo de ello es que llamemos “editorial” a lo que en la realidad es un/a compañero/a sacando un libro. Que no se malentienda el ejemplo: hay que ser justos/as en reconocer que el trabajo individual de estos/as compañeros/as ha permitido llenar un vacío respecto a material de lectura disponible. Hace unos 10 o 12 años, los libros, que muchas veces eran fotocopias, eran pocos y pasaban de mano en mano hasta que el desgaste los hacía casi ilegibles. Debe entenderse que dicho ejemplo lo he usado únicamente para evidenciar la atomización de la que hablo.

Otro elementos es la falta de trabajo real, que muchas veces termina por desmovilizar a compañeros y compañeras. Estas personas terminan optando por llevar una vida “normal” a causa de la falta de resultados. Si pensamos que el inicio de la militancia se da aproximadamente a los 14 o 15 años, al llegar a los 30 has dedicado la mitad de tu vida a un “movimiento” que da poco o ningún fruto. Esto definitivamente desmotiva a la mayoría. De hecho, son considerablemente menos los/as compañeros/as que superan los 30 años de edad que los que rondan los 20 y que tienen algún grado de participación más o menos activa. Esta desmovilización también va en desmedro del “movimiento”, ya que no permite el traspaso de experiencias. Hoy en día las y los compañeros de 18 o 20 años saben más de la España del ‘36 que de lo que ha sido el anarquismo en Chile los últimos 30 años, sus errores, aciertos, represión, etc.

Un cuarto elemento es la falta de recursos. Esta es evidente y se acentúa debido a lo juvenil del “movimiento”. Si consideramos que la mayoría de la militancia está entre los 16 y los 24 años, son pocos los recursos que pueden aportar, y si consideramos que recién a los 30 años, como promedio, se alcanza un grado de estabilidad económica, el panorama se complica aún más, puesto que, como decía anteriormente, a esa edad la mayoría de los compañeros y compañeras se han retirado de lo que podríamos llamar una participación activa. Esto lo evidencia la casi inexistencia de locales anarquistas, quinto elemento que deriva en la incapacidad del movimiento anarquista de ser una alternativa real para enfrentar los conflictos sociales.

La casi inexistencia de espacios ha impedido el repliegue de los grupos cuando existe una oleada de represión o cuando las organizaciones se ven disminuidas por otros motivos. Entonces, la falta de espacios ha impedido que los grupo puedan realizar trabajos de largo aliento. La mayoría utiliza espacios prestados u okupados. Con los primeros se corre el riesgo que al dueño, ya sea una persona o un grupo, no lo guste lo que se está haciendo con el espacio y con el segundo el riesgo de desalojo es permanente.

Si bien no existen recetas mágicas para solucionar los problemas del “movimiento”, creo poder afirmar que lo primero que necesitamos es la voluntad de quienes nos sentimos parte de este. Desde las y los jóvenes de 14 o 15 años a las y los de 30 y 40, aquí nadie sobra. Compañeras y compañeros, cada quien tiene su grano que aportar: tiempo, trabajo, experiencias o recursos. Si de verdad creemos que el anarquismo puede dar una respuesta a los distintos conflictos sociales que vivimos tenemos que ser capaces de sortear los obstáculos, romper con el atomismo y construir acuerdos para construir un camino conjunto y amplio que nos permita fortalecer los trabajos existentes y crear nuevos.

Por: F. C.
Marzo 2018.

en alemán

[México] Texto: La naturaleza idealizada

Texto recibido el 08/02/2018 por Propagación Anárquica:

Hay una tendencia idealista, romántica y superflua que se difunde cada vez más sobre la supuesta existencia de una naturaleza prístina, virgen y paradisíaca que nunca ha sido tocada por el ser humano y que debe ser preservada sin que tenga contacto alguno con nuestra especie. Hay muchos, pero muchos problemas y reflexiones muy poco profundas respecto a esa postura de una naturaleza virgen y prístina.

Primero que nada, hay que darnos cuenta del contexto en el que vivimos actualmente: en el Antropoceno, era donde EL SER HUMANO INDUSTRIAL ha provocado los mayores cambios geológicos desde hace 300 siglos a la fecha, <<el cambio climático ha trastocado la totalidad de los ecosistemas en el mundo>>. Es decir, el ser humano industrial, vía contaminación del agua, tierra y aire, ha trastocado de forma negativa a todos los biomas del planeta, es decir, ya no queda naturaleza prístina –sin tocar– en todo el mundo, todos los ecosistemas han sido manoseados por el cambio climático.

Ahora bien, otra cuestión derivada de esa idealización cristiana y romantización miope de la naturaleza virgen, es creer que el ser humano en general, nuestra especie en sí, es ecocida y destructora de la naturaleza por antonomasia, lo cual es totalmente falso y erróneo.

El mundo con toda su bella biodiversidad está siendo destruida NO por el ser humano EN SÍ, sino por una bien definida y situada forma de manifestación enferma de humanidad, es decir, la destrucción de la vida y los ecosistemas es a causa de un tipo de ser humano industrializado y moderno que tiene algo así como 300 años de existencia, desde la aparición histórica del capitalismo y la globalización moderno/industrial.

De lo antes dicho se desprende otra conclusión: en la sociedad global tecno industrial no todos los seres humanos industrializados participan con igual importancia e impacto en la devastación de eso que occidente llama naturaleza. Por ejemplo: un militar moderno no hace el mismo daño a la biosfera que un albañil indígena que migro a la gran ciudad, ni hace el mismo daño un biotecnólogo de Monsanto que un panadero de una colonia de clase media.

Son los grandes corporativos industriales y militares -con sus ejecutivos, políticos, científicos y generales- (sean capitalistas o no) los que van asesinando ecosistemas y personas por todo el amplio planeta …y NO el ser humano en sí, los responsables son aquellos humanos enfermos por dominar la otredad, aquellos que renuevan, crean, ejecutan y organizan proyectos carcelarios de sociedad.

La humanidad no es buena ni mala: ¡es vital! …y como tal fue el resultado de la evolución misma, pero pasa que hace unos 5000 años creo la civilización -eligió vivir en ciudades- y fue cuando todo empezó a marchar de mal en peor, pero nada de lo que han hecho las civilizaciones anteriores es comparable con la magnitud, velocidad e intensidad destructiva que la civilización industrial ha realizado sobre el planeta. La humanidad como tal -homo sapiens- tiene algo así como 2 millones de años, es decir, lleva aproximadamente 0.1% de su existencia perturbando de manera negativa a los ecosistemas.

Ese 0.1% de existencia humana enferma, sólo puede ser atribuible a los industrializadores del planeta, más no a las tribus, pueblos indígenas y sociedades pastoras y campesinas que siguen llevando sus vidas vernáculas conforme a las estaciones del año y los ciclos de bio regulación del planeta. La humanidad -se reitera- no es enemiga de eso que llamamos naturaleza, sino cierto proyecto -gestado por ciertos humanos en una etapa específica de su desarrollo- es quien devasta el planeta. Aquellas ideas fatalistas derivadas de la misantropía y el idealismo sobre la naturaleza y el medio ambiente, son meros enunciados superficiales que ignoran la historia “primitiva de la humanidad” y la historia reciente de ésta. Ideas vagas, sin profundidad sobre los procesos evolutivos, geopolíticos y económicos, deducen que la humanidad misma es antagónica a los ecosistemas, <<en vez de señalar con precisión a los reales responsables de la devastación personal, ambiental y social que se expande cada vez más por el planeta>>

¿Cómo luchar contra el desarrollo industrial si no se conoce a profundidad al enemigo? ¿Cómo vencer al proyecto ecocida y carcelario de sociedad con posturas derrotistas y victimistas, posturas sin vitalidad como lo es el nihilismo y el pesimismo? Posturas como estas reflejan la resignación e irresponsabilidad por el mundo que les rodea, posturas como la misantropía reproducen los valores del sistema que supuestamente quieren destruir: odio, rencor, egoísmo y competencia, son valores que curiosamente sostienen al proyecto de sociedad capitalista. La misantropía le hace juego a los que dominan a la sociedad, torturan animales y destruyen a los ecosistemas.

Ahora bien, aparte de haber un error fatal en dichas posturas anteriormente mencionadas, hay que señalar ahora otro problema que corresponde al concepto mismo de Naturaleza, es decir, la naturaleza como palabra es un término/concepto de origen civilizado. Es un término/concepto que ENCUBRE UNA SEPARACIÓN FALSA ENTRE EL SER HUMANO Y EL RESTO DE LAS ESPECIES VIVIENTES. El concepto de naturaleza para empezar no existe en muchas de las culturas humanas alrededor de todo el mundo. Algo así como el 99.99% de las pueblos y tribus humanas que occidente llama indígenas originalmente no usaban o usan ese término para referirse por ejemplo a los ríos o bosques. Por eso es preferible describir a los ecosistemas (con sus ríos, bosques, animales, hongos, etc.) que conceptualizarlos con la simple y llana palabra de Naturaleza.

La naturaleza como concepto y como oposición a la cultura, es decir, como una esfera de la vida separada del hombre, surge hace unos 3000 años con la cultura griega. Como vemos, el concepto de naturaleza es una invención bien definida y situada históricamente, DE UN TIPO DE SER HUMANO QUE SE ALIENÓ DE LOS ECOSISTEMAS PARA VIVIR EN CIUDADES, es decir, para vivir en la civilización. <<Las tribus y pueblos indígenas no participan de igual manera en los impactos sobre la biosfera: muchos pueblos vernáculos antes de la conquista Colonial Europea, lejos de disminuir la biodiversidad, la incrementaron…y en la actualidad ello continúa>> Por ejemplo con la diversificación de plantas domesticadas.

Con lo antes dicho, podemos concluir al menos dos cosas: que la especie humana en sí no es una destructora inmanente de eso que llamamos naturaleza y que no todos los seres humanos (civilizados o no) participan en la destrucción de la biosfera, y de quienes si participan directamente -un porcentaje reducido y señalable a precisión- del ecocidio, no todos lo hacen de la misma forma y magnitud. Es absurdo culpar a toda la humanidad como enemiga de la naturaleza.

Otra conclusión derivada de ello es que el término de Naturaleza es un concepto falso, y que propicia el biocidio contra nosotros mismos como para el resto de la biosfera…y aún más esa idea de una naturaleza que no ha sido tocada, que sigue siendo prístina es aún más nociva.

Esa idea de una naturaleza virgen es el resultado una visión idealista y cristiana que surge -curiosamente- DEL DESPRECIO A LA VIDA MISMA, puesto que la búsqueda de un paraíso -terrestre o metafísico- más allá del plano del cual se parte, es el efecto de un cuerpo enfermo y resignado que busca soluciones más allá de su realidad, es decir, creando mundos idealizados y románticos hasta la médula, donde supuestamente están todas las soluciones a sus problemas.

Ese supuesto amor de ciertos defensores de la naturaleza prístina encubre nada menos y nada más que un auto desprecio tanto a sí mismos como al mundo que les rodea: lo prístino, lo puro, lo absoluto, son síntomas de un cuerpo consumido por la tristeza.

El paraíso ya sea silvestre o celestial es prácticamente idéntico a la idea del paraíso socialista de los comunistas o del estado de pureza racial de la humanidad de los nazis. El romanticismo idealista confunde las causas con los efectos creando regímenes de verdadera confusión y auto engaño que conducen a nada más que a seguir reproduciendo los mismos errores con los cuales se justifica cometer mil y una atrocidades.

Ahora bien, hay que tener en cuenta que en el contexto mesoamericano (de México a Panamá) casi todos los ecosistemas han sido intervenidos -de manera responsable y sabia- desde hace milenios por parte de los pueblos autóctonos de América. La larga tradición de manejo diversificado de plantas y paisajes en Mesoamérica comprueban que la agricultura no es el origen del mal. Las evidencias bio arqueológicas como las actuales investigaciones etnobotánicas en territorios indígenas dan cuenta de ello. La agricultura reitero no es el origen del mal: LA PROPIEDAD PRIVADA sobre la tierra sí.

Lo que hoy pudiera parecer una montaña o valle “virgen”, hace tal vez 100 o 50 años era todo un AGROECOSISTEMA, donde las personas manejaban y cultivaban diversas especies vegetales, pero con el paso del tiempo, ese vegetación de carácter humano fue diluida entre la vegetación silvestre y ahora esa vegetación antropogénica sólo aparece en medio del paisaje como algo que supuestamente sería prístino, cuando en realidad el ser humano coadyuvo a la conformación de dicho paisaje “natural” de apariencia virgen

Otro ejemplo de ello son los agroecosistemas forestales, como los cafetales, que a simple vista pudieran parecer un ecosistema prístino, sin la intervención directa del hombre, pero que en realidad son creación mutua y simbiótica CON EL RESTO de la naturaleza y ejemplos de ello hay muchos. Se recomienda leer críticamente el libro de La importancia de la memoria biocultural: la importancia ecológica de las sabidurías ancestrales, de los autores Víctor M. Toledo y Narciso B. Bassols, para conocer más al respecto sobre la relación humana con la biosfera y los agroecosistemas (Naturaleza antropogénica).

Ya sea desde la historia, la filosofía, la antropología, la ecología, O LA EXPERIENCIA PROPIA CON SOCIEDADES NO INDUSTRIALIZADAS, la idea de la naturaleza en sí es bastante dudosa …y la idea de una naturaleza virgen, prístina, que jamás ha sido tocada por nuestra especie, resulta ya totalmente ridícula, que aparte de reflejar una estreches de mente, oculta ideas que justifican la dominación, explotación y destrucción de eso que llamamos naturaleza, dando paso a ideas, CREENCIAS y acciones de carácter eco TOTALIARIAS Y FUNDAMENTALISTAS que los eco burgueses no dudan en adoptar como doctrina única… se creen los únicos y especiales al “defender” un paraíso que no es más que el resultado INACABADO de su deseo por dominar.

¡NO SOMOS DEFENSORES DE LA NATURALEZA! ¡SOMOS LA NATURALEZA DEFENDIENDOSE!

Desde algún hermoso bosque

Por: Textos anónimos

México, principios de febrero del 2018.

[Estado Español] Operación Piñata: Desarrollo de un intento por justificar lo injustificable

Extraemos, nuevamente de la publicación La Ira de Behelial, otro texto con motivo del reciente sobreseimiento de la causa contra lxs compañerxs detenidos en la Operación Piñata. Es el tercero de estos textos (El trasfondo de la solidaridad y Arquitectura, mitología, folclore y operaciones antiterroristas). En los próximos días iremos subiendo de diversas fuentes, mas análisis sobre el contexto represivo, las circunstancias y todo aquello cuanto rodeó estos últimos años a los golpes contra los entornos anarquistas de la península. Este texto en concreto realiza un seguimiento a las categorías legales con las que el aparato represivo del Estado ha ido encasillando a anarquistas y rebeldes en los últimos tiempos hasta la actualidad.

Para leer más ver el blog de lxs compas de ContraMadriz.

[Brasil] Operación Erebo: La Tierra se mueve. Agitaciones y reflexiones anárquicas, el viento sopla

Comunicado recibido el 25/01/2018:

En el amanecer del 25 de octubre de 2017 el tiempo se cerró para lxs anarquistas de Porto Alegre. La policía Civil con la operación Erebo puso en marcha invasiones y asaltos tele visionados por los medios locales y transmitidos por los parlantes del sistema en máximo volumen.

Partiendo de esta reacción policial, del show y escrache mediático y de la agitación en la órbita anarquista, mil y una necesidades, urgencias, ideas, impulsos y sentimientos nos atravesaron. De esta reflexión nacieron las ganas de comunicación. Apuntamos nuestra determinación en contra del enemigo y afirmamos nuestro paso con quienes hacen vivir la anarquía en sus posiciones y prácticas.

Nuestra natural tendencia al caos.

Somos, existimos y accionamos para mas allá del Estado, las leyes y la democracia. Procuramos y esparcimos autonomía, pero sabemos que ella no se consigue negociando con el poder[1].

Herederxs de las luchas por la libertad y por la Tierra, de lxs guerrerxs que aún nos enseñan que se puede existir de muchas maneras mas allá de la sociedad impuesta. Sentimos una inconformidad que persiste e insiste.

Mirando desde esta orilla del rio, la democracia es solo una forma más (actual) en que la civilización domina, mata e intenta borrar formas de existencia que desbordan del orden militar y de la obediencia ciega. Todavía mas, esta democracia que se presenta como “el” valor de moda. Y muchxs caen ciegxs, u ofuscan sus ojos por su brillo. Pero quien ama ser libre sabe que es solo una forma de gobernar y la vida es ingobernable, como los ríos que cambian su camino, como los animales que atacan sus domadores, como los pueblos que no se “venden” al trabajo esclavo de la sociedad occidental. Así la democracia es un ideal incompatible con quien no se deja gobernar.
Sus máximas, los derechos, son herramientas de colonización y de un humanismo que todavía distingue humanxs de primera, segunda, tercera y mas categorías. Puede alguien defender esto?

Sus puniciones, las leyes, son cadenas que algunxs adoran, pero que punen y matan a quien teniendo hambre, roba y no mendiga.

La negociación con este mundo es imposible, nuestra relación con el solo puede ser el antagonismo [2].

Intentan dominar y no podemos dejar de luchar en contra de esto sin tregua. Nuestra tendencia instintiva a la libertad sin reglas ni orden, reconociéndonos en el caos de la anarquía.

La búsqueda por la anarquía es por si sola un desafío al poder. Todas las perspectivas de la anarquía se proponen a desmantelar las instituciones del poder. Puede haber desencuentros de cómo hacerlo, pero todx anarquista quiere el Estado, corporaciones, sus instituciones y valores en ruinas. De esto creemos no estarnos engañadxs, De esta forma el deseo por la anarquía en la democracia es por si criminoso.

No estando en el código penal, El anarquismo y la afinidad con el no son efectivamente crímenes. Lo que nos da un margen de acción y deja más libertad para identificarse con él. Pero la cuerda de la libertad no es muy larga.

La clave que deshizo el misterio. Plantas exóticas y agitación anárquica.

La idea de que seres alienígenas, llegan trayendo el “mal” es un mecanismo de control y represión antiguo. Desde la Europa, varixs compas anarquistas, expulsadxs o fugadxs, llegaron a este continente. Aquí fueron detectadxs y catalogadxs como plantas exóticas, yuyos de ideas y acciones peligrosas.

En la última década del siglo XIX los señores del poder ya expulsaban anarquistas consideradxs nocivxs para la “paz social”. O sea, seres indomables, fieras que no se sometían a las leyes y al orden que garantiza la explotación. Recordamos de Giuseppe Gallini que junto a otrxs compañerxs agitadorxs en la ciudad de San Pablo fueron presxs y expulsadxs. Nos acordamos también de José Saul, expulsadx de la ciudad de Pelotas por ser un agitador anarquista. Mismo destino tuvieron varixs otrxs compas anárquicxs.

En 1907, en respuesta a la creciente agitación social (revueltas, huelgas, organizaciones autónomas de lxs trabajadorxs) y a la también creciente presencia anarquista, el Estado brasileño endurece las políticas de expulsión en contra de lxs indeseables. Cociendo una nueva fantasía jurídica para sus bailes represivos, la ley Adolpho Gordo.

Cuando los gobernantes, jueces y policías afirman desde 1800 hasta ahora, que lxs anarquistas somos plantas exóticas, propician sentimientos de xenofobia y también construyen una imagen de una supuesta “pasividad” autóctona.

Las políticas de expulsión y escrache en contra de aquellxs que traen la “teoría del caos” [3], eran y continúan siendo un mecanismo de dispersión de encuentros combativos. Según estas, la agitación anárquica seria exótica y podría ser removida, tirando los yuyos fuera del jardín.

Una cosa es cierta, lxs anarquistas llegaron en barco y continúan llegando por varios caminos, sin embargo, el impulso anárquico y el combate a la dominación[4] están en estas tierras desde tiempos inmemorables. El deseo de libertad no tiene época, patria ni fronteras y, anárquicxs como somos, no reconocemos la repartición del mundo en países, en Estados. La debilidad que tendríamos al pensar el mundo dividido en líneas artificiales, nos dejaría enfermos, sin la capacidad de reconocer la tierra con sus límites propios y mutables, montañas, ríos, bosques, quebradas.

