Archivo de la etiqueta: mujeres

[Chile] La reproducción abre camino a la explotación: Por un ocho de Marzo antiespecista

El proceso de la replicación de los seres vivos, llamado reproducción, es una de sus características más importantes. Crea organismos nuevos, que pueden reemplazar a los que se hayan dañado o muerto.

La memoria nos invita a recordar. La memoria como arma. El día ocho de marzo a nivel internacional se conmemora el Día de la Mujer, cuyo significado está bastante lejos de las cajas de bombones y los ramos de flores que inundan las tristes vidas de las oficinistas y lo acerca a recordar el terrorismo patronal que llevó al día 25 de marzo del año 1911, a la muerte de 140 mujeres de todas las edades, la mayoría de ellas inmigrantes, calcinadas, asfixiadas o aplastadas por escombros a raíz de un incendio en la fábrica de camisas Triangle Shirtwaist en el corazón de Nueva York. Las trabajadoras textiles de esta fábrica, llevaban una activa lucha por las mejoras de sus precarias condiciones laborales. En respuesta, los administradores y jefes de la fábrica, respondieron encerrando a las mujeres en su lugar de trabajo. Al momento del inicio del incendio, las trabajadoras quedaron atrapadas.

¿Por qué participar de una marcha en conmemoración de un nuevo ocho de Marzo haciendo una analogía entre nuestra situación de explotadas y la situación de explotadas de las hembras no humanas de la industria alimenticia, y, a la vez, haciendo un llamado a no reproducirse?

Este texto es a la vez, una pequeña declaración de principios y una respuesta a la pregunta con que comenzamos.
Podríamos empezar por aclarar que entendemos este Sistema como la materialización de un conjunto de ideas que se encarnan en nuestras vidas y cuerpos sin dejar espacios libres para fugas permanentes o transitorias. Vemos como el poder se transmite y comporta como una compleja red, un entretejido delicado del que todas, sin excepción, somos parte.

Así es como en nuestro análisis de la opresión no distinguimos entre especies, pues vemos como las dinámicas que nos oprimen y gastan nuestras vidas toman, también, las vidas de muchas (por no decir todas) las especies que habitan en este planeta.

Podrían alegar, algunxs, que intentar comparar la explotación de los humanos con la del resto de los animales, es un absurdo, o bien que, por alguna u otra razón, la explotación humana tiene mayor urgencia que las otras. Esta idea lleva por nombre Especismo, y en concreto supone la supremacía de la vida humana por sobre las vidas de todas las otras especies. Creemos, firmemente, que esta nociva idea es contraria a los idea de libertad para todas que tantas consignas levantan hoy como banderas.

Este ocho de marzo desde nuestra idea de liberación animal, no solo queremos recordar a las mujeres oprimidas y asesinadas a lo largo de la historia, sino que también a otras hembras que han sido sistemáticamente silenciadas por los humanos, siendo que su explotación ha sido parte fundamental en la construcción de nuestra humanidad: Nos referimos a las hembras de una gran cantidad de especies animales que no solo deben tolerar los cuchillos en sus cuellos, sino que también la violación, la reproducción forzada, la usurpación de sus crías… El antiguo ciclo natural de los bosques ahora baila al tétrico ritmo de las granjas factorías.

Y la graja factoría humana en que nos movemos no muestra ciclos muy distintos a las de vacas y gallinas. Nos crían para usar nuestros cuerpos. Los dedos de los poderosos son inertes y nos usan como sus manos para poder producir sus sueños de lujo y confort. Se sirven de nuestros cuerpos sacando de cada uno lo que mejor puede dar. Pero nuestras vidas no son eternas y tenemos fecha de caducidad. La regeneración del sistema depende de la regeneración de nuevos cuerpos para su disposición. Así como en una lechería la esterilidad de las vacas dañaría el negocio hasta volverlo insostenible, una huelga de vientres humana dejaría al poder sin cuerpos para explotar.

Nos negamos, tajantemente, a entregarle nuevos cuerpos a este Sistema. Ante la duda de que las futuras generaciones lograrán rebelarse o permanecer esclavas preferimos abstenernos.

No pecaremos de ingenuidad o un exceso de optimismo. Frente a esta cómoda esclavitud moderna preferimos, al igual que las indias nicaragüenses en la invasión europea, no reproducirnos más.