Así, también, no reconocemos que nuestrxs compañerxs sean pertenecientes a uno u otro país, nosotrxs somos anarquistas y compañerxs por la afinidad que tenemos en oposición al control y a la dominación. No tenemos patrias ni banderas y estamos lejos de dejar nos nortear por sentimientos nacionalistas que solo coquetean con el fascismo. El mundo es nuestro porque con el somos, y por la tierra que habitamos sentimos asco del progreso.

Pero mas allá de eso, las acciones recogidas en las Cronologías de la Confrontación Anárquica[5] están muy lejos de ser alienígenas o desorientadas dentro del contexto actual del territorio controlado por el estado brasileño, como podemos constatar.

Los partidos políticos PSDB, PSB, PSD, DEM recibieron visitas anárquicas[6]. El agro-negocio devastador de la tierra y de los pueblos fue atacado con incendio del banco Bradesco, la destrucción de plantines de eucalipto y también barricadas incendiarias y bloqueos de rutas en territorios en lucha contra la civilización.

También la militarización de la vida fue nítidamente rechazada con el ataque de la Galera do Pixo do Triangulo CAV do Terror, al monumento de ovación a la guerra en los arcos de la Redención, con la parcial destrucción por el Grupo de hostilidades en contra de la dominación del monumento al Batallón de Suez/ONU, abuelo de los que hoy militarizan el Haití, y con el ataque de lxs Vandalxs Salvajes Antiautoritarixs que contribuyo para la retirada del tanque de guerra expuesto como monumento en la avenida Ipiranga.

Varias de estas acciones fueron, intuimos, incomprensibles para la lógica de la competición por el poder. Eran acciones que nada pedían ni demandaban. Solo agredían a la dominación. Hasta que apareció la clave que deshizo el misterio (según el informativo de la tele Fantástico), las Cronologías de la Confrontación Anárquica y la publicación Bienvenidxs al Infierno.

¡Maldita literatura anarquista!

Los libros que están en el blanco de la policía, mas allá de difundir una idea hablan de acciones reales. Ellos recogen y presentan varias peripecias y osadías de algunxs indomables. Varias bandas que golpearon en contra de lo que sentían que oprime. Libros que un amante del control y de la sumisión jamás gustaría de ver difundidos. Es por esto que estos libros son libros abominables para las autoridades, pero también por eso, son libros de alta consistencia insumisa.

En la caminada anárquica, varios ejemplos de este tipo de persecución literaria adentro de las democracias vienen enseñándonos que escribir sobre la confrontación es tomado como una afronta al poder. La publicación El Placer Armado, escrita por Alfredo Maria Bonanno, provocó su detención en Italia y años después su edición e impresión, fue una de las “pruebas” de acusación en contra del compañero anarquista Spyros Mandylas y la okupa Nadir en Grecia. En el mismo continente, es España, el libro Contra la Democracia fue usado como la prueba de una supuesta organización catalogada como terrorista por el Estado español que tuvo como resultado varias invasiones, detenciones y operaciones contra lxs compas, las cuales nos permitieron solidarizar con ellxs, acercarnxs y fortalecernxs en la búsqueda de libertad y en la certeza que estamos en planes antagónicos de vida lxs que amamos la libertad y aquellxs que son capaces de encerrar, aislar, controlar horas de sol y formas de contacto.

Ayer como hoy la búsqueda por anarquía impresa en palabras sobre papel tiene su potencia de difusión e inspiración. Pánico para las autoridades que reaccionan con agresiones, asaltos y secuestros.

En 1969 en Rio de Janeiro, los militares destruyeron y asaltaron el espacio de agitación de lxs anarquistas, el CEPJO (Centro de Estudios Profesor José Oiticica), robando todavía una vasta biblioteca en la casa del anarquista Ideal Perez, además de robar los escritos originales del libro Nacionalismo e Cultura, que estaba por editar el anarquista Edgard Rodrigues, lo cual para recuperarlo lo compró de vuelta a los represores.

En 1973, en Porto Alegre, el DOPS (Departamento de Orden Político Social), comandado por el comisario Pedro Seelig invadió la gráfica Trevo, una gráfica conducida por anarquistas que, para mas allá de las impresiones comerciales, imprimían los periódicos anarquistas que circulaban en la época: O Protesto vendido en los quioscos de diarios de Porto Alegre y el periódico Dealbar, editado por el anarquista Pedro Catalo, difundido en Sao Paulo. También imprimían libros editados por su editorial Proa. En esta ocasión del asalto policial fueron destruidas prácticamente todas las impresiones del libro “El Futuro pertenece al Socialismo Libertario” y confiscado originales de futuras ediciones. En esta tormenta, casas particulares fueron destrozadas y vidas fueron sádicamente agredidas.

Malditos son nuestros libros, periódicos, escritos. Malditos somos lxs que tenemos el coraje y osadía de editarlos, traducirlos, imprimirlos, difundirlos

El Estado, la policía, la democracia…No necesitan pruebas para perseguir a lxs anarquistas.

Es sabido que en las persecuciones a anarquistas no se necesitan pruebas. Los libros fueron el único hilo que pudieron sostener para apuntar hacia algunxs que desde la agitación y la propaganda incomodaron

Sin pruebas pero no sin justificación, la reacción del poder tiene su justificación. Y esta justificación paradójicamente es nuestra más grande sonrisa. Saber que algunas bandas anárquicas golpearon al poder solo puede valorar nuestra posición ya que manifiesta antagonismo. Si nosotrxs nos llamamos anarquistas es porque no admitimos autoridad en nuestras vidas ni en la Tierra, así el antagonismo al orden imperante es un indicador básico de estar siguiendo el sendero que decimos seguir.

La Operación Érebo “busca dar con lxs autorxs de los ataques”, o sea persigue acciones pero parece ir tras ideas. Olfateando literatura ácrata y agarrando muestras de las tendencias diversas de la anarquía. Confundiendo propaganda escrita con propaganda por el hecho.

La propaganda escrita pone en evidencia algo que parecía que querían mantener en secreto: que el poder puede ser golpeado por lxs anarquistas.

Tenemos claro que si se persiguen las posiciones anti-autoritarias no es porque se quemaron bancos, patrulleros e iglesias por piromanía sino por el rechazo combativo a la mercantilización de la vida, a la punición y al control. Cuando hablamos de eso no es en tono de denuncia pero como grito de alegría. Es ahí donde las ideas y afinidades “pesan”. Somos varixs, todxs, blancxs en la mira represiva. Entonces en la tormenta, en el ojo del huracán, o coqueteamos con la pasividad sistémica maquillándonos de leyes y derechos o salimos mas fuertes, gritando que viva la anarquía contra toda forma de poder.

Luz, cámara y acción. El show mediático

La televisión tiene una fuerza avasalladora en Brasil. Es una referencia en la vida de las personas para entender su entorno, crear prioridades, tener una posición. No es una exagero afirmar que la Tele adiestra las personas, manipula sus vidas abiertamente realiza experiencias en el comportamiento de las personas a partir de los estímulos que emiten sus ondas, en sus noticias, propagandas y novelas.

Cuando hablamos de la Tele alineamos junto sus periódicos impresos, faces de un mismo cuerpo, como: Zero- Hora- RBS.TV/Globo[7]. Estos juntos al “Correio do Povo” y SBT[8] protagonizaron asociados lícitamente a la policía la venganza del poder en contra de lxs anarquistas.

Si la tele es el control a la distancia para los ciudadanos, su función es ilustrar quiénes son “lxs nuevxs enemigxs de la paz social”. Para lxs enemigxs, o sea para nosotrxs anarquistas, el show pretende ser el ventilador que desparrama el miedo. Escenas creadas burdamente como el encapuchado leyendo la Cronología o las molotovs de botellas plásticas y la policía rompiendo puertas al grito “policía!”, quieren mandar el mensaje de la persecución, quieren provocar el miedo en nuestra banda y todavía en una investigación que dicen ser bajo sigilo, escrachan y dejan en evidencia a lxs sospechosxs.

Tratase de un linchamiento mediático y ciertamente para quienes no procuran el dialogo con el orden social, esto tiene un peso. Abundan los comentarios que sumándose al linchamiento piden fotos de lxs sospechosxs o reclaman por desvincular sus vidas de algo que una vez retratado como el “mal”, tiene que ser banido y alejado para no contaminar su impecable vida ciudadana.

Analistas políticos y juristas le dieron un toque ilustrado para desparramar el miedo con “fundamentos”. Lxs anarquistas pueden o no ser juzgadxs bajo la ley antiterrorista? Fue el debate celebrado por ellxs en el show. Para mas allá de las útiles clases que dieron sobre el tema en el Fantástico, mostraron que junto a las fuerzas represivas los sabios de la sociedad también colaboraron con la creación del nuevo miedo social. No se trata más de una nota policial, ahora es un tema social, jurídico, filosófico. Los alcances de esta confabulación pueden ser más grandes, el miedo, puede acallar todo tipo de disidencia. Así, el show sirve para calmar posibles protestas e inconformidades con la genocida forma de gobernar de la democracia.

Sabemos que lxs anarquistas y los pueblos fuera de la civilización y marginales, tienen un antagonismo que quedará después del show. Pero las otras disidencias se apresuraran en blanquearse como obedientes ciudadanos? El miedo penetrara hasta los huesos de lxs que se llaman rebeldes?

Entre nosotrxs, no. Este texto así como otras manifestaciones parecen afirmar el rechazo en contra de la dominación y no dejarse abatir por el miedo.

El show vende y compra. Compró la premisa en el remate policial de la Operación Erebo. Y vende. Sabemos que las noticias no son por nada, son jugadas pensadas en el tablero de la dominación, visando fines específicos. Y claro, ellos nos dirán ser imparciales, portadores de la justa visión de los hechos, de la verdad.

No existen medios de la libre expresión. La asociación entre los medios, policía y justicia son profundas para punir todxs que no bailan su música.

Anarquistas.
Noviembre de 2017.

>Nuestro saludo para aquellxs que no dejaron pasar el viento sin el soplo de la solidaridad:
A aquellxs seres que hicieron una manifestación solidaria en la grande isla del pacífico. A lxs compas que mandaron solidaridad desde el otro lado de la cordillera de los Andes. A la compa que mandó una poesía para lxs perseguidxs desde la rebelión de las palabras, A todxs que no se mantuvieron quietos.

Todas estas acciones se hicieron sentir.

Notas:
[1] Distanciamos-nos de la idea de que el poder es bueno o malo dependiendo de quién lo ejerza. Brindamos con Bakunin: “Todo poder corrompe”.

[2] Usamos la palabra antagonismo para expresar la incompatibilidad de la anarquía con el poder y la dominación.

[3] Palabras del comisario Jardim en el noticiero del almuerzo en la mañana del dia 25 de octubre, intentando definir lxs anarquistas investigadxs.

[4] Tomamos la referencia de la posición en contra de la dominación de algunos de los comunicados que reivindican los ataques que detonaron la operación Erebo. El combate a la dominación, segundo estas acciones, no se trata de un antagonismo que priorice una línea (lase, raza, género, defensa de la tierra), mas de un antagonismo en conflicto con todo esto y todavía más, contra de las sutiles y complejas formas de control y dominio.

[5] Las Cronologías de la Confrontación Anárquica, son dos de los tres libros en el foco de la operación Erebo.

[6] Según las Cronologias de la Confrontación Anárquica, acciones de ataque reivindicadas como no reivindicadas (conocidas solo por las noticias), presentan el principio anárquico si actúan en antagonismo con las instituciones del control y la dominación. Los partidos, en este caso, son los principales contendientes en la procura de gobernar , controlar y mandar en la población y en el territorio.

[7] La empresa Zero Hora- RBS.TV/Globo en el proceso instaurado en contra del Bloque de Luchas en las agitaciones del 2013, dispuso hasta de periodista como testigo de acusación

[8] En la mañana del día 25 de octubre, sumándose al show televisivo, el periodista Thiago Zahreddine, de la empresa SBT, presentó la mezcla aberrante de lxs anarquistas investigadxs como neo nazistas, en sus palabras: “Se definen como vándalos de ideología neo nazista afines a enfrentar todo tipo de autoridad”. Teniendo en cuenta la receptividad das personas a lo que les dice la tele, esta aberraión va para mas allá de la estupidez del periodista.

[Desde algún lugar] Panfleto por Diciembre Negro

ESPERANZA DE MUERTE

Desde los orígenes de las sociedades autoritarias el poder manipulo a sus integrantes(que lo sostienen o defienden), para hacerles creer que sus «errores del sistema» tienen solución, por medio de la «esperanza» de lograr alcanzar una sociedad «mejor», pero que de fondo, sólo es dilatada con el único objetivo de perpetuar su poder. Adoctrinando desde la cuna, se encarga de domesticar todo pensamiento crítico, todo acto de rebelión contra el sistema vigente y sumiéndolos a éste, mental y físicamente. El policía bueno, el buen gobierno, la buena Religión, el buen capitalismo y la admiración por los fundadores genocidas de la buena patria, son las esperanzas dadas, son la apuesta constante del poder, para forjar al buen ciudadano. Pero en el precisó instante en que se confia en esto, las libertades e igualdad son anuladas. El bienestar social. La Paz social. El poder incorruptible. Al servicio de la comunidad. El paraiso y la salvación. Sexismo y genero. Etiquetas y divisiones= fobias. El empleado del mes y un buen trabajo. Honor y Gloria. Sólo son más que sumisión y resignación aquí en la tierra, como en el cielo. Y anuqué, realmente ninguna de ellas existan (más que en la sociedad actual creada por el imaginario autoritario de los poderosos y sumisos a él) las voluntades individuales, grupales o colectivas siguen siendo controladas, vigiladas, perseguidas, atacadas, reprimidas, desaparecidas, rotas, condenadas, encarceladas y asesinadas al menor intento en tratar de eliminarlas por completo. Son incuestionables, indebatibles e inamovibles.

Desbordados de información científica y religiosa (hogareña y socialmente) que justifique esta esperanza social e individual, se les amamanta desde la infancia en el seno familiar, eclesiástico, escolar, militar y laboral con el respeto que cada una de estas instituciones representan. Respeto al patriarcado o al matriarcado, respeto al pastor del rebaño y su palabra santa, respeto a los directores y profesores, respeto a las fronteras y a sus superiores, respeto al patrón y el salario. Respeto a las jerarquías y a la competencia en toda rama social que mantiene el poder, junto con el control y el orden legal o divino que éste impone. Son el lubricante que mantiene el engranaje del sistema autoritario. Son los creadores de las piezas de todos los tamaños y de sus repuestos correspondientes. Estas pequeñas y grandes resignaciones, se puede reflejar en el cotidiano dialecto y lamento popular con: Es lo que hay, no hay mal que por bien no venga, es una desgracia con suerte, Dios aprieta pero no ahorca, dónde manda capitán no manda marinero, Dios lo tenga en la Gloria, nada tienes nada vales, etc. La sartén y el fuego deberían dejar de ser las únicas opciones. No son la raíz del problema, sino más bien, que son los oprimidos, sumisos y explotados los que deberían dejar de ser alimentos cocinados por el poder, para dejar de seguir saltando de la sartén al fuego, como únicas opciones.
El carruaje de los poderosos es movilizado por desgraciadas bestias, inconscientes o conscientes de su bestialidad. Inconsistentes resignados o conscientes por beneficio, ambos sobrevivientes. Tiran sudorosos por la promesa de agua y pasto al final de la jornada. Y con la esperanza(alentada por el chofer) de llegar algún día a poder dirigir ellos el carruaje, para que las desgracias y el sudor sean de otras bestias de carga. Cuando los funcionales al capitalismo se naturalizan. La naturaleza y la solidaridad natural, se compra y se vende. La voluntad humana y la ayuda mutua es quebrantada o sustituida por el negocio, por el oportunismo, por el terror a la condena eterna, por la indiferencia egoísta. Como Satélites empujados por fuerzas gravitacionales imaginarias y atraídos por el núcleo del capital, se continúa atrapados por la ambición del poder y de los aspirantes al poder. En tanto, la voluntad, la rebeldía y la esperanza de vivir en una libertad verdadera, es convertida o sustituida diariamente, en una carcelera, sumisa y explotadora esperanza de muerte.

Porto Alegre, Brasil: Nuestro País Es El Mundo

¡Mi país es el mundo!

recibido 8/10/17
La broma de mal gusto que es el movimiento “O Sul é Meu País” (El Sur Es Mi País) realizó una vez más una supuesta “consulta popular” (de la cual en realidad sólo participan los propios separatistas) en algunas ciudades de los estados que componen su sueño de nuevo país.

Hoy hemos estirado un lienzo en una concurrida avenida de Porto Alegre con las palabras “O Mundo é o Meu País!” (¡Mi país es el mundo!). Queremos recordar a todas las personas que ningún país, nuevo o antiguo, podría ser la solucción de nuestros problemas o ofrecer la libertad que queremos! Por el contrario, más fronteras restringen aún más la libertad de las personas. Principalmente en un país fundado en base a nociones bairristas y eurocéntricas.

Esas fronteras recién inventadas permiten pintar como enemigo quien se encuentra del lado de allá de la línea, y así controlar a todxs nosotrxs aún más (y mandarnos para guerras infundadas). En el caso del movimiento “O Sul é Meu País” (El Sur Es Mi País) se crea ese enemigo al colocar los estados del sur como explotados por los estados más al norte. Llegan al punto de decir que los estados del sur son como una colonia del resto del país. Esa visión míope genera un chivoe expiatorio y ofusca a los reales responsables de la escasez y la crisis.

Capitalizando en la cresciente repulsa a la política partidaria, el movimiento se equilibra en una cuerda floja al declararse apartidario, buscando parecer neutro. A pesar de eso, sus liderazgos no logran ocultar sus tendencias neoliberales y de derecha, bordeando el fascismo. De hecho, la independencia del sur es incluso una pauta de movimientos neonazis.

Los defensores de la separación de los tres estados del sul afirman que “Brasília no nos representa”, pero quieren substituirla por otro gobierno que, como todo gobierno, es una hierramienta para controlar y oprimir a la población.
Si, Brasília no nos representa, pero Piratini (capital de ese nuevo país) también no nos representa. Nadie nos representa. ¡Somos ingovernables!

¡Ningún país más! Por el fin de TODAS las fronteras!

en portugués, inglés

Santiago, Chile: Sobre las operaciones de las policías contra mapuche en Resistencia

Hace unos días se ejecutó una operación contra peñis en el ngulumapu por parte del Estado chileno, fiscales y el apoyo de la prensa burguesa. La cual con sus noticieros se posicionan del lado de lxs poderosxs. Esta vez, el Poder arremetió contra 7 conocidos mapuche que luchan por la recuperación de su cultura, por su tierra usurpada y la libertad. Entre ellos están Hector Llaitul y su hijo, Jaime Huenchullán Cayul, Hector Huencullán, Martin Curiche, Claudio Leiva Rivera, Fidel Tranamil Curiqueo y un 1 Compañero Libertario David Cid Aedo(1).

Esta operación llevada a cabo fue nombrada por las policías como “Operación Huracán”, en complicidad con la prensa y guiada por la torpe Agencia Nacional de Inteligencia (ANI) y por supuesto financiada por el Estado chileno.

Las pruebas presentadas son SUPUESTAS conversaciones periciadas por la policía donde las personas nombradas anteriormente ocupaban el chat electrónico “whatsap” para organizar atentados incendiarios en el Wallmapu contra maquinaria forestal etc. Claramente tras las imágenes expuestas por la televisión y los medios de prensa se ve lo burdo de estas y de las conversaciones. Tomando así fuerza la tesis de un nuevo montaje (como lo han expuesto los presos del caso) orquestado para “detener” a las fuerzas en guerra mapuche.

Años atrás fue con la “Operación Paciencia” cercano al año 2002 y al 2004 y la “Operación Salamandra” el 14 de agosto del 2010 contra compañerxs Anarquistas (Caso Bombas), todo en complicidad: Estado, Prensa, Fiscales y Policías en la Pikun mapu.

Esta vez las acusaciones contra los peñis por parte del Estado chileno son de Asociación Ilícita y delitos de carácter terrorista (Ley Antiterrorista), siendo que no existen pruebas reales que vinculen a los 8 detenidos con los hechos que se les intenta implicar.

El Estado chileno, capitalista y usurpador dicen que con estas detenciones han desarticulado y frenado a Weichan Auka Mapu (WAM) y a la Coordinadora Arauco Malleco (CAM). Grupos activos que se posicionan en guerra contra el Estado chileno, las forestales, lxs empresarixs que usurpan sus tierras sagradas y se amparan a través de leyes burguesas. Grupos que quieren dar una continuidad a la cultura mapuche, recuperar sus tierras que siempre les ha pertenecido y seguir un camino autónomo hacia la Libertad junto a su gente.

La intención de este comunicado público es mandar un saludo y apoyo a quienes están enfrentando hoy, la prisión política por seguir consecuentes en la lucha por la recuperación de sus territorios. El Estado chileno puede realizar una vez más operaciones contra quienes luchan por la tierra, los ríos, su cultura y su pueblo; pueden jurar que han detenido la lucha, pero se han equivocado nuevamente, la lucha continúa y más fuerte, eso quedó demostrado con los días posteriores. La guerra no ha acabado.

¡El único terrorista es el Estado!
¡Solidaridad activa y combativa por los detenidos en esta nueva operación!
¡Weowaiñ pu lamuen weiwaiñ pu peñi!
¡MIENTRAS EXISTA MISERIA HABRÁ REBELIÓN!

Algunxs Anarquistas desde la Pikunmapu.
Octubre, 2017.

(1) David Cid Aedo, compañero libertario. Fue detenido por policías en Junín de los Andes, Argentina en el año 2008 junto a los subversivos Marcelo Villarroel y Freddy Fuentevilla cuando estos se mantenían clandestinos tras ser sindicados como responsables del atraco al Banco Security y muerte del paco Luís Moyano en el año 2007. Al compañero David lo expulsaron a Chile, lo acusaron y procesaron por cruzar ilegalmente al territorio Argentino, como encubridor y ayudista de los compañeros. A los meses la causa fue cerrada y quedó en libertad. Unos años más tarde, la prensa lo vinculó con la muerte del paco argentino José Aigo en un incidente-enfrentamiento en Junín de los Andes, Argentina con miembros del FPMR y el MIR-EGP en el año 2012.

[Chile] Sin Banderas Ni Fronteras: Comunicado por Santiago Maldonado

POR EL COMPAÑERO ANARQUISTA SANTIAGO MALDONADO
¡HAGAMOS DESAPARECER A LA POLICÍA Y AL ESTADO!

Este 01 septiembre se cumplió ya un mes desde la detención y desaparición del compañero anarquista Maldonado, a manos de la policía de la Gendarmería Nacional de Argentina en el contexto de la represión de una manifestación que incluyó cortes de ruta realizada por la comunidad mapuche Pu Lof en Resistencia de Cushamen, en la provincia argentina del Chubut.

Mientras la agitación anárquica se extiende más allá de las fronteras, compañerxs en Argentina se vuelcan a las calles a propagar actos de revuelta a través de la propaganda y la acción directa. Con ataques incendiarios a la policía, barricadas y cócteles molotov contra edificios estatales, nuestrxs hermanxs desatan la rabia ante una situación tan triste como real: los bastardos han detenido y hecho desaparecer a un compañero anarquista.[1]

Porque Santiago es un anárquico, y no solo un joven músico y artesano como lo muestra convenientemente la prensa y los izquierdistas que denuncian la represión estatal, dejamos claro que la negación y el silencio sobre la identidad política del compañero es otra forma de hacerlo desaparecer, borrando del relato de los hechos las verdaderas motivaciones de su presencia solidaria en la comunidad mapuche en resistencia donde se encontraba al momento de su detención.

Nada tenemos que aconsejar a nuestrxs hermanos en Argentina, creemos en ellxs, en su convicción y autonomía para continuar transformando el dolor en rabia, propagando el caos contra el mundo de la autoridad, y profundizando y ampliando afinidades en experiencias concretas de enfrentamiento y agitación.

Al mismo tiempo, el accionar y las coordinaciones informales internacionalistas activadas desde que se conoció la noticia sobre la detención y desaparición de Santiago, dejan un claro mensaje: no están solxs.

*Exterminio, encubrimiento y guerra psicológica: La Contrainsurgencia del siglo XXI contra lxs enemigxs internxs del orden establecido.

La detención y desaparición de Santiago Maldonado no es, como algunxs podrían pensar, un hecho aislado. Es, por el contrario, expresión viva y actual de la histórica represión estatal, capitalista y civilizada. Es un nuevo episodio del enfrentamiento histórico contra las fuerzas del orden y la ley.

No es una sorpesa entonces que individuxs mapuche y anarquistas sean sindicadxs como el nuevo enemigo interno en el contexto del dominio estatal democrático. Es sabido que la lucha radical en defensa de la Tierra, de la autonomía y la libertad se ha transformado con los años en un peligro real para los intereses del poder. Como ya otrxs lo han planteado, se trata de una nueva subversión autónoma, expresada en acciones de resistencia y ofensiva que, combinadas con la propagación y puesta en práctica de modos vida y de relación contrarias a las impuestas por el Estado, el capitalismo y la civilización, construyen una realidad antagónica que preocupa al poder y le mantiene ocupado en su erradicación, aislamiento y exterminio.

En relación a lo anterior, la configuración presente del conflicto incluye la reactualización de las tácticas que muchxs -ingenua o convenientemente- siguen considerando exclusivas de los regímenes dictatoriales.

La detención y posterior desaparición de Santiago Maldonado a manos de la policía en Argentina el 01 de agosto pasado, así como la muerte en Chile de Macarena Valdés [2]- activa opositora a una central hidroeléctrica, quien fue hallada muerta en su casa el 22 de agosto de 2016 en un aparente suicidio, días después que sicarios vinculados a la empresa RP Global dejaran mensajes amenazadores para su familia-, son solo dos ejemplos recientes de la continuidad de las tácticas de contrainsurgencia en pleno siglo XXI.

En ambos casos, el encubrimiento estatal y mediático aparecen bajo la forma de un falso suicidio en el caso de Macarena, y de la protección a los agentes policiales por parte de Estado en el caso de Santiago , buscando instalar la idea de que el compañero nunca estuvo en lugar, o que continua disfrutando de una vida «hippie» en otro sitio, o incluso que se desplazó clandestinamente a Chile para continuar un accionar guerrillero [3]. Con argumentos y mentiras iguales o similares las dictaduras latinoamericanas respondían ante las denuncias por los casos
de detenidxs desaparecidxs.

Lo anterior se suma la situación de Facundo Jones Huala, lonko de la comunidad de Cushamen y referente de la Resistencia Ancestral Mapuche, preso por segunda vez en Argentina desde junio de 2017 y a la vez requerido por la justicia de Chile acusado de atentar contra un fundo privado, esto a modo de venganza estatal por su participación en los procesos de recuperación territorial mapuche. Si bien el lonko fue liberado a comienzos de septiembre, la colaboración entre los Estados para la represión y el traspaso de enemigxs internxs continúa batiendo sus alas con la misma motivación contrainsiurgente que vio nacer la Operación Cóndor a comienzos de la década del 70.[4]

Son estas las tácticas desplegadas por la democracia capitalista del siglo XXI, la que deja en evidencia su esencia opresiva y totalitaria buscando el sometimiento del conjunto de la población y la perpetuación del orden social a través de la militarización de los territorios en resistencia, la vigilancia, los seguimientos y escuchas telefónicas, el uso de agentes encubiertos, infiltradxs y colaboradores, y el encarcelamiento, torturas y desaparición de mapuches y anarquistas a manos de agentes estatales.

El cuadro se completa con la complicidad de los medios de comunicación de masas que contribuyen a propagar información falsa, confusa y tendenciosa con el objetivo de moldear una «opinión pública» favorable para la validación y continuidad de una estrategia ya conocida por la historia: el exterminio de los proyectos de lucha encarnadxs por revolucionarixs, subversivxs, conspiradorxs y comunidades en conflicto.

*Septiembre de rabia y de memoria

A la estrategia ya mencionada nos enfrentamos hoy como protagonistas de la continuidad del conflicto contra el poder y su sociedad. Mientras otrxs asumen eternas posiciones de espera y de victimización, perpetuando su condición de espectadorxs de las luchas impulsadas por otrxs, lxs insurrectxs que no reconocemos banderas ni fronteras nos abocamos, cada unx en su territorio y con sus afines, a la continuidad, profundización y (re)activación de la amenaza anárquica contra el poder.

El caso del compañero Santiago Maldonado no se trata de un «exceso de represión» ni de «abuso del poder». Es el poder y su represión desplegando sus sinceras intensiones de eliminarnos. Y mientras otrxs buscan refugio en la justicia del mismo Estado o en la institucionalidad internacional, nosotrxs nos sentimos llamadxs a tensionarnos sobre las estrategias que podemos desarrollar para enfrentar las dinámicas represivas actuales y las que puedan venir con la agudización del carácter totalitario de los regímenes democráticos.

Este es un desafío que asumimos al calor del enfrentamiento y no desde la comodidad de ciudadadanos o reformistas como observadorxs pasivxs, pues es contra lxs enemigxs declaradxs del orden social contra quienes apunta primero el enemigo, y no es difícil visualizar hacia dónde se dirige la brújula represiva con la hipervigilancia, la normalización de la presencia militar en las calles,  la expansión de la ideologías ciudadanistas, los ejercicios conjuntos entre grupos militares de asalto para contextos urbanos y el fomento de las operaciones de inteligencia bajo el discurso de proteger a la sociedad aniquilando a «los enemigos de la democracia que tanto costó construir».

El mes de septiembre nos deja en Chile otros ejemplos concretos de lo ya mencionado. El asesinato de la compañera antiautoritaria Claudia López a manos de las balas policiales el 11 de septiembre de 1998 -encapuchada en una barricada en las manifestaciones de repudio al inicio de la dictadura iniciada en septiembre de 1973- es otro reflejo de la respuesta represiva ante la emergencia de la subversión autónoma y antiautoritaria en el Chile post-dictadura[5]. En septiembre de 2005 es detenido por policías de la ciudad de Puerto Montt el joven de origen mapuche José Huenante; Y en septiembre de 2015 es arrestado y llevado al desierto en un carro policial, en la localidad de Alto Hospicio, el joven José Vergara [6]. Luego de ser detenidos, no han sido vueltos a ver con vida ni han aparecido sus cuerpos. Ambos son actualmente detenidos desaparecidos en democracia.

A un mes de la desaparición del compañero Santiago Maldonado
A 17 años del asesinato de la compañea Claudia López
A 118 años de la muerte en acción del compañero anarco nihilista Bruno Filippi al atacar un centro de reunión de burgueses en Italia con un artefacto explosivo en septiembre de 1919.

¡Que nada pare nuestra ofensiva contra la autoridad y quienes validan los roles impuestos. Que no se detenga el conflicto con quienes defienden el poder!

¡CONTINUEMOS PROPAGANDO LA CONFRONTACIÓN ANÁRQUICA CONTRA TODA
AUTORIDAD!

Sin Banderas Ni Fronteras, núcleo de agitación antiautoritaria.
Chile. Septiembre de 2017

————————

[1]
//es-contrainfo.espiv.net/?s=ARGENTINA+SANTIAGO&submit.x=0&submit.y=0
[2] //www.mapuexpress.org/?p=13455
[3]
//www.nuestrasvoces.com.ar/entendiendo-las-noticias/estan-defendiendo-guerrillero/
[4] Plan Cóndor: acuerdo de cooperación entre los servicios de
inteligencias de América del Sur durante la década del ’70 para eliminar las actividades subversivas en la región.
[5]//publicacionrefractario.wordpress.com/2015/09/07/memoria-anticarcelaria-para-claudia-lopez-11-de-septiembre-desde-la-carcel-hasta-la-calle/
[6]
//lamatriznoticias.com.ar/jose-huenante-y-jose-vergara-los-detenidos-desaparecidos-en-democracia-de-chile/

Santiago, Chile : Acciones previo al 11 de septiembre en la comuna de Lo Prado [2017]

[En el marco del llamado anárquico contra las drogas y sus facilitadores que ha circulado en páginas antiautoritarias desde el mes de agosto a la fecha y ante un nuevo 11 de septiembre de conmemoración; como grupo hemos querido contar una vieja historia para la reflexión que se enmarca dentro de estas dos temáticas, compartimos algunos análisis y recuerdos y por supuesto reivindicamos algunas acciones de propaganda anarquista en las calles de la comuna de Lo Prado, Santiago de Chile].

Somos anarquistas, y a través del tiempo hemos ido desarrollado diversas acciones en pos de las ideas que orgullosamente hemos forjado y afilado. De esta manera, cada 11 de septiembre salimos a las calles con la idea de propagar la memoria y la resistencia al poder con acción antiautoritaria en la comuna de Lo Prado, con altos y bajos, con aciertos y errores, pero siempre con la convicción por delante.

Ha pasado harto tiempo de nuestra primera incursión por la población, fue un 10 de septiembre del año 2011, para conmemorar un nuevo “11” con la intención de armar barricadas incendiarias. Nuestro pequeño grupo tenía su propia experiencia, a pesar de la juventud, todxs éramos conocedores del barrio, unxs con calle, otrxs chorxs, otrxs anarquistas, locxs por los desbordes que se vivían por aquellos años. El lema era: “Si hacemos lo que queremos en el centro de la asquerosa ciudad, en el barrio, mucho mejor”. Esas eran las apuestas y nos lanzamos con todo a la calle. Harto material que teníamos guardado, todo entregado al fuego.

El problema, era que no habíamos conversado previamente, no teníamos ningún plan. No teníamos ninguna defensa, ninguna casa para llegar después, solo teníamos una voluntad gigantesca que nos hizo lanzarnos y punto, un error garrafal por supuesto.

La barricada ya estaba totalmente encendida cuando llegaron…, en nuestro imaginario decíamos: “Nadie nos joderá, si aquí nadie quiere a lxs pacxs”. ¡Que error más grande! Traficantes llegaron y comenzaron los palabreos. ¡Que mal!, era un grupo que nos superaban ampliamente y más encima estaban borrachos -con el corazón más grande que la chucha-. Querían que nos fuéramos porque llegarían lxs pacxs y eso afectaría sus asquerosas ventas de droga. Unos cuantos palabreos más, lxs cabrxs soltando todo su “blabla” y al final de nada sirvió, un par de combos repartidos y recibidos y tuvimos que salir de ahí. Que vergüenza nos dio. Nuestra primera incursión en la población y tuvimos que irnos por culpa de esxs bastardxs.

Para nuestro pequeño grupo, ser conocedores del lugar, no fue suficiente para salir limpios de aquella pequeña acción, no debíamos quedarnos ahí luego de levantar la barricada. Debíamos entrar y salir del lugar, y si hubiéramos tenido la fuerza para combatir, debíamos hacerlo con herramientas, no al azar. Y algo importante a tener en cuenta, es que hay que saber que siempre pueden existir personas que quieran frustrar nuestras acciones por la razón que sea, desde un vecinx cualquiera a un traficante armado.

Tiempo después nos fuimos dando cuenta de los errores que habíamos cometido aquella noche, claramente eso no se ve de inmediato, si no a través del hacer, del ensayo y error, de las reflexiones y la retroalimentación entre afines, así comienzan a fluir nuevas ideas, nuevas formas de accionar y las perspectivas se van afilando.

Esta vieja experiencia es algo que puede suceder y aun que no queramos con mayor gravedad, en la actualidad cualquier ciudadanx se las da de héroe y quieren frustrarlo todo. En manifestaciones encapuchadxs han sido golpeadxs, en otras instancias de lucha han sido amenazadxs con armas de fuego y lxs compañerxs han tenido que retirarse del lugar. Sin duda, aquellos hechos pueden traer múltiples sentimientos nefastos, lo importante es apoyarse entre cómplices, sacar al limpio los errores y estar preparado, así se opta por la continuidad de la lucha, con hartas ganas, seriedad y coraje.

De esta manera el llamado es a estar atentxs a lxs traficantes, sapxs, ciudadanxs héroes, a darles con todo si es necesario, quienes se comporten como policías serán tratadxs como tales, como enemigxs. El llamado también es a preparar las acciones dejando de lado la espontaneidad, hay que desarrollar planes, individual y colectivamente, entre afines. Salir con fuerza a las calles, propagar nuestras ideas revolucionarias donde quiera que nos encontremos, en nuestros barrios y poblaciones, este próximo 11 de septiembre la noche junto a la lucha callejera será nuestra aliada y nuestras armas artesanales inundaran las calles contra lxs enemigxs de la libertad.

Para concluir queremos recalcar 3 puntos:

1. Nuestro relato lo enmarcamos en el llamado anárquico contra las drogas y sus facilitadores como forma de rechazo a aquellxs bastardxs microtraficantes y narcotraficantes ansiosxs de dinero y poder, en ocasiones colaboradores y cómplices de la policía. También decir que las drogas fueron, son y serán herramientas del poder para el control social y un negocio fácil para llenarse los bolsillos. Un negocio que vuelve a la gente torpe, dependiente y pasiva, sin cuestionamientos de la realidad actual. No obviamos tampoco como las drogas y la difamación, sirvieron para desarticular y sembrar desconfianzas en organizaciones revolucionarias. Es claro lo mal que han hecho, de esta manera las rechazamos y las sacamos de nuestras vidas.

2. Nosotrxs somos un pequeño grupo anarquista que desea propagar las ideas insurrectas en la comuna de Lo Prado. Activxs desde hace varios años. Hoy releemos un viejo texto[1] donde hicimos un recuento de acciones y vemos algunos errores, cosas que no nos gustan y que debieron relatarse de otra manera. Pero aún así, es lo que creíamos, es nuestro inicio de un recorrido de lucha que continuamos a pesar de todo[2]. Es importante dejar claro que nosotrxs no somos ni lxs primerxs ni lxs últimos en accionar por estas calles, otrxs hermanxs afines también han dejado sus registros[3]. Y así todo avanza, nosotrxs por nuestra parte seguimos creciendo, estando en la calle, con práctica, afinando ideas gracias a la experiencia que se va ganando, (estas se pueden apreciar en nuestro último texto[4]) donde particularmente hemos comenzado a trazar caminos junto a lxs más revoltosxs del barrio, lxs vandálicxs y delincuentes, cuestión que no nos gustaba antes, pero que desde hace rato hemos roto porque creemos que es necesaria la exploración y aprendizaje junto a nuevos círculos donde el enfrentamiento y la ilegalidad son también pan de cada día.

3. Como forma de calentar los motores para lo que será un nuevo 11 de septiembre, reivindicamos una acción de propaganda realizada el día 10 de septiembre, la que consistió en dejar más de una media docena de bombas de ruido en calle Las Torres -esquina clásica de disturbios- arrojamos cientos de panfletos y colgamos tres lienzos con mensajes incentivando la salida a las calles contra la policía y el narcotráfico, también con anterioridad habíamos hecho rayados y pegamos afiches en los paraderos con las mismas ideas[5].

¡11 de septiembre, a las barricadas!
¡Juventud combatiente, insurrección permanente!

NOTAS:

[1] “Historia y combate callejero a 40 años del Golpe Militar en la comuna de Lo Prado”. Contra Info, Septiembre 2013.

[2] “Breve relato de lo acontecido el 11 de septiembre en la comuna de Lo Prado”. Contra Info, Septiembre 2014.

[3] “Incendiado un bus del transantiago en el marco de un nuevo 11 de septiembre en la comuna de Lo Prado”. Contra Info, Septiembre 2015.

[4] “Acciones en una noche de disturbios el 11 de septiembre en la comuna de Lo Prado”. Contra Info, Septiembre 2016.

[5] Afiches y panfletos basados en estas consignas: «11 de Septiembre | Ante un nuevo aniversario del Golpe de Estado, del inicio de la dictadura y de la resistencia armada | ¡Con la memoria Intacta! ¡Por los caídos, desaparecidos, torturados y presos! ¡Todas y todos a las calles, a las barricadas! | Contra el Sapo, el Traficante y la Policía ¡Fuera los bastardos de la población! | A recuperar nuestras vidas que nos quieren arrebatar; el Capitalismo, los medios de Control (televisión), el consumismo y el Estado Policial».