Entendemos que este sistema es ya lo suficientemente opresivo con nosotrxs mismxs como para atrevernos, siquiera a la idea, de traer a un nuevo a ser a compartir estas condiciones, como un mal juego al que nadie quiere jugar y al que una vez dentro no se te permite salir.

Por un ocho de Marzo de memoria y combate, de destrucción de las dinámicas de poder, contra el hetero-patriarcado, el especismo y el capital. Hasta la liberación total: Huelga de vientres, huelga general.

Grupo Irrupción Vegan
Santiago/Valparaíso
irrupcion.vegan(arroba)gmail.com

Mujeres y el Espectáculo (1977)

Es difícil consumir personas que dan guerra, que se resisten a la canibalización de sus cuerpos, sus mentes, sus vidas diarias. Pocas personas logran resistir, pero la mayoría no resisten eficazmente, porque no pueden. Es difícil ubicar a nuestrx torturador/a, porque está tan generalizado, tan familiar. Lxs hemos conocido toda la vida. Es nuestra cultura.

Lxs situacionistas caracterizan nuestra cultura como espectáculo. El espectáculo nos trata a todxs como espectadorxs pasivxs de lo que se nos ha dicho que son nuestras vidas. Y la cultura-como-espectáculo lo cubre todo: hemos nacido en ella, socializado en ella, vamos a la escuela en ella, trabajamos, nos relajamos y nos relacionamos con otras personas en ella. Incluso cuando nos rebelamos contra ella, la rebelión se ve, a menudo, definida por el espectáculo. Se molestaría alguien en estimar el número de chicos adolescentes sensibles alienados que, hace una generación, copiaron su comportamiento de James Dean en Rebelde Sin Causa? Estoy hablando de una película, cuyos productores capitalistas y estrellas hicieron una gran cantidad de dinero de este Espectacular.

Actos rebeldes, entonces tienden a ser actos de oposición al espectáculo, pero rara vez son tan diferentes que trasciendan el espectáculo. Las mujeres tienen un conjunto de comportamientos que demuestran insatisfacción actuando de manera opuesta a lo que se espera de ellas. Al mismo tiempo, estos actos son clichés de rebelión y, por lo tanto, son válvulas de escape casi prescritas que no alteran el teatro de nuestras vidas. ¿Qué se supone que debe hacer una mujer rebelde? Todxs podemos enumerar los comportamientos -aparecen en cada periódico, en horas de máxima audiencia de la televisión, en la lista de best-sellers, en revistas populares – y, por supuesto, en la vida cotidiana. En un ámbito en el que se valora la limpieza perfeccionista, ella puede ser una vaga, en una subcultura que valora la familia numerosa, ella puede negarse a tener hijxs. ¿Otras insurgencias predecibles? Desafiar la doble moral sexual para las mujeres casadas teniendo un romance (o varios); puede beber o usar lo que se denomina lenguaje “barriobajero”, o tener un ataque de nervios o, si es una adolescente, puede «portarse mal» (¡una frase reveladora!) escapándose de casa y teniendo relaciones sexuales con muchos hombres.

Cualquiera de estas cosas puede hacer la vida de una mujer individual más tolerable (a menudo, la hacen menos) y todas garantizan que lxs conservadores despotriquen sobre que la sociedad se está desmoronando. Pero este tipo de insurrecciones programadas no la han hecho desmoronarse todavía y, por sí mismas, parece improbable. Algo menor a un ataque directo a todas las condiciones de nuestra vida es insuficiente.

Cuando las mujeres hablan de cambiar el rol sexual destructivo de socialización de las mujeres, escogen una de las tres soluciones posibles: (a) las chicas deberían ser socializadas más o menos como los chicos para que sean independientes, competitivas, agresivas, etc. En resumen, es un mundo de hombres, por lo que una mujer que quiere encajar debe ser «uno de los chicos». (b) Debemos glorificar el papel de la mujer y darnos cuenta de que lo que hemos llamado debilidad es realmente fuerza. Deberíamos estar orgullosas de que somos maternales, criadoras, sensibles, emocionales, etc. (c) La única persona sana es una persona andrógina: Debemos erradicar la división artificial de la humanidad en «masculino» y «femenino» y ayudar a que ambos sexos se conviertan en una combinación de las mejores características de cada uno.