Septiembre 2017.

en portugués

Santiago, Chile: Comunicado solidario por Algunxs Anarquistas desde la Pikunmapu

Como anarquistas nos queremos hacer presente mediante este comunicado para entablar las siguientes palabras sobre la noticia de diferentes medios de (in)comunicación del Poder Estatal.

El pasado mes, un sábado 18 de agosto, un gran sabotaje incendiario concretó el grupo mapuche Weichan Auka Mapu (Lucha del Territorio Rebelde) contra camiones forestales que se encontraban ubicados en el kilómetro 686 de la Ruta 5 al sur de Temuco, región de La Araucanía. Posteriormente, el día 28 de agosto, el mismo grupo realizó un nuevo sabotaje a 29 camiones forestales localizados en el kilómetro 2 de la ruta que une Valdivia y San José de la Mariquina, en la región de Los Ríos.

Con el pasar de los días, diferentes medios de (in)comunicación difundieron noticias diciendo que los enormes sabotajes incendiarios eran montajes. La noticia estaba basada tras unos burdos comentarios que fueron publicados en la red social facebook, con nombre: “Organización anarquista/mapuche Weichan Auka Mapu”. Ahí vimos una vez más como la prensa publica cualquier cosa, sin consultar fuentes, ni investigar nada, simplemente guiándose por quien sabe quien. Lo más burdo es que cualquiera podía darse cuenta que aquellos mensajes eran truchos. A los días el real grupo mapuche, se adjudicó los atentados junto a una decena de acciones más, texto (adjudicación) que fue publicado en la página werken.cl donde a demás desmienten aquella “campaña desinformativa”.

En relación a aquel suceso, siempre es necesaria la reflexión, es sabido que siempre han existido estas jugadas por parte del Estado/colonialista contra sus enemigxs internxs, grupos y/o individualidades, (mapuche y anarquistas por ejemplo) que se posicionen en conflicto contra ellxs, contra el capital, las industrias que explotan la tierra y el agua etc. Estas jugadas propias del Estado, como también de sujetxs aburridxs, tontxs útiles -colaboradores de la policía- buscan generar divisiones, conflictos internos, grescas, calumnias, difamaciones, etc. para debilitar la intensidad de la lucha. Ha pasado internacionalmente a organizaciones revolucionarias y en este territorio también, solo tenemos que indagar un poco.

Sin duda aquella página de facebook era falsa. Administrada por algún/a imbécil que tuvo sus minutos de fama a través de la prensa, o por algún agente de la inteligencia estatal que buscaba algún conflicto entre mapuche y anarquistas, y que claramente no les dio para nada más que para crear una cuenta en Internet.

Sin más, nuestra intención es simplemente alertar a lxs compañerxs a que indaguen las jugadas de lxs enemigxs para que estas situaciones no nos sorprendan, para que no terminen volviéndose en secretos de pasillos. Porque sucesos así han pasado y volverán a ocurrir, porque son parte de la guerra.

Contra la difamación y las calumnias del enemigx y sus torpes pasos de inteligencia.

Solidaridad con la lucha y resistencia mapuche en los diferentes puntos del Huillimapu; Lavkenmapu; Pikunmapu; Puelmapu, por la Liberación Total.

¡Que siga la Lucha!
¡Amulepe Taiñ Weichan Peñi Pu Lamgen!

Algunxs Anarquistas desde la Pikunmapu
Zona Central
Septiembre 2017

[Argentina] ¡DESTRUYAMOS SARGENTINA!

Sede central, del grupo GEOF (grupo especial de operaciones antiterroristas) de Argentina.

Estas «palabras» no son (solo) eso: hemos pasado a la «fase» de @ccion DIRECTA y mienten porque nos tienen miedo… No todo, lo que pasa, se ve en los ‘diarios’ del sistema!. Ni en los ‘nuestros’ tampoco!. Y todo va muy rapido, compañis. Vertigo reevolucionario, que sacude el corazon: era lo que queriamos y es lo que por fin tenemos. Si, nos costo un compañero; pero es la lava que les va a sepultar. No nos regalemos tontamente. Bien nos lo advierten l@s lind@s cómplices de Portugal seamos inteligentes: ni «anarquismo de bibliotecas», ni «insurreccional» pankitud autodestructiva vale? No inventamos nada. Somos la peña que conocimos al «Lechu» y que nos escuchen bien, es@s que, ahora, lo reivindican como «propio». Es tal cual lo dice un@ de l@s nuestr@s: a-nar-quis-ta! Enemigo del estado, del capital y la jodida «paz social» de estas personas que ahora (..les parta un rayo «ayahuasquero») andan por ahi llorisqueando, haciendo politikaka con nuestros ideales No somos «infiltrad@s…», como l@s complices del Espectaculo cacarean cada vez que arde en la revuelta anarquica la pasion.

Un dia antes del mes sin Lechu ardio el edificio del GEOF, jeje… El Grupo Especial de Operacion Federal «antiterrorista» en pleno barrio burgues de Palermo… en pleno centro de Buenos Aires, y los mass-mierda lo ocultaron; y lo mismo hicieron, con muchas de las ofensivas que, nunca les paso por la cabeza, que podian golpear sus centros de «poder».

Luego de la mani, en El Bolson, la jodida gendarmeria, fue casi incendiada con molotovs (eran «infiltrad@s», tambien..?).

En La Plata, quemamos una parte del senado y acto seguido hubo un atentado, en el ‘Ministerio’ de la ‘Seguridad…’, con un gendarme herido y coches quemados, sin detenid@s.

Y despues del acto, (dejo 31detenid@s en baires) y que, ni siquiera, estaban en las barricadas de Av. de Mayo; los mass-mierda, volvieron a decir que la «calma» retornaba pero… un@s veinte encapuchad@s se colaron a la casa rosada (sede del gobierno) con molotovs, y… estuvieron, a punto, de prender fuego a su sede inmunda. Pero no acabo alli: fue destrozada la sede de la gendarmeria, a poca distancia en accion coordinada arriesgada y muy valiente.

Pero no hay que dejar de mencionar los allanamientos de Cordoba!. Policias entraron a varios sitios @ (circula info en las redes), en la capital de esa provincia; y se llevaron bombos, y pancartas… El periodico fascista La Nacion ahora mismo, ‘apunta’ contra la exFLA (la Federacion Libertaria Sargentina…) que fue covertida en Ateneo Anarquista; estemos alertas… Si tocan a un@, tocan a tod@s y, aunque su represion avance haremos realidad a sus peores pesadillas.

A Contra Info damos gracias por su trabajo, y a tod@s que (en todas partes), apoyan nuestra lucha a muerte contra toda autoridad.

M@K (i), M.Anarquico.Kosmico.informal

SANTIAGO PRESENTE SIEMPRE, GUERRA AL ESTADO ASESINO.

NO CLAUDICAREMOS, JAMAS. DESTRUYAMOS SU SISTEMA!!!

Y QUE EL MIEDO SE DISUELVA: ANARQUIA, ANARQUIA AHORA

en inglés | portugués

Buenos Aires, Argentina: Consideraciones y reflexiones a un mes de la desaparición de Santiago Maldonado

AUN PODEMOS SER PEORES
Consideraciones y reflexiones a un mes de la desaparición de Santiago Maldonado

El 1 de agosto, en la Ruta Nacional N°40, integrantes del Pu Lof en resistencia de Cushamen y algunxs solidarixs hacen una barricada cortando el tránsito en solidaridad con el proceso que afronta el Lonko Facundo Jones Huala (por segunda vez). Minutos después llegarían camiones y camionetas con una treintena de gendarmes armadxs con escopetas. Lxs peñis comienzan a tirar piedras respondiendo a la presencia de lxs bastardas fuerzas del orden. Gendarmería avanza a los tiros, quemando las precarias viviendas y pertenencias de lxs habitantes del Lof, haciéndolos retroceder atravesando un río. Entre ellxs se queda retrasado Santiago Maldonado (“El lechuga” o “el brujo”). Aquí algunxs habitantes del lof observan como gendarmería agarra a Santiago; otrxs afirman que se escucha como lxs gendarmes decían que “tenían a uno”.

Despues de aquello, comienzan a circular imágenes y testimonios sobre que Santiago no aparecía y que gendarmería se lo había llevado en una camioneta unimog. Las autoridades hacen silencio de todo esto.

El viernes 4 de agosto, distintas individualidades anarquistas y solidarixs, ingresan a la casa de Chubut reclamando por la aparición de Santiago. El lugar fue propicio para la destrucción. Computadoras, cuadros, ventanas, decoraciones todo destruido con rabia. En el lugar se dejan pintadas y panfletos alusivos a la represión en Cushamen.

El lunes 7 de agosto, se convocan entre varias organizaciones, grupos y la familia una concentración en la Plaza de Congreso. Logra ser bastante numerosa, entre ellos, muchxs compañerxs. Enojadxs no solo por lo sucedido, sino por el aparataje de lxs políticxs que prontos a las elecciones repartían boleta de su Frente de Izquierda. Ese día luego que terminara el acto, se cortó la calle Entre Ríos y se arrojaron piedras, palazos, petardos contra la infantería, dos policías de la ciudad y un guardia del congreso nacional que estaban apostadxs en las cercanías. Después serían incendiadas dos motos de la yuta. Luego hubo dispersión, sin ningún detenido ni herido de nuestra parte.

El viernes 11 de agosto, se coordinan marchas y actos en distintos puntos del país (Bolsón, Bariloche, Rosario, Buenos Aires). En Capital, lo organizan agrupaciones de DDHH (entre ellas una fracción de las madres de Plaza de Mayo), familiares y amigxs del lechuga, más organizaciones de izquierda convocando a una concentración “pacifica” en la Plaza de Mayo, enfrente de la Casa Rosada. Siendo multitudinaria, uno de los hermanos del lechu lee un escrito de él; dejando en claro su posicionamiento antiyuta y anarquista.

Una de las cosas que nos causa mucha rabia, es la utilización de partidos políticos (PO, MST, MAS Convergencia Socialista, partidos kirchneristas), ONG´s, sindicatos (La CGT cuenta con historias bastantes oscuras en tiempos peronistas, que involucra a la AAA y grupos parapoliciales) que utilizan la imagen y la historia a medias de nuestro compañero para sumarse (en medio de la campaña electoral) unos porotitos más; el secuestro del lechuga NO ES CAMPAÑA POLÍTICA. Carroñerxs que nunca se molestaran en dejar de defender la propiedad privada, la gendarmería e incluso los mismos gobiernos que lxs reprimen y lxs sumergen en una miseria cotidiana; porque ellxs mismxs desean llegar a ese poder y ejercer esa misma autoridad. Con ellxs y sus respuestas conciliadoras no tenemos absolutamente nada que ver…

El jueves 17 se convoca a una marcha en Córdoba Capital, donde se ve una gran multitud pidiendo por la aparición de Santiago con vida. La policía desplegó un gran aparato para evitar disturbios. Esa misma noche, a la madrugada, anónimxs dejan un artefacto rudimentario que incendia las puertas de entrada del Círculo de Suboficiales de Gendarmería Nacional de Córdoba. No hubo reivindicación. Días después, en una marcha nacional contra los casos de gatillo fácil se producen enfrentamientos y destrozos en todo el centro de Córdoba Capital. Posteriormente serian allanados distintos locales anarquistas, plataformistas y políticos (entre ellos un comedor), además de domicilios de madres que sus hijos fueros asesinados por la policía. De aquí solo se llevaron afiches, banderas y volantes que hablaran sobre el caso de Santiago (más la leche del comedor). Quedaron algunas personas detenidas, pero las soltarían a las pocas horas.

El jueves 24, la agrupación H.I.J.O.S y agrupaciones de izquierda convocan una concentración y marcha en la Plaza San Martín en la ciudad de La Plata. A ella concurren bastante gente e inclusive un bloque negro de anarquistas. Durante la marcha se producen algunos destrozos en las calles centrales de la ciudad. La marcha termina su recorrido en la misma plaza donde había salido. Enfrente de la misma se encontraba, mediante una calle, el Senado Bonaerense. Ante la mirada atónita de algunxs ciudadanxs indignadxs, se corta la calle, se rompe una camioneta bien cotizada y se ataca el senado mediante piedras y un par de molotovs, logrando algunos destrozos y quemando un poco la fachada del senado mismo… Un par de horas después, dos personas dejan dos bidones repletos de nafta que hacen arden dos coches del estacionamiento mismo del senado. Nadie se adjudicó el ataque. Días después despiden al jefe de inteligencia de la policía bonaerense.

En algunas de estas concentraciones y marchas, así como en las calles o universidades y sobre todo en las redes sociales observamos que una gran parte de la opinión pública ha empatizado y se ha “sensibilizado” con lo de Santiago (y una pequeña avala algunos hechos de violencia). Es verdad que en Argentina cuando se habla de desaparecidos se evocan a las dictaduras militares y a varios recuerdos que han quedados grabados en las memorias de la sensibilidad social. Lo que la gran mayoría de lxs politicxs intenta sepultar que es la continuación del aparataje represivo y las similitudes que poseen tanto los gobiernos dictatoriales como los gobiernos democráticos. Las represiones, las torturas y las desapariciones forzadas nunca se fueron…

Creemos necesario la expansión del conflicto. Desde un primer momento, compañerxs y personas solidarias se manifestaron creativamente en distintos puntos del mundo. Al principio Uruguay, Chile, Bolivia y Peru, luego Estados Unidos, España, India, Francia, Siria, Colombia, México y muchísimos más rincones de este gastado planeta. Todo esto ha difundido no solo lo que le ha sucedido al lechuga, sino que la solidaridad es internacionalista y no posee ninguna frontera más que los limites que nosotrxs mismxs nos ponemos.

La prensa apunta, el estado dispara

¿Qué decir de las noticias y las investigaciones periodísticas de mercenarios como Jorge Lanata, Mauro Viale, Eduardo Feinmann y demases lacayxs de la información? Levantan las siglas de la RAM adjudicándole de un día para el otro más de una treintena de acciones que van desde pegada de afiches, quema de estancias, la muerte de un policía fronterizo en San Martin de los Andes, venta de armas y drogas. Pasan imágenes de posibles Santiagos Maldonados en Mendoza, Entre Ríos, Buenos Aires; arman teorías de que Santiago era rehén de lxs peñis, que había muerto en un ataque a una estancia, que nunca estuvo en el lof o que era un simple artesano o un jippie viajero.

Luego del ataque a la casa de Chubut, la prensa adjudica el ataque a una célula de la RAM que “alarmantemente” actuó a dos cuadras del obelisco y que entraron a los balazos; si observamos dos segundos el lugar a través de las fotos vemos como claramente estaban escritas varias A dentro de un círculo y que los daños no fueron provocados por balas. La
exageración nunca tuvo limite…
El Estado necesita revalidar su autoridad, necesita crear enemigxs internxs. La crisis económica y de desempleo hace que surja un malestar bastante evidente en la calle; ¿Qué mejor que echarle la culpa de la caída de la economía a lxs estudiantes que no son argentinos como el programa de Lanata afirmaba? ¿O de que lxs manterxs de descendencia africana destruía la economía formal como declaraba América 24? ¿O de que el presidente Mauricio Macri dijera que lxs obrerxs se tienen que dejar de joder con eso de cortar calles, dejar de hacer juicios a lxs patrones porque eso desfavorecía a la inversión de dólares de accionistas extranjeros?

Las declaraciones de Patricia Bullrich (Ministra de seguridad de la Nación) dice que no va a dejar que crucifiquen a Gendarmería (“…No voy a tirar un gendarme por la ventana…”), alegando que el caso Maldonado no es una desaparición forzada. Afirmando con los dientes apretados que ella veía imposible que 30 gendarmes conspirasen para matar y desaparecer y que esta fuerza no es la misma que hace 40 años. Siempre jugando ese juego de dictadura mala, democracia buena.

La familia Bullrich siempre ha sabido cómo defender sus intereses tanto económicos como ideológicos. Adolfo Bullrich encabezaba una empresa que hacia remates de hectáreas luego de la nefasta Campaña del Desierto (campaña impulsada por el entonces presidente Avellaneda y continuada por Julio A. Roca, en la cual se buscaba aniquilar a los pueblos nativos que allí vivían, apropiarse de los inmensos terrenos, reafirmar la soberanía nacional y generar suculentos negociados con las empresas inglesas, galesas y todo aquel que quisiera invertir). Esteban Bullrich, hermano de Patricia, dejo su puesto de ministro de educación para poder presentarse en las elecciones. Durante un spot, Esteban relataba los cambios positivos que ha generado el gobierno de Cambiemos en estos meses, en cuales decía “…Hemos generado más chicos en las escuelas, mas asfalto en las calles y más pibes presos…” ¿Genera sorpresa esas palabras de alguien que en 2005 defendía al represor asesino Luis Patti para que pudiera ejercer su cargo de diputado? Él declaraba que en democracia había espacio para el debate de distintas ideologías…

Mediante internet, salió la propuesta de una semana de agitación por Santiago. Esto puso en alerta a las fuerzas de seguridad, tanto así que un alto cargo de la inteligencia de la policía federal mando un documento a la gobernadora María Eugenia Vidal (PRO) para que ordenase el aumento de la seguridad y vigilancia en las calles. En tal documento habla sobre posibles ataques y atentados hacia individuxs pertenecientes a cuerpos de seguridad, infraestructura o edilicios… Esto dejo ver un incremento no solo del número de fuerzas (en plazas, terminales de tren, edificios de gendarmería, comisarías y barrios conflictivos) sino además sacaron a relucir un par de chiches que hacía rato no se veían (tanquetitas de la policía federal, carros hidrantes y camionetas de infanterías en todas partes). Otra que el ejército en las calles.

Esta nueva escalada represiva que se viene dando y se va a seguir dando en las calles de Capital, demuestra que tanto el ministerio de seguridad, como los jefes de “inteligencia” policiales intentan coartar toda la solidaridad, la rabia y las acciones que se desataron luego de la desaparición de Santiago. Tal vez estas chispas pueden llevarnos a romper nuevos límites…

En algunos espacios de compañerxs el hostigamiento se deja ver a cara de perro. Ya no solo pinchadas de teléfono y algunos seguimientos; brigadas de investigación sacando fotos, camionetas de infantería en las esquinas, patrullas que van y vienen.

Todo esto responde a un contexto claro. En algunos barrios de la provincia de Bs As, podemos encontrar a policías bajando gente de colectivos para pedirles documentos y revisarle sus pertenencias; el aumento notable de patrullajes y de efectivos policiales (no solo es un intento de control y vigilancia, sino a su vez de intentar limpiar la imagen nefasta que posee tanto la policía como la gendarmería). Durante el día del niño, gendarmería hacía llegar camionetitas de juguete (idénticas a sus móviles) a distintas escuelas y comedores; o sea repartía descaradamente un slogan “solidario” a los mismos lugares donde hacen trabajos de inteligencia, entran a los tiros y reprimen ferozmente. Si antes sus trabajos de inteligencia estaban enmarcados en el Proyecto X en la época kirchnerista (en el cual se seguía de cerca a
militantes sociales u organizaciones generando base de datos) ahora han salido, más que nunca, a la cancha siendo otra fuerza de choque más que el Estado emplea a su favor.

Por supuesto que las leyes no se quedan atrás. No solo la reforma a la ley 24.660 (esta reforma niega casi todos los beneficios carcelarios y salidas transitorias dándoles más poder y decisión al Servicio Penitenciario); sino el aumento en penas (mejorando definiciones legales) tanto en asociación ilícita, como porte de arma y en daños en la propiedad privada.

Relación entre mapuches y anarquistas

Hemos visto como desde hace un par de años a esta parte algunas comunidades mapuches van dejado de lado algunos ángulos legalistas y han decidido ocupar predios de grandes terratenientes o porciones de tierra estatales; quema de maquinaria, ataques coordinados en distintos puestos de estancia… similar a lo que sucede en el Wallmapu del lado chileno.
Los medios se encarguen de declarar que todos los mapuches pertenecen al RAM o que lxs mapu que viven en el lof también pertenecen al RAM generando un enemigo interno perfecto. En realidad, la RAM (Resistencia Ancestral Mapuche) son las siglas con la cual algunos mapuches reivindican sus acciones en el Wallmapu en la región argentina.

El lonko Facundo Jones Huala, reconoció la pertenencia a este grupo mapuche. En este momento se encuentra detenido en el penal de Esquel, en el cual estuvo 18 días en huelga de hambre, esperando una presunta extradición hacia Chile. Él ha reconocido un devenir histórico de enfrentamiento no solo con el Estado argentino, sino con el chileno y las empresas que devastan a mansalva los territorios con el argumento del progreso. Es una lucha ancestral que lleva más de 500 años. La RAM es solo una pequeña expresión de todo ese tiempo de lucha.

El hostigamiento y la persecución constante no solo de las fuerzas del orden, sino de lxs empresarixs y los medios de comunicación es asqueante. Intentan justificar no solo la represión sino el avance neocolonial. Arrojan encabezados de que los mapuches poseen conexiones con la FARC, que posean armamento militar de asalto, que son “indixs truchxs” y cuantas estupideces más…

Unx como anarquista, le sigue produciendo bronca como hostigan, atacan y desaparecen a lxs mapu, como también a lxs qom, o a lxs wichi, o lxs guaraní o aquellas tribus que habitan en medio de las amazonas que resisten ante el avance de las maquinarias y el progreso del humano entendido como la civilización…

Muchas cosas son las que podemos compartir con lxs mapuches que combaten en el sur de la región, como también muchas las que nos distancian como un abismo. Su forma de organización, las relaciones que poseen o el desenvolvimiento en la naturaleza son una demostración de su propia cosmovisión. Querer avanzar y conseguir una nación mapuche es algo que como anarquistas nos produce rechazo. Respetamos su dignidad rebelde y seremos solidarixs pero no compartimos en una totalidad su lucha…

NINGUNA EXIGENCIA AL ESTADO, CONFLICTO PERMANENTE CONTRA LA AUTORIDAD

Todxs quisiéramos que nuestrx compañerx apareciese con vida, que pudiese seguir recorriendo los caminos que quisiese. Sabemos que el Estado es responsable de la desaparición, porque esa es una de sus funciones la persecución y el “exterminio” de los “elementos molestos” para el normal funcionamiento de la sociedad. Por eso mismo, no podemos exigirle a nuestrxs verdugxs nada. Ellxs son responsables de las desapariciones para la trata, el movimiento de conexiones narco-policiales, el fusilamiento de lxs pibxs en los barrios en manos de las fuerzas del orden, la aprobación de leyes que desean lanzar años de cárcel jugando con las vidas de lxs presxs, de la aplicación de nuevas tecnologías para el control social, de la destrucción de territorio natural para levantar muros de hormigón o plantaciones de soja o maíz transgénico y muchas cosas que hacen girar la rueda del progreso del capital.

Sentimos como han intentado despolitizar a nuestro compañero. Han intentado negar sus convicciones anarquistas y han querido levantarlo como un slogan para una campaña política más. Por un lado, Cristina Kirchner y sus lamebotas que pareciera que tienen una memoria frágil, hablan de Santiago pero se le hace una nebulosa cuando hablamos de Julio López (que aunque Hebe de Bonaffini diga que era un carcelero y el lechuga un militante social, lo dice para defender al kirchnerismo, aparte de ser mentira porque López era un albañil y fue desaparecido porque iba a declarar contra el represor Miguel Osvaldo Etchecolatz; demostrando que a pesar de más de 15 años de democracia el poder militar está bastante vigente aún ) o Luciano Arruga (un pibe que era de un barrio marginal de Lomas del Mirador y fue secuestrado, asesinado y enterrado como NN en el cementerio de la Chacarita porque se negó a robar para la policía) o queremos recordar a Cristian Ibáñez (detenido por la policía para luego aparecer “suicidado” en los calabozos de una comisaria en Jujuy) y Marcelo Cuellar (en una protesta por el asesinado de su compañero Ibáñez, es asesinado en la localidad de Libertador General San Martín en 2003; ambxs eran militantes de Corriente Clasista Combativa); o a Carlos Fuentealba muerto por la represión policial en Neuquén durante un corte que realizaban trabajadores en la ruta 22 en 2007; o de Juan Carlos Erazo en Mendoza en 2008, muriendo de un absceso cerebral provocado por las lesiones que le dejaron las marcas de las balas de goma y los gases durante una toma de la planta donde él trabajaba; o que el día 17 de junio de 2010 fue asesinado en Bariloche el joven Diego Bonefoi, que había sido fusilado por la espalda por la gorra. Al día siguiente los vecinos organizan una protesta, y en la represión policial mueren dos jóvenes más: Nicolás Carrasco y Sergio Cárdenas; o el 20 de octubre del mismo año en el marco de una protesta de trabajadores tercerizados del Ferrocarril Roca en Avellaneda que contaba con el apoyo de distintos grupos y partidos políticos, Mariano Ferreyra un militante del PO, es asesinado por los disparos de los rompe huelgas de la Unión Ferroviaria. Y en épocas K, los pueblos nativos han corrido la misma suerte, el comunero indígena Javier Chocobar, perteneciente a una comunidad diaguita en Tucumán, resistía a los desalojos junto a otros miembros de la comunidad. Un ex policía al servicio de los terratenientes irrumpe en su auto y empieza a los disparos, matándolo e hiriendo a otros pobladores (12 de octubre de 2009). El 23 de noviembre de 2010, en Formosa, algunos qom de la comunidad La Primavera cortaba la ruta en reclamo de sus tierras. La policía reprimió violentamente, asesinando dos miembros de esa comunidad, Sixto Gómez y Roberto López…

Pero esto no ha ocurrido solo con el kirchnerismo, todos los gobiernos sean del color que sean tienen decenas de muertos en represiones. Más atrás esta Víctor Choque, Teresa Rodríguez, Mauro Ojeda, Francisco Escobar, Aníbal Verón, Carlos Santillán, Oscar Barrios, jóvenes Maximiliano Tasca, Cristian Gómez, Adrián Matassa, Miguel Bru, Javier Barrionuevo, Petete Almirón, Dario Santillán y Maximiliano Kosteki. Y tantxs y tantxs más que a manos de las fuerzas del orden son verdugeadxs, torturadxs, desaparecidxs, asesinadxs en los barrios, en las comisarías, en los psiquiátricos, en los prostíbulos o en las cárceles.

Sus manos están llenos de sangre, la sangre de los marginados, la sangre de los ilegales, la sangre de los rebeldes. La pasividad no es una opción, es hora de exigir venganza. Venganza hacia lxs verdugxs. Venganza hacia su imposición de una vida de miseria. Venganza contra su violencia constante. Nunca existió la paz para tantos muertxs, conocemos a lxs responsables, sus nombres, sus cargos y sus intenciones. Y aunque intenten tratarnos de infiltradxs y de violentxs, nosotrxs les decimos:

AÚN PODEMOS SER PEORES…

Algunxs anárquicxs de Buenos Aires, Septiembre 2017

inglés | portugués

[Estado Español] Reflexiones anárquicas sobre los atentados en Cataluña

NUEVO LLAMAMIENTO A LA GUERRA
Reflexiones anárquicas sobre los atentados en Cataluña

1. ¡Viva la guerra a sus guerras!

La oleada de atentados bajo signo yihadista, en la peculiar fórmula del Estado Islámico, han segado multitud de vidas en todo el mundo (y no solo es países occidentales). De poco sirven las muchas llamadas de atención sobre el origen y el auge del yihadismo moderno -patrocinados y financiados en un intento del occidente capitalista de desgastar los regímenes nacionalistas afines a la extinta URSS- y las actuales fuente de financiación del DAES y sus pilares ideológicos cercanos a estados como Arabia Saudí –aliados de occidente-, los intereses en la venta de armas con procedencia occidental y por supuesto, los intereses del capitalismo en mantener regiones enteras bajo un estado de guerra permanente. No se trata solo ya de establecer regímenes satélites a los EEUU como en la década pasada, sino acostumbrar a las poblaciones a la muerte y a la tiranía para que los capitalistas occidentales hagan y desahagan a su antojo y mantengan su rol dominante a través de una ocupación militar tenue –o subcontratada-.

La guerra contra estos intereses es una guerra de los oprimidos de todo el planeta, no importando localizaciones geográficas. Reconocernos como oprimidos y establecer lazos de solidaridad y apoyo mutuo en un conflicto permanente contra el capitalismo, el Estado, la autoridad, la religión y el nacionalismo como expresiones de nuestra dominación, de nuestra miseria, de nuestra explotación, de nuestros muertos, frente a su opulencia, sus intereses y las ansias del Poder de abarcar cada vez más y más sin importar cuánta sangre se derrame.

2. Guerra a la democracia. Guerra a todo forma de autoridad

Los atentados de Cataluña han servido para que toda la caterva mediática al servicio del poder se unan sin importar el signo ideológico: todas las voces afines al sistema se reúnen bajo el estandarte de la democracia. Los demócratas se unen a la menor ocasión para evidenciar que en el fondo, todos defienden lo mismo: la Democracia como fórmula bajo la cual someternos. La Democracia, ese falso espejismo de libertad donde elegimos a nuestros amos, la Democracia que genera guerras en el tercer mundo y control social y represión en el primero. Esa Democracia que gestiona las guerras, la maquinaria de expulsión racista, la explotación laboral, la represión, la cárcel y, en fin, la miseria es sus muchas expresiones.

No se trata aquí de hacer llamados a la tolerancia, al civismo, al respeto entre religiones y otra serie de libertades y valores democráticos, propios de la burguesía. Es sobre estas premisas sobre las que se asientan la persecución contra aquellxs que no se arrodillan y no aceptan la negociación con el Poder en sus términos. Se trata de un llamamiento precisamente a la intolerancia y al rechazo absoluto de cualquier fórmula bajo la cual la autoridad despliegue sus tentáculos, sea mediante la democracia o un estado totalitario como el formulado por el ISIS. Son distintas maneras de ejercer el control, la explotación y la muerte.

3. Guerra a la religión. Guerra al nacionalismo

Si algo evidencian los tiempos que corren, es la desesperada búsqueda de los oprimidos por agarrarse a identidades ficticias, creadas por los intereses del Poder a lo largo de historia: hablamos del nacionalismo y la religión. Estas identidades sirven de oportunidad para muchas personas que expulsados a la marginalidad, a una vida de miseria y tedio ingresarán en las filas de aquellos que les prometan la grandeza a través de la idea de Dios o de la Patria.

La religión, bajo cualquier fórmula, ha servido para edificar la autoridad y reforzar el Poder, dotándole de un aura divina y suprahumana, protegiendo el estatus quo de aquellos que lo ostentan. Esta alianza sirve para que las instituciones religiosas se perpetúen en su propio rol social (engañar, manipular y sembrar el servilismo con el orden establecido) adquiriendo los miembros de cualquier jerarquía religiosa un trocito del pastel del poder. La idea de Dios somete al individuo a la religión y se edifica en torno a aspirar al monopolio frente a los adeptos a otras religiones o aquellos que no se arrodillan. Homofobia, machismo, sometimiento, control… piezas indispensables en todo forma de religión. Las religiones de Jesucristo, Yahveh o Alá son enemigos de la vida y de la libertad.

El nacionalismo es un sentimiento inyectado por los Estados (o las clases burguesas que pretenden la formación de un nuevo Estado) entre la gente, entre los oprimidos, para sumarles a sus causas y servirse de las “masas” para legitimar sus intereses. Toda forma de nación implica la conformación de un Estado, antes o después; un Estado que se construya en torno a una cultura, una tradición y una serie de simbologías que convierten toda forma de cultura en algo estancando, monolítico, cerrado que solo busca encerrar a los explotados y oprimidos en identidades ficticias que les vincule con los intereses del Poder y enfrentar a los oprimidos entre sí. Toda nación es enemiga de la libertad.

4. Guerra al racismo

Los intereses del Poder a la hora de marcar las diferencias entre los explotados y explotadas, son un perfecto caldo de cultivo en tiempos de crisis para que la demagogia racista y xenófoba de los grupos de extrema derecha calen entre la población. Aprovechar el dolor y el sufrimiento y la interesada campaña mediática en generar una política en torno al miedo, sirven de argumentos a los grupúsculos nazis y fascistas para desplegar su basura racista y xenofóba, en este caso concreto a través de la conocida islamofobia.

Sin embargo, no se puede separar la función de los Estados (y su forma más común en nuestra realidad, la Democracia) del fascismo y su prácticas racistas y xenófobas. ¿Quién reduce la cultura de otros pueblos a meras representaciones folklórikas convertidas en mercancía para turistas? ¿Quién gestiona los CIES, las leyes racistas de extranjería, las fronteras o la doble explotación de las personas trabajadoras inmigrantes? El Estado y el Capital. Acabar con el racismo sin acabar con el Estado y el capitalismo es imposible.

5. Guerra a la seguridad

Los atentados en Cataluña han servido para evidenciar que el futuro ya está aquí en forma de presente: la militarización del espacio público en aras de la seguridad. Las leyes que buscan acotar aun más la libertad de las personas, el despliegue de cientos de efectivos armados a través de policía, militares y otros cuerpos de seguridad del Estado y la batería de leyes que ahondan en el control social son las beneficiosas consecuencias que políticos y altos mandos policiales y militares aprovechan en todo el mundo cada vez que el yihadismo hace su entrada en escena. Las medidas excepcionales de seguridad tienden a convertirse en norma una vez pasado el revuelo mediático.

Y guerra también a las instituciones policiales, sean policías o mossos. Guerra a estos cuerpos que solo sirven para proteger los intereses de las clases dirigentes y tienen en su historial la represión, la muerte y el encarcelamiento de aquellxs que decidieron y decidimos luchar con todos los medios a nuestro alcance contra los privilegios de la minoría opresora. Los medios de comunicación no han dejado pasar la oportunidad de hacer ver a los torturadores como fervientes protectores de la población y de paso, jugar a sus guerras de poder entre nacionalismos (catalán y español).

Frente a esto:

¡Guerra a sus fronteras, a sus guerras y a sus religiones!

¡Guerra social contra el Estado y el Capital!

Algunxs anarquistas

Bolivia: El TIPNIS EN EMERGENCIA

El TIPNIS es un territorio en el que lxs devastadores de la Pacha (Tierra)  lo ven como un espacio para saquearlo y enriquecerse, en un permanente acoso de parte del Poder mismo y otros con menos poder pero igual de explotadorxs, entre ellxs, plurinacionales (colonxs según el disfraz semántico del neocoloniaje), capitalistas,  y furtivxs. Madererxs, cazadorxs de caimanes, lagartos, jaguares, etc entre bolivianxs y extranjerxs, cocalerxs, empresas petroleras, etc,  son el conjunto de interesadxs que apoyan el “proceso de cambio”, un proyecto que no deja de ser nada capitalista y que trae consigo a empresas transnacionales para su enriquecimiento por medio de la destrucción de la naturaleza. No solo es la fauna la que intentan destruir, miles de especies de animales y comunidades que han estado sobreviviendo ante el avance del Capital y la civilización, llevándoles cuarteles, educación, hospitales, enfermedades propias de las urbes. Lo que hace el Poder, es subestimar –solo un pretexto para entregar su territorio a lxs explotadorxs-  la capacidad que tienen para convivir en constante armonía con su entorno y lo único que quieren es que no se construya la carretera que va a llevar “progreso y desarrollo” –miseria y etnocidio en pocas palabras- y desahuciarlxs  a su pronta desaparición, ni que decir,  ese “desarrollo” conlleva prostitución, trata, tráfico y explotación humana y animal, narcotráfico y todas esas enfermedades contra las que tenemos que combatir en las ciudades.

El TIPNIS se encuentra entre el norte de Cochabamba y el sur del Beni, a partir del año 2000 hasta el 2012 hicieron nueve marchas por el territorio y la dignidad, con la consigna de que el Poder respete su autodeterminación y no se entrometa en su forma de comportamiento con su entorno natural, el lugar tiene mucha diversidad en lo que a naturaleza se refiere, por ello, atractiva para lxs explotadorxs.

En el mes de octubre del año 2011, tras la llegada de miles de marchistas del TIPNIS, consiguen la aprobación de una ley que le concede intangibilidad al área protegida, el Poder ha aprobado este pasado martes 8 una ley que retira la intangibilidad del TIPNIS, basándose en una consulta trucha, en la que las comunidades originarias se resistieron a participar y votaron colonxs y personas y dirigentes compradxs que luego fueron expulsadxs por las comunidades del TIPNIS. La finalidad del Poder,  es terminar el tramo faltante de la carretera  que parte al TIPNIS en dos, para beneficiar a sectores y empresas capitalistas interesadas en saquear el parque. Este proyecto, es parte de la IIRSA, como sabemos, su intención es “integrar” a países sudamericanos por medio de carreteras, vías fluviales, férreas, etc. Esa integración acompañada de tratos entre el Poder, transnacionales, cocalerxs y demás interesadxs en enriquecerse a costa del saqueo. Sabemos que el TIPNIS va a resistir ante tal imposición, es importante el apoyo solidario en todas las ciudades, más allá de las leyes y decretos, de las ONG’s, partidos de derecha, ambientalistas reformistas y demás instituciones. La solidaridad ácrata se hace presente en las luchas de los pueblos, porque luchan por existir libres del Capital, nos alegramos de que se genere rebeldía y autonomía en estos sectores y luchen por una vida que no esté condenada a la explotación como en las ciudades. Tenemos mucho contra que luchar, la planta nuclear, las hidroeléctricas del Bala, Chepete, Rositas, contra todos los proyectos del Capital.

En otros Estados, las luchas nos hermanan, lamentamos comunicar la desaparición de Santiago Maldonado en Argentina, tras la represión en Cushamen, Chubut, donde vieron como gendarmes lo detenían, como parte de la represión  a esta comunidad para que Benetton pueda arrebatarles sus tierras. Fuerza al Pueblo Mapuche en Chile y Argentina, su lucha es compartida por nosotrxs, todxs los Estados son iguales, el enemigo es el mismo.

Ni dictadura ni democracia, autoorganización y autonomía en la lucha
Jan jiwkampi TIPNIS (No mueras TIPNIS)

Estado Español: La iglesia que ilumina es la que arde

Comunicado recibido el 30/06/2017:

Basta de dogmas en la universidad. Nunca nos dejaremos alienar en vuestras fórmulas vacías de contenido y de crítica. Estamos cansados de vivir bajo vuestra burbuja de represión y adoctrinamiento. Nosotrxs no olvidamos los crímenes del franquismo bajo la bendición de la iglesia. Tampoco a nuestrxs compañerxs estudiantes que lucharon desde las universidades en mayo del 68 en Francia o en contra del franquismo aquí en el Estado Español.

Ellxs buscaban romper con el sistema, empoderarse en la lucha y atacar a quienes nos controlan. Buscaban un mundo crítico, con conciencia y libre para poder ser lo que queramos ser, tener las relaciones que queramos tener y vivir donde queramos vivir. Lejos de sus fronteras, sus leyes y sus dogmas.

Vivimos en unos días en los que parece que nos hayan ganado, parece que nuestras ideas, memorias y acciones estuviesen dormidas o enterradas en la cuneta de cualquier carretera alejada de la mano de vuestro Dios. De allí salimos y despertamos. Si nos buscáis allí estaremos, planificando y estudiando cómo romper vuestro sistema.

Queremos despertar a las mentes críticas y libres, para que se sientan vivas al tomar las riendas de sus propias vidas. Queremos romper con la rutina, suscitar el debate y la reflexión. Queremos que quienes gozan de privilegios en esta Universidad, como es el caso de la iglesia, las empresas o las élites, dejen de sentirse seguras. Porque ellxs son lxs que quieren adormecernos y controlarnos mediante sus dogmas y sus cadenas. Pero que no olviden que aquí estamos y que son nuestros objetivos.

«Los años siguen su rumbo y el olvido no descansa, volviendo la vida mansa dejándola sin memoria, burlando su trayectoria y es que así el poder avanza, más nos queda la ofensiva y el incendio al que me apego, volviendo el recuerdo al fuego que como plaga se expande porque ante todo el que mande no seré nunca… borrego».