Dentro de estos tres modelos, las soluciones personales a los problemas de la opresión sexista incluyen una amplia variedad: Quedarse solterx, vivir comunalmente (con hombres y mujeres, o sólo con mujeres). No tener hijxs, no tener hijos, tener cualquier tipo de hijx que quieras, pero tener el cuidado infantil controlado por padres y trabajadorxs. Conseguir un trabajo, conseguir un trabajo mejor, impulsar la acción afirmativa. Ser un/a consumidor/a informadx, presentar una demanda, aprender kárate, formarte en la asertividad. Desarrollar la lesbiana que hay en tí. Desarrollar tu identidad proletaria. Todo esto tiene sentido en situaciones particulares, para mujeres específicas. Pero todas son soluciones parciales a problemas mucho más amplios y ninguna de ellas requiere necesariamente ver el mundo de una manera cualitativamente diferente.

Así, nos movemos de soluciones particulares a más generales. Destruir el capitalismo. Fin del patriarcado. Aplastar el heterosexismo. Todas son, obviamente, tareas esenciales en la construcción de un mundo nuevo y verdaderamente humano. Marxistas, otros socialistas, anarquistas sociales, feministas – todxs estarían de acuerdo. Pero lo que el socialista, e incluso algunxs feministas, dejan de lado es lo siguiente: Debemos destruir toda forma de dominación. Esto no es sólo un eslogan y es la tarea más difícil de todas. Significa que tenemos que mirar a través del espectáculo, destruir sus escenarios, saber que hay otras maneras de hacer las cosas. Significa que tenemos que hacer algo más que reaccionar en rebeliones programadas -tenemos que actuar. Y nuestras acciones se tomarán colectivamente, mientras cada persona actúa de manera autónoma. ¿Parece contradictorio? No lo es -pero será muy difícil de hacer. Una individualidad no puede cambiar mucho, por eso, tenemos que trabajar juntxs. Pero ese trabajo debe ser sin líderes tal y como lxs conocemos y sin delegar ningún control sobre lo que hacemos y lo que queremos construir.

¿Pueden los socialistas hacerlo? ¿O las matriarcas? ¿O lxs viajerxs espirituales? Tú conoces la respuesta. Trabaja con ellxs cuando tenga sentido hacerlo, pero no renuncies a nada. No les concedas nada, ni a ellos ni a ninguna otra persona.

El pasado nos dirige si le forzamos a ello.
De lo contrario, nos contiene
en su asilo sin puertas.
Hacemos historia o
ella nos hace a nosotrxs.

–de «Socialismo, anarquismo y feminismo» de Carol Ehrlich, que fue publicado por primera vez en EE.UU. en 1977 (versos de Marge Piercy en el final); recuperado de anarcha a través de theanarchistlibrary

“Fragmento: La loba”, por L

Publicado en ‘My Own’ #6 por Apio Ludd (el 22 de noviembre de 2012) y extraído de 325. Se trata de un texto para una colección de escritos encontra del anarquismo civil, tal y como ya adelantaron Venona Q y lxs compas de Dark Matter Publications. Dedicado a Edizioni Cerbero, Parole Armate, el núcleo Olga de la FAI y a la Conspiración de Células del Fuego.
white w

La anarquista nihilista no tiene que fingir que pertenece a una Historia o un Movimiento, sino que ella elige cómo será su vida a su manera, con los métodos que ella sola elija con lxs cercanos que la rodean. No pone excusas para organizarse en un grupo íntimo de dos o tres de sus mejores amigxs. Su potencial creativo circula al nivel que ella elige y dispone, son cocreados por aquellxs que han decidido entre ellxs que estarán juntxs en algunas acciones o relaciones. Ella sabe que ilegalismo e informalidad le van bien y no espera nada de la democracia, llamar a las masas o a la acción de masas.

La vida ya le facilita el espacio para su pensamiento-acciones. Ella se ha convertido en la muchedumbre y, dentro de ella, ha anulado el tiempo y la sociedad, puede hacer lo que ella quiera, si pone la mente en ello y acepta las consecuencias. Nadie sale de la vida con vida. Vivir o morir, y tener la vida de un enemigo en sus manos – ella elige apretar el gatillo o no. Su vida es suya. Ella no es víctima, sino agresora. El enemigo vivirá y morirá a su elección, no a la de ellxs. Todo se decide de acuerdo a su voluntad, que es ella sola. No tiene más estrategia que aprovechar sus oportunidades; y sin tácticas sino que su dignidad y determinación hára triunfar contra todo pronóstico.

Con los métodos que mejor le van a cada individux, vinculadxs a través de la acción más que la identidad, ella sigue sus malas pasiones (1) hasta el infierno, y nadie puede hacer nada para evitarlo.

L

(1) Ver Edizioni Cerbero, “Malas pasiones – Los derechos del ego – Desde una perspectiva anticristiana”, página 57 de Mapeando el Fuego

Italia, NO TAV: Intimidaciones, acoso, denuncias, requerimientos y represión

http://youtu.be/8MkWoOnRJBcComo mujeres, hemos preparado un llamamiento a la solidaridad con Marta Camposano, mujer pisana agredida y acosada por las fuerzas del orden el viernes, 19 de julio en Val Susa y luego también humillada y denigrada por un sindicato de policía, por los periodistas y por un senador de la República.

Os lo enviamos pidiendo que lo firméis, ya sea personalmente o colectivamente, para exigir justicia y hacer sentir a Marta que no está sola afrontando la arrogancia de quienes piensan que pueden continuar ofendiéndola con todo el poder personal y mediático del que disponen. Haceros escuchar, el silencio es ensordecedor. Marta nos necesita, ahora. Si no es ahora, ¿cuándo?
Marta Calamia, Valeria Camilloni, Monica Moretto

El viernes 19 de julio por la noche, cientos de hombres y mujeres No Tav intentaron acercarse a las vallas que expropian una parte de Val Susa: tierra de bosques y lavandas, tierra que debería dar frutos, tierra que hombres y mujeres han vivido y respetado. Tierra de luchas partisanas, senderos que han visto combatir, y vencer, a los nazis. Pero esa tierra ahora es un desierto, excavadoras que excavan y abaten, verjas y check-points y gases que envenenan, junto a las poblaciones civiles, sus campos y viñas. Seguir leyendo Italia, NO TAV: Intimidaciones, acoso, denuncias, requerimientos y represión

Renzo Novatore: El sueño de mi adolescencia

rivoltaescrito bajo el pseud. Sibilla Vane (aparecido en Vertice, Arcοla, La Spezia (Liguria), 21 de abril de 1921)

Que la sabiduría de los podridos insumisos no se mofe ni se escandalice la idiota castidad de las señoritas de bien.

Soy una adolescente precoz que después de un largo viaje concluso a través de los laberintos fosforescentes de las más temibles profundidades remontó por el vértice para cantar en el sol la sacrílega y soberbia canción de mi aun joven y, al mismo tiempo, libre vida. Alguien me dijo: “¡Tú serás mujer, después esposa, después madre!…” Yo respondí con la siguiente pregunta: ¿Qué quiere decir mujer, esposa y madre? No diré aquí lo que se me respondió; solo sé que al pensarlo me río, sí, todavía me río. ¿¡El Amor entendido como una misión!? ¿La mujer esposa y madre?

¡No, no, no! ¡Yo no seré esposa, yo no seré madre! Mi revuelta no se puede detener a la mitad ni caer en el error. Mi revuelta -además de contra la familia- lanza también sus dardos contra la naturaleza. Yo no quiero ser esposa, yo no quiero ser madre. ¡No, no, no!

***
Ayer por la noche, me desnudé delante del espejo y me observé durante un largo rato. Vi mi cuerpo de carne envuelto en una onda de luz que tenía pequeños temblores. No sé bien por qué, pero me adoré…

Los turgentes pezones se erguían soberbios sobre los senos, tesoro de blancura lechosa. Mi vientre liso y redondo me daba la impresión de ser algo modelado en el marfil más fino de la mano milagrosa de un artista divino.

Tenía anillos rubios de mechones de pelo que caen redondeados en las curvas de la espalda y los ojos de los húmedos párpados, levemente rodeados de violeta y negro. El vello coronando la baja concavidad de mi vientre se me asemejó a un ala de oro en el dorso sagrado de los ángeles del cielo. Mi boca roja me parecía una granada madura, abierta a las rubias caricias del sol.