POR UNA UNIVERSIDAD LIBRE
POR UNA UNIVERSIDAD CRÍTICA
FUERA EMPRESAS DE LA UAM
FUERA LA IGLESIA DE LA UAM

«… y el angel tomó el incensario, lo llenó del fuego de la tierra y lo arrojó al altar; y hubo truenos y voces, y relámpagos, y un terremoto.»

Paraguay: ¡Abajo los políticos, arriba la revuelta!

Quienes tachan de ‘vándalos contra la voluntad popular’[i] a los rebeldes que quemaron el congreso y se enfrentaron a las fuerzas de la represión, quienes hablan de ‘grupos violentistas’[ii] o ‘barrabravas pagados’ refiriéndose a los que instalaron barricadas y prendieron los fuegos insurrectos en las calles del microcentro asunceno en la noche del 31 de marzo, solo pueden ser nuestros enemigos.

Lo que ellos ven como ‘saqueos y vandalismo de lugares públicos’[iii], nosotros vemos como un hermoso acto subversivo, un ataque a uno de los centros de la autoridad, del poder. Prenderle fuego al teatro del engaño que encierra el parlamento, a las perdidas ilusiones democráticas con sabor a dictadura… Al odiado edificio dónde a diario se reúnen cómodamente l@s verdugos que mienten, manipulan, causan pobreza, decretan miseria, legalizan desastre ambiental y militarización y demás prácticas asesinas…

Muchos lo habrán deseado, intentado, quizás proyectado. Las llamas no pueden sino dibujar una sonrisa sobre el rostro de los subversivos en Paraguay y más lejos ¡Por fin! ¡Por fin un claro acto de ataque dónde tanto tiempo han reinado la sumisión y el cinismo!

Mientras la izquierda lamentaba la ‘inacción y complicidad’[iv] de lo que ell@s denominan  ‘las fuerzas de seguridad’, la policía asesinaba, disparaba y torturaba. Así cayeron las últimas máscaras, las dudas, si es que quedaba alguna, sobre el papel de la izquierda paraguaya, desapareciendo hoy más rápido que los montes del Chaco.

Unicamente pueden llamar al diálogo y a la paz[v], l@s que se acomodaron en las bancadas parlamentarias, o l@s que aspiran a ello. L@s oprimid@s del Paraguay viven la violencia todos los días, incluso en tiempos de paz y democracia. Violencia en el campo con su soja, glifosato, militares y sicarios,  violencia del trabajo esclavo y alienante, violencia de vivir en una choza.  Violencia de verse obligado a vender porquerías para sobrevivir, de pedir limosna, de humillarse para recibir unas lucas de algún cheto. Violencia también la del machismo y la homofobia.

La supuesta paz que anhelan no existe. Y gran parte de l@s oprimid@s lo saben muy bien.
Otr@s much@s tienen claro el siniestro juego oportunista de la izquierda, dispuesta a tenderle su mano a la derecha más rancia, únicamente con el fin de reconquistar su parcela de poder. Un funesto juego estratégico del que millones son y serán víctimas. Asimismo nos daremos cuenta de que todo intento de diálogo con l@s verdugos del poder no es posible ni deseable porque es, y será, siempre falso.

Sin conquista del poder no hay posibilidad de cambio, nos dicen los marxistas, y con ellos la mayoría de l@s luchadores sociales en el país. Lógica que les ha conducido al mismo juego político del enemigo. ‘No hay nada que se parezca más a un representante de la burguesía, que un representante del proletariado’, escribió alguien hace tiempo.  Precisamente por ser representantes, mujeres y hombres políticos.

El problema no reside en quién tiene el poder, sino en el poder mismo. No reside en la cabeza pensante del Estado, sino en el Estado mismo. Y quedó claro en la época de Lugo, con las propuestas privatistas, la ley antiterrorista y la militarización del Norte, por citar un par de ejemplos.

El hecho de que much@s dirigentes, veteran@s de duros combates, estuvieran en el poder, ocupando cargos y/o brindando apoyo ‘crítico’, desmovilizó y pacificó dramáticamente muchas luchas. Logrando una represión más eficaz de lo que cualquier gobierno colorado pudo haber imaginado después de la dictadura. Las voces críticas le “hacían juego” a la derecha, mientras las más audaces, eran reprimidas como siempre. Todo eso no es sorprendente, sino la lógica consecuencia de las ideas políticas de la izquierda partidaria, incluso de su versión más radical.

Mucho se ha hablado en los últimos días de manipulación política. Lo ocurrido en el fondo, es un conflicto interno de élites. No cabe duda de que en la base existe la rivalidad entre los grupos del poder, dónde el pueblo es únicamente espectador y/o peón. Pero, como bien señalaron compañer@s anarquistas en otro texto, la quema del congreso y los disturbios no estaban en los planes de la élite, pero sí estaban en las ganas de los rebeldes. Así se pudo, por un momento, expropiar el conflicto, escapar al control del poder. Y esta es la grieta que hay que rescatar.

Más de un marxista[vi] se ha referido a los hechos como una réplica de la quema del parlamento alemán en manos de Marinus van der Lubbe en el año 1933. Afirman que se trata de una operación de bandera falsa, y que a la derecha lo utilizará para reprimir a la izquierda, tal como hicieron Hitler y los nazis después de la quema del Reichstag, sirviéndoles como pretexto para la persecución, entre otros, de los comunistas alemanes. Comparación que engorda la larga tradición comunista de falsificación de la historia. (También en 1933, se hablaba de provocación e incluso afirmaban que van der Lubbe trabajaba para la policía)

Marinus van der Lubbe era un joven proletario holandés, contrario a los partidos, el parlamentarismo y el sindicalismo, y a favor de la autonomía y la acción directa de las clases oprimidas, en pocas palabras, un revolucionario comunista consejista.

Días después de que los nazis llegaran al poder democráticamente, el holandés llegaba a Alemania a pie. Ya en Berlín asistió a mítines obreros y propuso a otros proletarios organizar una manifestación contra los nazis, quiénes le contestaron remitiéndole al partido comunista, en poder de la última palabra.

En aquella época, el Partido Comunista Alemán practicaba la política de “discutir con los fascistas para llevárselos hacia sus posiciones”. ‘Inclinarse ante la nueva correlación de fuerza y dejar que los fascistas se cansen en el poder. Todo acto de violencia será denunciado por el partido comunista como provocación y sus autores excluidos de las filas proletarios como agentes del fascismo’, llegarían a afirmar, repudiando toda resistencia espontánea.

Ante la total inacción de tant@s oprimid@s, Marinus decidió actuar por cuenta propia. No sólo contra los carniceros nazis, sino también contra el sistema democrático que los había llevados al poder. Y así prendió fuego al Reichstag con unos paquetes de fósforos.

¿Como podrían los estalinistas entender esa acción? ¿Esa mezcla de ideas subversivas y acción individual? En lugar de ver una antorcha llamando a la insurrección contra el terror nazi, se cegaron ante un complot de aniquilación a su partido. En lugar de reconocerlo como un hermoso acto de rebelión, un aliento de resistencia, una prueba incansable de lucha incluso en pésimas circunstancias… Solamente vieron provocación. El por qué de su ceguera es simple: nunca podrán entender gesto tan generoso, l@s que buscan dirigir, gestionar y ‘guiar a las masas’.

Tanto la derecha como la izquierda intentan sembrar confusión, confusión que conduce a la inacción y la resignación. Sin embargo, los hechos se nos presentan claros y los disturbios del 31 de marzo son el primer paso.

Es necesario actuar, de otro modo, las fuerzas políticas tendrán cancha libre para hacer su juego sucio. Y eso podría culminar con la recuperación de la izquierda, o aún más probable, con la derecha consolidada en el poder. Perdiendo l@s oprimid@s en ambos casos y sin dudar, l@s poderos@s, en alentar una guerra civil, al ver amenazados y en peligro sus privilegios.

Por esto es necesario la ruptura con la política. En lugar de cálculos políticos, de estrategias de conquista de poder, hay que apostar por la acción directa llevada a cabo por l@s oprimid@s mism@s, sin que nadie les diga cuándo y cómo tienen que actuar. Decidiendo ell@s mism@s cómo llevar a cabo sus luchas desde la autonomía.

Únicamente aquell@s que desconfían de las capacidades de l@s oprimid@s para dar forma a su propio destino, sus luchas y su emancipación, determinan necesarios l@s pastores, los partidos de vanguardia o los grupos de ilustrad@s que muestren el camino. Y sólo l@s pastores pueden temer al juego subversivo entre el acto individual y la proyección social insurreccional.

Entre l@s oprimid@s del Paraguay existe una larga experiencia de luchas contra el poder, especialmente  en el campo pero también en las ciudades, es el caso de la ocupación. Muchas veces esas luchas se pierden en el camino, no por falta de resistencia o por desgaste ante la represión, sino porque los rebeldes acaban por confiar en un líder o en la política.

Romper con esa dinámica sería un paso hacia adelante. Una vez allí, los subversivos pensarán en el próximo paso a seguir. Porque si bien, el parlamento es uno de los brazos del poder, los tiempos en que los rebeldes hacían la revolución tomando palacios y defendiendo barricadas, han quedado atrás.

Hoy día el capital y la autoridad residen en muchos lugares. Es cierto que las instituciones forman parte de esa red, y la policía, pero la opresión y la explotación también se encuentran en las tecnologías que nos imponen, en las infraestructuras que facilitan el control, el saqueo capitalista, y en las relaciones entre nosotr@s.

Por el asalto a esta realidad, a sus defensores y sus falsos críticos.

Por la anarquía

“Queremos acabar esas luchas políticas que ocasionan derramamientos de sangre obrera promovidos por esos ambiciosos para elevarse al poder; los obreros deben pelear para su emancipación y no para nuestros explotadores.
[…]
Queremos destruir toda forma de gobierno porque mientras existan autoridades también existirá tiranía; podremos cambiar de tiranos, pero siempre tendremos la misma tiranía; esto es, mientras existan hombres que quieran oponer su voluntad a los demás hombres, no existirá para la humanidad ni un síntoma de libertad.
[…]
Queremos una sociedad comunista […] queremos una sociedad anárquica; que no haya poder autoritario. […] Como se comprende, el comunismo es la verdadera igualdad y fraternidad, y la anarquía es la completa libertad individual y la verdadera justicia y ambos constituyen una sociedad armónica, civilizada y de progreso.
Por lo tanto, compañeros del mundo entero, si queréis ser libres y concluir de una vez con esa plaga langostera burguesa para que no aparezcan en las generaciones futuras, es necesario unirnos las manos callosas a través de las fronteras, cuya unión se irá practicando con la formación de grupos de afinidad completamente libres y propagando las ideas comunistas anárquicas en los cafés, fondas, teatros, centros y convocar reuniones libres.
Grupo de afinidad es la unión de varios individuos con el deseo igual de ejecutar una misma cosa; por ejemplo, un individuo es apto para la propaganda hablada, puede unirse con otros individuos de igual aptitud y formar un grupo para convocar reuniones, […] es de espíritu revolucionario, que busque individuos revolucionarios y organizar un grupo de acción revolucionaria y así sucesivamente se van uniendo por la ley de afinidad, ley que no está escrita en ningún código porque es una ley natural e inviolable. La unión de este sistema tiene la ventaja de que todos los individuos proceden libremente en todo aquello que juzguen conveniente, sin verse obligados por ningún reglamento ni someter sus acciones a la aprobación de nadie, esto es, no es necesario ningún estatuto ni reglamento, como tampoco ningún presidente, ni secretario. Es el único modo de obrar libremente y abolir camarillas de zánganos y plantear un régimen económico. Esta forma de organización, de propaganda y acción tiene la facilidad de multiplicarse constantemente y en todas las direcciones, es fácil también burlarse de las pesquisas policiales porque no se archivan documentos ni se levantan actas de acuerdos como tampoco existe ningún centro determinado y está en todas partes puesto que cada individuo es un sujeto de la actividad.”
Cita sacada del “Manifiesto Anarquista”, del grupo ‘los Hijos del Chaco’, Asunción del Paraguay, enero en 1892.

Notas:
[i] Comunicado del Partido Convergencia Popular Socialista (PCPS)
[ii] La versión paraguaya del Incendio del Reichstag, Luis Agüero Wagner
[iii] Comunicado del PCPS
[iv] Ibidem
[v] Ibidem
[vi] Luis Agüero Wagner, Osvaldo Zayas, Celso Guanipa Castro, entre otros

Chile: La violencia en las protestas como respuesta al E$tado y al Capital

Texto recibido el 13/04/2017:

La llamada Autodefensa, violencia contra la violencia del estado $hileno, la encapuchadx, lxs sin rostro, lxs cabrxs con las manos con camotes, lxs cabrxs con el coligue rompiendo la publicidad de sucursales bancarias, lxs cabrxs cortando cables de cámaras, lxs cabrxs camotiando a lxs sapxs, lxs cabrxs rayando el paradero y los muros de la ciudad, lxs cabrxs devolviendo lacrimógenas a lxs pacxs o la propaganda que vuela por el negro humo en cada barricada y aun así queda mucho mas por nombrar ¿Pero? Sabemos perfectamente que en el momento de la pelea con la yuta, estamos todos en la misma línea, todxs atacamos en contra de la yuta, en contra del símbolo del capital y el estado $hileno.

¿Por qué? El estado tiende a tener diferentes corrientes que nos violentan día a día en NUESTRAS vidas como por ejemplos los colegios y su supuesta educación, las deudas, las propaganda del consumismo y materialismo, el trabajar para vivir, las universidades, los hospitales, la movilización en las ciudades y en pueblos, las leyes y sus amenazas, son claros y resumidos ejemplos de una violencia física y mental. La violencia del estado $hileno y el kapital siempre están presentes desde que nacimos.

Luego de la protesta aparece el típico caballero repitiendo las mismas palabras del locutor de noticias nazionales en los colegios o el trabajo y es aquí donde nos preguntamos ¿Cómo no rebelarnos contra el estado $hileno?, ¿Cómo aguantar la violencia sin dar respuestas?, ¿Cerrar los ojos y hacerse lxs locxs? o mejor llevar una pancarta y personas felices en masas pintándose las caras y cantando es lo más adecuado? Para nosotrxs lxs capuchas, eso es pacifismo, es como te quiere el Estado $hileno contento y dejando que mueva los hilos y manipularte indirectamente.

¿No hay permiso pa’ la protesta? Vamos igual, ¿Hay permiso pa’ la protesta? Vamos igual pero siempre preparadxs y no con las caras pintadas ni pancartas de colores, vamos preparadxs con piedras, con botellas con pintura, con latas para rayar los muros, con encendedores para iniciar la barrikada y alguna ke otra mecha, con las ganas de responder a esa violencia que ejerce el estado $hileno kapitalista, con las ganas de llegar hasta incendiar una sucursal bancaria si es que existe la posibilidad que nos da el corto tiempo de akción, con esas ganas que no son na’ de agradables para el buen ciudadanx, con esas ganas de interrumpir las tranquilas vidas, de sabotear momentáneamente sus cámaras de vigilancia, de destruir cada paradero, dejar unxs cuantxs yutas adoloridos, tomándonos las calles y llenándola de nuestra respuesta a su violencia kapitalista.

Por eso somos encapuchadxs, por que no dejamos que esa invisible violencia kapitalista se convierta en pancartas, sino que se convierta en autodefensa.

¡Porque tenemos toda una vida de kombate y ningún minuto de silencio!
¡Juventud kombatiente, insurrección permanente!

Asunción, Paraguay: La felicidad de quemar un Congreso -símbolo de la opresión estatal-

Comunicado recibido el 05/04/2017:

Los poderosos en Paraguay son siempre dueños de todo, incluso de los conflictos sociales y políticos. Sus tentáculos son varios. Al pueblo le dan parte en esos conflictos como espectador o como peón. Obligado a participar de esa forma, el pueblo a veces despierta y reinventa el conflicto de acuerdo a sus propios intereses y demandas, rompiendo con lo que las élites esperan de él, superando el rol asignado y cambiando dramáticamente la situación.

Es lo que hemos visto el 31 de marzo. La quema del Congreso no estaba en los planes de la élite para manejar su conflicto interno, pero sí estaba en las ganas del pueblo, que simboliza en esa institución años, décadas de opresión política a la que prender fuego. El pueblo decidió dar salida a sus propios deseos y vivió la felicidad de quemar el Congreso, forzando todos los planes preestablecidos, escapando al control del poder, deviniendo fuego.

Los hechos cambian cuando el pueblo toma parte y se hace protagonista de su historia, y así como nos expropian la vida a cada rato, podemos expropiar sus conflictos a los poderosos y hacerlos nuestros por el momento. A los poderosos no les gusta cuando el pueblo escapa a su control y es cuando sus operadores llaman a la inmovilidad en nombre de una paz que es para los otros y sus propios intereses, nunca para el pueblo. Este momento puede ser muy corto: ahora ya están llamando a la paz social, a la inmovilización.

Los momentos y procesos populares que se dan en situaciones críticas como la vivida el 31 de marzo no encajan en los planes ni en el sentido de quienes se dedican a la teorízación política y nunca miran más allá de sus planes partidarios.

La acción directa, la movilización en las calles es pedagogía en movimiento y la gente descubre allí que es más autónoma de lo que cree en una experiencia liberadora y constructiva de conflictividad social que reacciona contra años de desigualdad y abusos políticos. Las historias individuales y colectivas de las personas operan y se materializan en las acciones concretas, contra lo que perciben día a día como poder y en la solidaridad con quienes están al lado y sufren la misma represión. Soberbio es tildar a estas acciones como “improvisación”.

La violencia de la policía no tiene nada de extraña ni sospechosa, tampoco es una sorpresa como ahora se dice. Esta vez la policía -una vez apagadas las cámaras de televisión- procedió a convertir las calles de Asunción en un escenario de los años ‘70 del stronismo, apresando arbitrariamente a quienes caminaban incluso alejados de la zona del conflicto la noche del 31 de marzo y madrugada del 1 de abril, con detenidos que sumaron más de 200 personas, agresiones a la comunidad LGTBIQ, violencia machista, torturas, por la represión violenta y desmedida y, sobre todo, por el asesinato a mansalva del joven Rodrigo Quintana, después de atracar un local de la oposición política.

La constitucionalidad, la institucionalidad o la legalidad no son los temas de fondo y eso todxs lo sabemos. La legalidad es el ejercicio del poder sujeto a sus intereses en un tiempo dado, es por eso que cambia cuando cambian sus intereses. La violencia estatal es una respuesta para apagar la crisis política propiciada desde su propio seno. No nos sorprende pero no deja de indignarnos. El asesinato de Rodrigo Quintana no merece impunidad.

Ahora es el momento de accionar, de realizar la experiencia de la autonomía en la acción directa, Contra todo pronóstico y contra lo que se espera del pueblo, que es la sumisión, la obediencia a líneas preestablecidas en oficinas partidarias, el rol de aprendiz y de espectador.

Aprovechemos el momento, no cumplamos los roles establecidos, dejemos por un momento de ser espectadores. Seamos pueblo, seamos acción.

Coordinadora de Grupos e Individuales Anarquistas de Asunción – COGIA

en alemángriego | portugués

Chile: Pacificación y revuelta en torno al “día de la mujer”. Una reflexión anárquica

Cuando nos damos cuenta de la naturaleza autoritaria y patriarcal de la sociedad actual, entendemos los géneros como imposiciones a través de las cuales lxs individuxs somos obligadxs a reproducir ciertos roles dentro de la red de la dominación.

Ciertamente, esta sociedad continúa imponiendo a quienes nacen como “mujeres” una posición inferior a los nacidos como “hombres”.  De ahí que cada 8 de marzo, cuando se conmemora el “día de la mujer”, muchas personas, en su mayoría mujeres, salen a las calles para manifestar su descontento ante tal situación de inequidad.

La historia más conocida sobre la conmemoración del 8 de marzo hace referencia a los hechos que sucedieron en esa fecha del año 1908, donde murieron calcinadas 146 mujeres trabajadoras de la fábrica textil Cotton de Nueva York en un incendio provocado por los patrones, ante la negativa delas trabajadoras de abandonar el encierro en el que protestaban producto de los bajos salarios y las infames condiciones de trabajo que padecían.