Me acerqué al espejo y besé con pasión mis labios reflejados…

No sé si alguna vez he deseado algo con más intensidad en la vida como cuando ayer por la noche deseé ser yo misma un hombre para dejar caer sobre la cama aquel blanco cuerpo virginal que el misterio me mostraba en el nítido espejo.

Pero la idea del coito me dio otra idea.

Cada causa tiene un efecto… Seguir leyendo Renzo Novatore: El sueño de mi adolescencia

EEUU, Resistencia al Gran Jurado: Carta de KteeO sobre la menstruación y la encarcelación

He estado pensando algunas cosas que me gustaría compartir si os apeteciera leerlas:

Debo confesar que, hasta que no me he enfrentado a la encarcelación no había pensado mucho sobre la menstruación en prisión; pero cuando me di cuenta de que me iban a encerrar, empezó a convertirse en una preocupación que no paraba de darme vueltas en la cabeza.

Ahora que he pasado un ciclo menstrual entero en prisión (y estoy a medio camino de otro), me doy cuenta de que mis preocupaciones no eran infundadas. He descubierto, al igual que muchas otras, que sangrar en prisión es una experiencia desquiciante.

Es una experiencia que o funciona adrede para degradar a las reclusas o nos degrada debido a las medidas para ahorrar costes; de cualquier manera, el resultado es el mismo. La prisión nos hace odiar una parte de nosotras; nos pone en contra de nuestros cuerpos.

Mirad, odio exagerar las cosas, no me gusta ser dramática, así que, por favor, entended que no intento hacer nada de eso cuando hablo de los efectos de la cárcel combinados con la menstruación, me explico.

Primero, las compresas que nos dan, cuando hay, son inadecuadas (una vez, antes de llegar yo aquí, no les dieron compresas a las chicas en dos semanas); son pequeñas y no tienen alas y nos dan una cantidad fija. ¿Y los tampones? No hay tampones en la prisión federal. Si tuvieras el dinero, una antes se los podía comprar a precio de oro en el economato, pero ya no. Durante las cinco primeras semanas que he estado aquí, no ha habido y ahora, sin avisar, los quitaron del listado del economato.

Bueno, además, no podemos hacer la colada y la mayoría de las chicas aquí no se sienten demasiado cómodas mandando la  ropa y las sábanas manchadas de sangre.

Así que el resultado, sin importar la intención de las prisiones, es que aunque aceptes tu periodo, este se convierte en una experiencia degradante y limitadora (hablando de degradante, no hablemos del cacheo con desnudo integral cuando estás con la menstruación, sobre todo, sin tampón…). La mayoría de la gente aquí describe tener el periodo cuando estás en la cárcel como una de las peores cosas de estar encerradas. Crea ansiedad e incertidumbre debido a las condiciones con las que lidiamos.

Podría hablar mucho más sobre el asunto, pero creo que, por ahora, voy a parar. Solo sé que no es algo en lo que pensara mucho antes de mi encarcelación y me gustaría haberlo hecho, así que pensé que estaría bien compartirlo.

Espero que no os importe que esto sea un enorme monólogo interior y no mis pensamientos más elocuentes. Y millones de gracias a mi amigx que se abre camino entre mi horrible ortografía y caligrafía…

Quiero que sepáis todxs que estoy bien. Estoy conociendo mejor a mis nuevas amigas; es emocionante cunado las amistades empiezan a ser algo más que superficiales. Sigo sin jugar muy bien a las cartas, pero soy bastante buena en volleyball.

También he estado haciendo deporte y leyendo bastante. Gracias a todxs por vuestro increíble apoyo y, de nuevo, perdón a lxs que todavía no he contestado. Vuestras palabras significan mucho para mí.

Bueno, seguid sonriendo, seguid luchando; en solidaridad,
Kteeo

PD: Un saludo enorme a lxs incréibles humanxs que se están haciendo cargo de mi amiga gata; la echo de menos todas las noches y todos los días, pero sabiendo todo el amor que está recibiendo me hace sentir un poco mejor.

***Después de escribir esto, Kteeo mencionó que las compresas han mejorado y que los tampones volverán al economato dentro de poco***

carta anterior de KteeO