Fue en 1910, durante un Congreso Internacional de Mujeres Socialistas, en donde se propuso que se estableciera el 8 de marzo como el Día Internacional de la Mujer, en homenaje a aquellas que llevaron adelante las primeras acciones de mujeres trabajadoras organizadas contra la explotación capitalista.

Sin embargo, como ha sucedido con otras fechas que tienen un origen ligado al conflicto con los dominadores, el 8 de marzo se ha transformado mayoritariamente en un desfile ciudadano donde los discursos victimistas de la mayoría de lxs manifestantes se combinan con los intentos de los gobiernos por hacer de “la lucha por las mujeres” un elemento de consenso con el resto de la población.

Así, al igual que otros hitos conmemorativos, el 8 de marzo ha sido recuperado por las democracias capitalistas para limitar los cuestionamientos al sistema político/económico y silenciar la lucha histórica contra los explotadores y sus tácticas de exterminio y control social.

Como antiautoritarixs, nos negamos a hacer de esta fecha un día de pacificación y de consenso con el Estado y el reformismo izquierdista, ya que negamos en nuestra vida toda forma de poder y toda imposición desde los sectores dominantes, propagando la revuelta contra el orden social autoritario y cuestionando también nuestras propias conductas individuales para posicionarnos en guerra contra el sistema de dominación, sus métodos de control y los límites que éstos generan en nuestra cotidianidad.

Nuestra lucha es por la Liberación Total, y en ella combatimos a toda persona que trate de imponernos su voluntad y poder, sea esta persona “hombre” o “mujer”, rico o pobre, blanco o negro, etc. De igual modo, nuestra afinidad está con cada individux que desee romper las cadenas de la autoridad, sin importar su sexo, raza o especie.

¡Porque en la lucha no somos víctimas!
Porque luchamos contra toda forma de autoridad.
¡Que la acción anárquica y la tensión anti-patriarcal se propaguen por todas partes!

Anárquicxs contra la pacificación de nuestras vidas.
Marzo 2017

[Chile] Lucha radical mapuche: Resistencia ancestral contra el Estado y el Capital

«Cada individualidad, grupo, tribu o pueblo originario tiene sus formas de resistir a este sistema, tiene sus propias visiones y formas de organizarse. Sin embargo tienen el mismo enemigo que los reprime y oprime y el fin último de sus luchas es vivir libres y autónomos». (Compañero Carlos Gutiérrez Quiduleo)

1.Breve recorrido de un camino de resistencia.

Es sabido que la lucha del pueblo mapuche lleva ciento de años. Incluso antes de combatir a los conquistadores españoles, ya habían frenado el avance del imperio inca impidiendo su avance hacia el sur del territorio hoy llamado Chile y obligándole a mantener su posición en la zona central de “Chile”.

Conocidas son también las batallas y enfrentamientos con los conquistadores españoles, donde por más de cien años se libró una guerra que puso en jaque las pretensiones de los conquistadores de dominar el territorio sin mayores obstáculos, obligándoles, luego de procesos marcados por el exterminio y el cautiverio, a delimitar una frontera que permitiera a los mapuche mantener su territorio al sur del río Bio Bio.

Una vez creado el Estado Chileno, se volvió a intensificar la opresión en territorio mapuche en lo que la historia de los poderosos aparece denominado hipócritamente como la «pacificación de la Araucanía», lo que en verdad se trató de un exterminio étnico y cultural masivo que profundizó el despojo entregando tierras mapuche a colonos alemanes con el objetivo de «civilizar» las tierras de los «salvajes».

En las décadas recientes, la lógica del despojo se ha intensificado tras la instalación de las políticas económicas neoliberales impuestas en la dictadura, entregando tierras ancestrales mapuche a empresas forestales e hidroeléctricas, talando bosques, inundando tierras, plantando pinos que asesinan el ecosistema nativo e instalando plantas de procesamiento de celulosa que devastan el territorio.

2.Despojo, represión y resistencias contra el Estado y el Capital.

Con la llegada de la democracia se intensificó la lógica mercantil, pero al igual que durante los últimos siglos, la resistencia mapuche volvió a emerger con propuestas organizativas y acciones directas que apuntan a la autonomía del pueblo mapuche a través de la recuperación y defensa de su territorio ancestral. Este objetivo ha tratado de materializarse a través de las últimas décadas con la articulación entre comunidades así como también con acción directa contra objetivos de diverso tipo, como los ataques incendiarios a infraestructura de empresas forestales, de latifundistas, casas de veraneo de políticos, iglesias, etc. que forman parte de los intereses de los capitalistas y del Estado chileno presentes en la zona.

Heterogéneo es el panorama en lo que podemos llamar «lucha mapuche». En su paisaje encontramos al mismo tiempo comunidades y grupos asimilados por la vía institucional chilena, discursos victimistas, comunidades en conflicto, grupos de resistencia armada, organizaciones político militares, propuestas anticapitalistas/revolucionarias, ideas de liberación nacional, etc.

En medio de esta diversidad el Estado chileno busca profundizar la resolución del conflicto a través de la vía de las instituciones, mostrando al mismo tiempo una imagen de respeto a la diversidad poniendo gente mapuche al lado de las autoridades en discursos políticos, insertando el idioma mapuche (el mapuzungun) en edificios estatales y textos escolares, poniendo gente de origen mapuche en cargos políticos en la «zona de conflicto», etc.

En paralelo a esto, una política de intensa represión se ha desatado desde hace años contra las comunidades mapuche en pie de lucha que no se pliegan a las imposiciones y ofertas estatales. A ellas se les ataca desde el Estado con allanamientos continuos, agresiones a niñxs, encarcelamientos, asesinatos, torturas, fiscales especiales, seguimientos, escuchas teléfónicas, uso de testigos encubiertos, uso de informantes a cambio de beneficios, policías militarizadas, grupos paramilitares y toda una gama de recursos propios de la guerra contrainsurgente al servicio del Estado y el Capital.

3.Rescatando experiencias de una lucha sin treguas.

A pesar de todas estas herramientas represivas, el Estado no ha logrado frenar la lucha mapuche en sus expresiones más radicales, con las cuales nos hermananos conociendo las diferencias que nos separan con cualquier posición victimista y etnocéntrica que no ponga atención a la existencia de otras tendencias en guerra contra el Estado y el capital.

Una vez asumidas ciertas distancias, rescatamos el accionar permanente contra los intereses  estatales y capitalistas y cómo a pesar de la represión este accionar continúa e incluso se extiende y se intensifica sobrepasando toda la política de guerra anti-subversiva desplegada en la zona mapuche con cientos de hombres y millones de pesos gastados en recursos humanos y técnicos para la represión.

Varios aprendizajes podemos obtener para nosotrxs mismxs mirando la continua lucha radical mapuche, elementos que sin duda podrían aportarnos en la lucha insurrecta contra toda autoridad. Su ritmo de guerra es ya un ejemplo a seguir, intensificando y diversificando el combate, por un lado contra el despojo de siglos aun vigente, y por otro lado como respuesta a los golpes represivos.

Así, por ejemplo, en abril de 2016 mientras el Estado, sus fiscales, policías y agentes de inteligencia aun no paraban de celebrar y alardear tras la detención de un grupo de comuneros acusadxs de participar en el atentado incendiario donde murieron quemados dos latifundistas (2015), grupos de resistencia mapuche realizaron diversos atentados incendiarios que descolocaron al poder demostrándole que el encarcelamiento no es sinónimo de derrota y que la lucha sigue y se intensifica.

Algo importante también a considerar es que ese continuo accionar a pesar de los arrestos y asesinatos de comuneros mapuche, de los allanamientos y continuos hostigamientos a comunidades, e incluso de la traición de mapuches que han terminado colaborando con el Estado, no tiene necesariamente que ver con una profesionalización militar mapuche -aunque así lo quiera mostrar el poder-. Todo lo contrario, se trata de individuxs y colectividades que con ingenio y decisión toman parte activa en la lucha radical sin dar treguas al enemigo en una guerra que comienza en el interior mismo de las comunidades en conflicto que avanzan en la recuperación territorial y resisten las embestidas policiales.

Esa actitud en la lucha, ese ritmo de guerra, son un ejemplo para nosotrxs. Llevar la guerra a todas partes desde nuestra posición de continua confrontación es algo sin duda temido por la autoridad.

Cuán fuertes seríamos si más compañerxs tuvieran esa actitud de romper su propia rutina y comodidad, para pasar a desatar la rabia contra la dominación, para devolver los golpes del enemigo y darlo todo en la insurrección permanente contra el poder.

La experiencia la tenemos cerca, las ganas y la convicción dentro de nosostrxs.

¡En los bosques, campos y ciudades… A propagar la guerra contra la dominación!

Texto publicado en revista «Contra Toda Autoridad» #4

Una reflexión autónoma sobre control social y represión en Latino América

Estas reflexiones surgen a partir de la respuesta de algunos colectivos e individualidades que acudieron al siguiente llamamiento en Chile:

“Solidarizar con los P.P. encarcelados desde hace décadas por el Estado Peruano, exigir su libertad, el cierre del penal militar de la base naval del Callao, el fin de la farsa de nuevos juicios y el fin del aislamiento y régimen de tortura que se aplica contra lxs compañerxs, denunciando la grave situación de salud en la ke se encuentra el P.P. Abimael Guzmán y la negativa del Estado Peruano de otorgarle un tratamiento médico adecuado”

Diversos grupos de izquierda solidarizan con Abimael Guzmán considerándolo un P.P. más en el Perú. Entonces, podemos notar que la ignorancia que existe con respecto a la realidad de la historia de dicho territorio está consiguiendo resultados, sobretodo en mentes que normalizan la obediencia. Quienes entienden de lo ke se trató este holocausto aborigen/campesino ocurrido en la década del 80 y lo justifican con ideas antropocéntricas y eurocentristas, totalmente ajenas a las reivindicaciones de los pueblos originarios, también utilizan como manto las acciones que el poder emprendió contra el PCP para (de cierta forma) liberar a Abimael Guzmán de la responsabilidad que tiene en la deconstrucción política que impuso utilizando el proceso de autonomía que vivían indígenas y campesinxs, para lograr fines disfrazados con discursos de libertad.

Ahondando en la historia del sistema penitenciario Peruano.

Antecedentes.

En el período Incaico existió un derecho que se transmitía vía oral por generaciones. Existieron castigos como la pena de muerte, prisión preventiva, encarcelamiento, tormentos y la flagelación, prácticas justificadas por la necesidad de mantener el sistema que había implantado en un vasto territorio de dominación donde las normas penales  representaban las máximas morales.

En la época colonial no cambió mucho en cuanto a la crueldad de los castigos, sin embargo, en el período incaico, la aplicación de una pena conlleva la sanción de un delito cometido sin importar la diferenciación social, no así en el período colonial, donde el/la aborigen resultó siempre perjudicado por naturaleza de raza, las torturas a la que eran sometidxs rebasaban toda imaginación posible. Se conocieron prisiones destinadas a los nobles, otra eclesiástica y la común, ésta ultima constituida por indígenas. En ésta época el sistema penitenciario trajo resultados reflejados en la ignorancia y la barbarie.

Desde 1820 (aprox.) hubo un avance organizacional penitenciario que incluyó la diferenciación por edad, género y “tipos de indígenas” (primitivos de la Amazonía y semicivilizados). Se consideró la corrupción de alcaides para asegurar el pago por “derecho a cárcel”.

El actual sistema penitenciario es rectorado desde 1985 por el Instituto Nacional Penitenciario (INPE) que es un organismo público descentralizado del sector justicia, el cual tiene como órganos desconcentrados 66 establecimientos penitenciarios a nivel nacional. Sus funciones se disgregan en 3 áreas: administración, tratamiento y seguridad.
Hoy, la sobrepoblación de las cárceles Peruanas es de 132%. El penal Jaén es el segundo más hacinado del país con un de poco más del 500%.

Más de 1.800 extranjerxs están presxs en cárceles Peruanas. La mayor cantidad de reos son de Colombia, México y España, que fueron detenidos, en su mayoría por tráfico de drogas y estupefacientes.

Como posibles soluciones se propone la construcción de más cárceles pero muy alejadas de las ciudades para evitar la delincuencia intracarcelaria, reducir la sobrepoblación con medidas alternativas a la privación de libertad como el uso de grilletes electrónicos y reducir las detenciones preventivas masivas.

Los penales peruanos albergan a más de 4.660 mujeres y 185 menores que viven con sus madres presas hasta cumplir los 3 años, donde pueden salir con un familiar o a un internado. Los hombres tienen más posibilidades de trabajo que las mujeres y los escasos trabajos a las que ellas pueden optar están relacionados a roles tradicionales de género (tejido, bordado, chocolatería y cocina) y para madres las posibilidades disminuyen. Las cárceles mixtas no tienen las condiciones ya que fueron creadas para hombres.

En la mayoría de los penales para mujeres no hay atención especializada para mujeres y el tratamiento de salud mental no existe, tampoco hay guardería ni pediatras.

El 46% de las mujeres presas no tiene sentencia definitiva, para ser trasladadas a hospitales son engrilletadas aunque estén embarazadas o muy enfermas.  A diferencia de los hombres, las mujeres deben realizar trámites y adjuntar una serie de documentos para conseguir el beneficio de visita íntima, cuya aceptación está siempre a criterio del personal penitenciario.
Los gritos, insultos y apodos se dan en presencia de niñxs y familiares. Hombres, mujeres y sobretodo adolescentes son violadxs por otrxs reos y funcionarios.

Hasta el 2015, las cárceles peruanas soportaban 300 p.p. a lxs cuales se le niegan derechos fundamentales y todos los beneficios penitenciarios. Amuchxs se les ha negado la libertad, aún habiendo cumplido su condena.

A lxs liberadxs se les impide trabajar, se les persigue y hostiliza, agravando la persecución con nuevas leyes como la “muerte civil” a quienes no hayan pagado sus reparticiones civiles, que son impagables por exorbitantes, negándoseles el derecho a la organización y participación política.

La realidad carcelaria en Perú es un tema importante en el cual debemos comenzar a reflexionar y debatir, pues, las experiencias europeas son consideradas por sobre las de territorios vecinos, tal cual lo exige la hegemonía cultural del dominio.

Quienes solidarizan con lxs presxs del PCP, especialmente con Abimael Guzmán, asumen la barbarie ejercida como producto de errores metodológicos, o casi responsabilidad única del estado Peruano, sin embargo, los mismos PCP que son marxistas leninistas maoístas creen que es necesario un gobierno autoritario para solucionar los problemas del país.

Solidarizar con la prisión política de manera indiscriminada, normaliza prácticas como las ke ejerció el PCP (por dar un ejemplo) y “hacer vista gorda” nos convierte en cómplices.

La equidad debe ser ejercida de manera autónoma desde la praxis.

Las cárceles existen para perpetuar la esclavitud.

Contra todas las cárceles, incluyendo las mentales.

Anónimxs
Marzo
2017

Chile: Una mirada anárquica sobre los incendios forestales en la zona centro-sur de Chile

Una mirada anárquica sobre los incendios forestales en la zona centro-sur de Chile y sobre los intentos del poder por sacar provecho apuntando a la subversión mapuche y anarquista.

Desde hace un par de semanas ha sido noticia en Chile la expansión de diversos focos de incendios en plantaciones del negocio de la industria forestal,en la zona centro-sur del país. Estos focos de incendio fueron extendiéndose por diversos territorios y han tenido como consecuencia un daño irreparable de diversos ecosistemas naturales y bosques nativos, alcanzando viviendas y produciendo la muerte de personas y un gran número de animales en lo que ya es un verdadero ecocidio que aun no se detiene.

Estos incendios forestales y sus consecuencias se han transformado en el tema que ha copado la agenda noticiosa de las últimas semanas, con la clase política, empresarial y la prensa (des)informando e imponiendo una versión sobreel origen de los incendios que omite –o deja en ultimo lugar- cualquier responsabilidad por parte de las empresas forestales. A su vez, ante la magnitud de la catástrofe, varios grupos y organizaciones buscan apoyar a los territorios devastados y critican desde diversas posiciones la forma en que el gobierno ha abordado la problemática.

Como anárquicos, enemigxs de esta y cualquier sociedad, pero parte de un contexto que no podemos eludir con nuestro silencio, queremos propagar unas cuantas ideas para agudizar la crítica práctica contra la dominación hacia la tierra y quienes la habitamos.

i. Sobre lxs verdaderxs responsables

A pesar de la campaña comunicacional desplegada desde el poder, es un hecho que la responsabilidad de la catástrofe ecocida producida por estos incendios recae, principalmente y sin ninguna duda,en las forestales y su monocultivo de pinos y eucaliptos, protegidos y promovidos por el Estado para el enriquecimiento empresarial que devasta ecosistemas y comunidades.

Algunas organizaciones ambientalistas, con quienes coincidimos solo en algunos análisis y datos -como la Red por la Defensa de los Territorios- sostienen acertadamente que los principales responsables de la catástrofe que enfrenta la región chilena están relacionados con el modelo forestal (neoliberal) que  sustenta el Estado chileno a favor del oligopolio de las multimillonarias empresas,  el cual se ha mantenido por más de 40 años. Esto ya que los focos de incendios, en su mayoría, han tenido su origen en plantaciones de monocultivos.

En un artículo, estas organizaciones señalan que “los efectos de las plantaciones de eucaliptos sobre las reservas de humedad del suelo comienzan a aparecer a la edad de 4 a6 años, después de la cual el déficit de agua durante el año es similar al observado para un bosque maduro (FAO, 1987). Las tasasde transpiración difierenentre las especies de eucaliptos, fluctuando aproximadamente entre 20 y 40litros/árbol/día (…)Las plantaciones forestales requieren una gran cantidad de agua para su desarrollo,por lo que, su impacto sobre la disponibilidad del recurso agua es especialmente importante en las zonas menos lluviosas de Chile”.

Señala la misma Red que «en Chile se estimaque hay tres millones de hectáreas de plantaciones forestales en el centro sur,de las cuales unas setecientas cincuenta mil hectáreas (750.000) corresponden al holding CMPC cuya empresa principal es Forestal Mininco, controlada por el grupo Matte. La otra, concentra más de un millón doscientas mil hectáreas (1.200.000)que corresponde al Holding Copec – Antar Chile cuya principal empresa del rubro forestal es Celco – Arauco de Angelini, (…) Desde la Dictadura Militar hasta los gobiernos civiles, todoshan defendido este empresariado, llamando desarrollo a la apertura de nuevos focos de extracción y servicios para la industria forestal, a las plantaciones forestales como bosques y llamando estado de derecho a la imposición de la voluntad empresarial a través de la represión y el terrorismo de Estado.»

Por su parte, el portal informativo «Resumen» señala que»las plantaciones de pinos y eucaliptos, las plantas de celulosa y toda la infraestructura vial y portuaria a su servicio son elementos que, a la vez deconstituir el engranaje de un sustancioso y exclusivo negocio, representa la explotación de los territorios que ocupan y el empobrecimiento de sus comunidades.”

Con todo esto, a pesar de sus esfuerzos por desviar la atención, es claro quiénes son lxs verdaderxs y principales responsables. Pero aun hay más.

ii.El poder y sus esfuerzos por sacar provecho a la situación.

En medio de este contexto, junto a los tradicionales llamados a la unidad nacional y el alineamiento social de las personas y el Estado bajo un mismo interés,desde sectores ligados al poder político y económico se ha intentado propagar la tesis de que los incendios forestales y sus consecuencias han sido causados por grupos mapuches o anarquistas “terroristas”, dirigiendo el foco de atención lejos de las empresas forestales y apuntando a los ya no tan nuevos enemigos internos del Estado Chileno. Los medios de comunicación masivos, fieles a su rol de cómplices del poder amplifican tales tesis. El gobierno ha descartado públicamente la participación de tales grupos luego de investigar, pero se refuerza de todos modos la idea del “fantasma del terrorismo” como forma de explicar los problemas sociales y como modo de justificar la represión hacia la subversión mapuche y anarquista.

Ejemplo de esto ha sido la reciente detención de un comunero mapuche y de una persona de Santiago acusados de ser parte de una “escuela de guerrilla”. También han aparecido noticias en la prensa hablando sobre vínculos entre mapuches, anarquistas y ex miembros de organizaciones políticos militares de izquierda en relación a investigaciones sobre atentados explosivos/incendiarios y asaltos a camiones transportadores de dinero en el sur de Chile.

Por estos días también en el parlamento chileno discute propuestas para la modificación de la Ley Antiterrorista, buscando ampliar las facultades para encerrar insumisxs e incorporando la figura del “terrorista individual”, evitándose así los acusadores tener que discutir si la persona inculpada pertenece o no a una organización catalogada como terrorista.

De esta manera, el poder busca sacar ventaja aprovechándose de la situación cuando las miradas de las masas enajenadas están puestas en los incendios y en aplaudir la acción de los aviones privados anti-incendios y a los burgueses que hacen sus hipócritas donaciones en medio del ecocidio socioambiental.

iii. Por la necesidad de propagar la crítica y la acción radical contra la civilización y el poder.

Por nuestra parte, como anárquicxs-antiautoritarixs no nos interesa exigir ingenuamente al Estado que rompa con los intereses empresariales de grupos como Matte y Angelini, o que fiscalice, regule limite o ponga fin al negocio de las forestales. Lo que nos interesa propagar la crítica radical en torno a que el problema tiene raíces más profundas que el neoliberalismo, siendo consecuencia de la relación de poder sobre la naturaleza y la tierra entendida como una mercancía al servicio delos intereses humanos antropocéntricos, civilizados y capitalistas, visión que a lo largo de siglos y milenios ha intervenido, modificado y destruido ecosistemas y comunidades nativxs, salvajes y ajenos a la mercantilización de la naturaleza  bajo el nombre del “desarrollo” o “progreso”

No nos interesa exigir un cambio de modelo económico hacia uno menos «invasivo», de «menor impacto» o «sustentable», como se plantea desde el reformismo ciudadanista y legal.

Nos interesa destruir al Estado y toda relación de poder, volver a sembrar bosques nativos al mismo tiempo que potenciar prácticas de vida autónomaque no dependan del mercado, ni del Estado, ni de nadie que intente beneficiarse de nuestras vidas. Esto siempre de la mano del ejercicio de la acción directa en todos sus modos, incluido el ataque directo a las estructuras de la dominación, de la explotación y la devastación, sus responsables y cómplices en la sociedad.

No peticionismo. No legalismo. No delegación.
A deslegitimar los discursos del poder.
A responder el llamado de guerra contra el proyecto IIRSA
A potenciar las redes de autonomía y acción directa
contra la civilización y toda forma de autoridad y dominación.

Algunxs anárquicxs.
Región chilena. Febrero 2017

Pincha aquí para leer/descargar en PDF.

Neuquén, Argentina: No al trabajo

Comunicado recibido el 18/02/2017:

Nota previa: Acá van unas palabras, en torno a los despidos sucedidos hace un mes aprox. en la ciudad de Neuquén, Río Negro, Argentina.

Palabras para la crítica, la reflexión y la acción acerca de la situación de las trabajadoras textiles despedidas en Neuquén. Y en solidaridad con las personas que luchan por querer vivir en libertad.

Yo NO apoyo a las trabajadoras textiles de Neuquén

La esclavitud asalariada es el mayor dominio de nuestros tiempos. Todo tipo de trabajo es esclavitud; siendo eje de la Producción es una de las herramientas más alienante que conoce la Dominación. Yo no apoyo ni aliento al trabajo. Y que se sepa que trabajo es cualquier labor forzada. No hay vida en la voluntad de trabajo sino más bien servidumbre y alienación. Y no es mi decisión una vida de esclavitud sino de libertad.

El patriarcado no es cosa actual, el que nos paremos a analizar nuestras relaciones y ver el dominio de un tipo de persona “según su género” es una tensión de la libertad hacia un equilibrio en las relaciones humanas. Aunque discrepo y disiento de la división domesticada que hacemos de ‘Hombre’ o ‘Mujer’ (o los géneros en sí) que no son más que otra forma de dominio y control estandarizado que perpetua los valores hostiles de la civilización, apoyar un trabajo que generalmente e históricamente se le adjudica al género femenino no es mi intención.

La contaminación que generan las fábricas, en este caso la textil, son potencialmente perjudiciales. En las fábricas textiles los químicos utilizados tanto en la tintura de los tejidos, en las impresiones, lavados o acabados de prendas, y las aguas residuales que estos generan son negativas para la salud en sí, tanto personal como ambiental. Sea directa o indirectamente el uso de colorantes, compuestos, disolventes que generan las fábricas textiles o cualquier tipo de fábrica (todas contaminan), alimentar dicha contaminación no es de mi voluntad.

¿Cómo apoyar la reinserción laboral de cualquier trabajadora sabiendo que genera explotación? ¿Porque apoyar un trabajo que alimenta la dominación?
¿Dónde queda la liberad si apoyamos las fábricas que matan la Tierra?

Me pueden refutar que el trabajo es todo lo que ya sabemos e insistir que sin trabajo no hay dinero y aunque sabemos que el dinero es la razón de la miseria, es lo que nos posibilita no morir de hambre o no morir de frio. ¡Y sí, es cierto! ¿Pero aun así tengo que ser cómplice de la explotación y sus miserias, pidiendo reincorporación a los trabajos?

La solidaridad no es para hacer política, mucho menos para hacer proselitismo.
La solidaridad es ante todo, un deseo de voluntad de cada una. Mi intención es transformar ese deseo en una cualidad de la libertad.
Mi solidaridad nace de mi voluntad; voluntad de crear un mundo nuevo, un mundo libre. Mi solidaridad se basa en un apoyo incondicional por la vida y no por la explotación.

En todo caso algunas vagas ideas pueden ser el compartir alimentos, brindarle a cada una de las personas despedidas herramientas para auto-abastecerse como puede ser algún tipo de huerta comunitaria o no. Alimentos hay en todas partes, basta con acercarse a las verdulerías y tomar aquello que descarta o se cree no será posible comerciar. Contarles que hay otras formas de vivir más allá del trabajo asalariado en una fábrica, charlar y vislumbrar esas formas de vivir. Impulsar la rabia que genera esta forma enajenante de entender la vida, que se potencie y que se extienda en acción solidaria.
Que la solidaridad se despierte. Inquietarla para que se despierte en cada una, y que no se limite, porque no es cosa fácil, no es “así no más”. Que valla, se arriesgue, se tensione, y como se suele decir: que “se la juegue”.

La libertad es asesinada día a día, y de alguna manera soy cómplice; no quiero alimentar esa complicidad apoyando el trabajo, el patriarcado o la contaminación.

Quiero ser solidario.

Yo NO apoyo a las trabajadoras textiles de Neuquén.

Yo apoyo a las personas despedidas de la fábrica ‘Neuquén Textil SRL’.

en portugués

Galicia: Algunas reflexiones sobre los acontecimientos tras la Operación Buyo

Desenredando la madeja
Algunas reflexiones sobre los acontecimientos tras la Operación Buyo

El presente texto compila una serie de distintas reacciones a la recién ocurrida Operación Buyo, en la que se vieron afectadas a las compañeras Elisa di Bernardo y Gabriel Pombo da Silva, pero también contiene una reflexión crítica de dichas reacciones. En el contexto de tan estrambótico golpe represivo, hubo diferentes acontecimientos que generaron cierta polémica en el ámbito antiautoritario internacional en general y en el gallego en particular, a nuestro parecer principalmente por cuestiones de falta de comunicación. La intención de este texto además de criticar ciertos clichés y dinámicas tóxicas propias de la cultura militante es la de aclarar una serie de cuestiones que pensamos que convenía que fuesen puestas en relieve. Esperamos que esta intervención ayude un poco a desenredar la madeja.

En primer lugar, queremos difundir estas palabras de compañeras italianas en solidaridad con el compañero Gabriel, y que podéis leer haciendo click aquí.

Y aquí podéis encontrar el comunicado de Gabriel Pombo tras su detención.

Para nosotros, hay varios aspectos de todo lo ocurrido que nos gustaría resaltar y reflexionar desde la complicidad y la voluntad constructiva. En primer lugar, queremos realizar una crítica a los medios afines y organizaciones antirepresivas específicamente anarquistas que cuando surgió la detención de Gabriel, desde la buena intención difundieron de manera precipitada la información, calificando de “compañera” a la informante policial María del Carmen Otero. Entendemos las dinámicas que a veces nos impone esta sociedad del espectáculo con sus ritmos frenéticos, que nos hacen caer, sin enterarnos, en la falta de higiene y prudencia. Al otro lado de eso, pensamos que como se demostró en este caso, a menudo esta inmediatez y falta de contraste juegan en nuestra contra y nos llevan a difundir informaciones equivocadas. Creemos que si a la hora de elaborar una noticia esos medios hubieran esperado a que Gabriel o Elisa se pronunciaran, o como mínimo se hubieran tomado la molestia de contrastar la información con medios afines y más próximos al caso en ámbitos de territorialidad, y no a usar como fuente principal y casi exclusiva a los medios de intoxicación informativa, nos hubiésemos ahorrado rumores e informaciones infundadas, sobre todo cuando desde el blog del colectivo Abordaxe! ya se había advertido sobre María del Carmen y su condición de, como mínimo, sospechosa de delación, ejemplos aquí y aquí. Afortunadamente, muchas páginas y blogs de compañeras ya rectificaron la información. Por eso, nuestra crítica se proyecta hacia el futuro, como algo a tener en cuenta a la hora de analizar y comunicar este tipo de hechos.

También nos gustaría reseñar una reflexión crítica sobre el primer comunicado de Gabriel Pombo que escribió y publicó en su bitácora el compañero que gestiona el blog O gajeiro na gávea:

En resposta a Gabriel Pombo

Crítica que, si bien no compartimos en las formas que creemos que también son fruto de la inmediatez, sí compartimos en la cuestión de fondo. La crítica publicada hace referencia a un comentario del compañero Gabriel, en concreto este: “Lo que realmente es «sorprendente» (o también no), es que desde que me dejaron ir (por no hablar de todo lo que encierra esta tremenda historia) tuviera más «protección» en el «poder judicial» que dentro del así llamado «movimiento libertario»”. Un comentario que levantó polémica esta última semana y que a nosotros, en concreto, nos parece bastante desafortunado tanto en las formas como en el contenido.

Por otra parte los compañeros Gabriel y Elisa, sacaron un segundo comunicado hace unos días, en el que aportaban más información sobre su caso:

Actualización informativa del caso del compañero Gabriel en la Operación Buyo

Queremos aclarar que hacemos este análisis crítico desde la intención fraterna y que reconocemos, saludamos y valoramos la trayectoria rebelde del compañero Gabriel a lo largo de su vida y después de más de 30 años en las cárceles tanto del Estado español como del alemán, y también queremos dejar patente que las muestras de solidaridad con Gabriel Pombo desde estas latitudes a lo largo de sus años de encierro fueron múltiples en número y metodología. Y por la parte que nos toca simplemente apuntar que no nos parece acertada su visión de lo que él definió cómo “movimiento libertario”, ni tampoco nos pareció apropiada la comparación con el “poder judicial”, y si bien todas somos susceptibles de crítica y nada ni nadie está o debería estar exento, pensamos que hay muchas maneras de hacer una crítica y que cuestionar de esa manera el apoyo o solidaridad de las compañeras nos parece cuanto menos deshonesto. Podemos comprender el contexto y por supuesto podemos valorar y valoramos la crítica, pero creemos que no es justa en las formas ni en los medios escogidos. Nos parece que hay muchas cosas a considerar antes de hablar así del movimiento libertario o del entorno anarquista gallego o de cualquiera otro lugar.

Por último, también pensamos que hay que mejorar la comunicación. Entendemos que si, en lugar de aislarse, el compañero se hubiese tomado la molestia de establecer unos lazos mínimos de comunicación con el resto de individualidades o coletivos anarquistas gallegos, las circunstancias habrían sido muy distintas y probablemente hoy no tendríamos la necesidad de hablar de la colaboradora policial María del Carmen Otero, ni recordar que ya hace algo más de un año se advertía de su condición desde el blog del colectivo Abordaxe!. Los espacios, las luchas, los medios, los proyectos en general están ahí para toda individualidad antiautoritaria o no que se quiera desarrollar o comunicar con ellos y esa es una realidad más que patente en la Galicia desde hace un montón de años. Si la elección de las compañeras es la de relacionarse exclusivamente con otros medios ajenos al lugar donde habitan nosotros lo respetamos, pero entonces creemos que determinadas acusaciones sobran y que cada palo debería aguantar su vela y asumir sus errores como propios. Sirva de pequeño ejemplo que sus comunicaciones públicas hasta ahora se limitaron a medios de contrainformación en Italia, ignorando totalmente la realidad de su entorno.

Sin embargo, por nuestro lado nos gustaría reafirmar nuestra solidaridad con el compañero Gabriel Pombo y con la compañera Elisa Di Bernardo, y asegurar que aplicaremos nuestro humilde apoyo dentro de nuestras humanas limitaciones. Y por último recordarle por enésima vez a todo el mundo que María del Carmen Otero es una reincidente que trabaja para la policía, y que conviene ser cautas y no abrirle la puerta a la primera que pase.

Siempre del lado de las rebeldes, contra las traidoras y sus trucos.
Por la anarquía.
Nosotros somos quien somos porque somos todas por nosotros.

Algunas individualidades antiautoritarias de Galicia

Estados Unidos: Análisis desde el lado norteño del «muro»

Comunicado recibido el 02/02/2017:

Nazis fascistas quemando lugares y atacando en cooperación similar a los paramilitares con el gobierno. Crecimiento de redadas y detenciones por la patrulla fronteriza/migra ICE (parecido a lo que paso cuando tuvimos la imagen del «bonito» de obama y su familia, tiempo en que la mayoría estaba apática y ahora se encuentra enojada). Policías cooperan de nuevo con las  fuerzas federales en sus ataques y vigilancia. Ataques contra la gente gay/ queer, «indocumentados», musulmanes, árabes, refugiados de otros regiones. Lo mismo en los asesinatos por la policia a la gente de descendencia africana.

El megaproyecto de Oil Pipeline sigue su curso encima de la tierra indigena (esto no es nada nuevo, que el imperialismo y capitalismo siempre funciona asi), pero esa vez con el DAPL/North Dakota sigue, inventando cargos a manifestantes de «terorismo económico » y otras idioteces de nuevos cargos a quien sea que protesta contra la policia ya que puede ser acusado por un acto de «odio».

Son muchas cosas a decir.

Empezando ahora mismo y sean atentos por el crecimiento de tensión en los proximas dias, hay una agitación y tensión imensa. Aunque mucho de lo que esta haciendo el fascista «Trump» en sus primeros 9 dias de tomar su posición de «presidente», es igual a cual quier otro tiempo, que hiciera cualquier esta nación imperialista, explotador del mundo. Y seguramente, la mayoridad de la gente ahorita listos a responder solo porque es «Trump», antes no importaba porque los mismos ataques tenian la manipulación del estado de una persona que hablaba mas bonita «manejando el país».

Pero aun asi, los golpes ahorita estan mas abiertos, menos «maquillado» de normal, y por eso y varias otras razones existe una tensión en el aire, la gente espantanda y es con un miedo sincero, por tantas identidades bajo de ataque, y ademas estamos apenas empezando una nueva etapa de guerra con el fascismo norteamericano o «white supremists».

En cortas palabras, el pensamiento anarquista en estos momentos tensos es para ahorita mas que nunca tenemos que recordar, reflexionar y actuar por nosotros mismos. Nuestro libertad no depende de las leyes de un pais. Nuestro libertad ya es nuestro, y hay que pensar en estrategias para protegernos, no esperar la ley ni el estado a que cambie ni a que nos salve. Tantas ciudades tomando una posicion simbólica de ser «ciudades santuarios» tampoco los van a salvar, las mismas «ciudades» que han estado matando la gente afro descendientes e indígenas en la calle como sí nada, no esperemos ahora -sólo por que es «Trump»- nos van a salvar. Ellos van actuar para reprimir y encarcelar -en el interes de su poder y su economia, no en al valor de personas-.

Ademas, los planes y acciones que ya estan empezando para deportaciones, detenciones, y ataques contra migrantes. Los mas afectados por estes ataques de la migra y sus detenciones y redadas seria/son los de mexico y centro america, con los musulmanes y gente arábiga.

Entonces, hay mucha historia de reformismo y plataformismo en el movimiento migrante en contra de las redadas y detenciones de migrantes, organización que no sirve. Lograr a ser/o no ser «ciudano». Mira como los reformas que obama «regalaban» la gente indocumentado por sus promesas bajo de su accion ejecutiva «DACA» a no deportarles por 2 anos. Mira –cuanta seguridad ganaba la gente de esto? Nada, cero, y aun es más peligro porque todos entregaron al estado datos personales para que despues de cuando vencia su «DACA», el estado les puede encontrar sin aun buscar. Ninguna reforma va salvar a nadie.

Tenemos que pensar por nosotros mismos, como vamos a protegernos a nosotrxs mismxs, nuestrxs afines y familias. «By any means necessary». Mientras las ONG`s y abogados nos dicen y aconsejan que «tus derechos son estos, y que conócelos bien o informate bien de tus derechos», pues no nuuestros derechos no viene del estado ni de sus leyes ni de la policia. Nuestros derechos ya son nuestro, y hay que pelear por nosotros mismos y nuestros afines y familias y amistades bajo de ataque.

Disrupt J20 y después?

Creemos necesario tener en cuenta y asumir en esta guerra social enemigxs de todx aquel defensor del estado y reformista de su ley, ya que no entendemos la libertad en sus reformas ni mucho menos en sus «métodos de lucha» autoritarios, comprendemos la libertad la forma autónoma individual de decidir. Sin embargo sabemos que esa autonomía no se logra reformando al estado ni formando parte de plataformas organizativas decidiendo que es lo mejor, y cual es la forma correcta de lucha.

Nosotrxs lxs negrxs de la anarquía insurreccional apostamos por la confrontación directa sin mediaciones, ni diálogos con el opresor, apostamos por la organización informal sin líderes ni autoridad, tampoco creemos que existe un mejor ni un mal presidentes, nosotrxs decidimos vivir para asesinar al poder y sus esbirros y morir en la libertad, pues no sentimos ni nostalgia ni enojo por que Obama «deje» el poder y venga Trump, el poder y el estado siempre serán nuestros enemigos sin importar que cambien sus títeres, por eso hacemos un llamado a identificar al verdadero enemigo y no caer en ilusiones teatrales en la sociedad del espectáculo, nos preguntamos ¿qué hubiera pasado si los mass media hubieran dado igual de difusión a todas las deportaciones y asesinatos a manos de los policías? O si hubieran «informado» de los ataques fascistas a Medio Oriente cuando se encontraba Obama? HUBIERA TAMBIÉN SALIDO EL´BLACK BLOCK´ como en el J20?

Hemos visto como los mass media dan convertura al fascismo de Trump tratando de engañarnos que el fascismo de él es el único, sin embargo tengamos en cuenta que la única diferencia entre él y los pasados esbirros de la Casa Blanca es la difusión que los medios han hecho a sus ataques fascistas, ¿y el muro? Si no es ahora será mañana, tarde o temprano Estados Unidos con o sin Trump hubieran tomado cualquier medida para impedir el paso, ya que no iban dejar que personas de otras regiones llegarán a poblar territorios sin antes someterse a la cultura del capital ni mucho menos darles el paso libre sin antes tener el control de sus datos así como su ubicación.

A nosotrxs no nos engañan pillines, nuestra guerra no empieza ni termina cuando sale o empieza un mandato, esta guerra empezó con la creación del Estado, Autoridad y el Poder, ¿y termina? hasta hacer estallar sus estructuras y símbolos, pues en una sociedad donde lo sacro y lo santo es la simbología del Poder (Estado, Capital y Autoridad) es necesario lazarse a ellas con puñales, incendios, martillos y textos negandolas como lo supremo ya que sin objeto no hay símbolo y sin símbolo el poder no es nada más que figuras sin sentidos que con el soplo se derrumban.

Estamos, y hemos estado ya, en guerra.