Contacto

Para contribuir con traducciones, revisiones y/o material original para su publicación, tal como actualizaciones desde las calles, comunicados de acciones directas, textos por compas presxs o perseguidxs, llamados, revistas, folletos, artículos de opinión, etc.: contrainfo(at)espiv.net

Atenas: El miembro preso de la CCF, Christos Tsakalos, en huelga de hambre, desde el 8 de abril

“Cuando uno no muere por el otro, entonces ya estamos muertos”
[Tasos Livaditis]

No soy un humanista y, por lo tanto, no hablaré como un humanista. Me posiciono en el lado de lxs anarquistas de praxis. En la batalla por una vida libre sin líderes ni esbirros, con frecuencia un precio a pagar es la cárcel. Este precio me ha sido impuesto hace un año, desde que estoy encarcelado-CAUTIVO por el Estado. Cautivo, pero no derrotado; porque para mí, como un guerrillero urbano anarquista, la cárcel es una parada temporal pero nunca la definitiva. Durante este largo año, no permití a la prisión domarme ni “corregirme”, ni someter a mi cuerpo y mi memoria a través de la repetición muerta del tiempo-carcelero.

Desde el primer momento, de todas formas, una guerra psicológica incesante y un estado de detención especial fueron lanzados contra todxs lxs compas que participan en la Conspiración de Células del Fuego.

Personalmente, fui enviado a las cárceles de Grevena, inicialmente “colocado” en un pabellón protegido (en el cual me negué a quedarme y fui entonces retirado de allí), mientras que fui trasladado más de 20 veces con transportes de emergencia — con lecheras blindadas especiales, EKAM (unidades antiterroristas especiales), unidades especiales de traslado penitenciario, fuerzas de los servicios antiterroristas — durante las cuales yo fui mantenido en el área disciplinaria de las cárceles de Diavata y en el departamento de traslados de la cárcel de Tesalónica, en cada caso con una unidad de veinte miembros de la policía para “custodia personal”.

La verdad es que yo no esperaba nada menos del adversario. Una vez que nos declaramos en guerra contra el Estado y su sociedad, sabíamos el coste de nuestras acciones, y nos mantuvimos sin arrepentirnos de nuestras decisiones. Aunque esto no significa que nos vayamos a quedar con los brazos cruzados. Nos debemos a nosotrxs mismxs una batalla más… hasta la siguiente.

Por lo tanto, me niego a poner la vida entre paréntesis. Aquí, dentro de la prisión, en la tierra de sombras, mantengo el enfrentamiento con lo existente, sus uniformes y sus subordinados. En esta batalla, sin arriesgar tu vida no serás todavía capaz de vivirla con pasión. En la sociedad de masas del Estado de hoy en día, no hay ningún riesgo ni pasión. Sólo miedo y rutina. La mayoría de la gente está asustada y sola; pero jamás viva.

Cuando uno no muere por el otro, entonces todxs estamos ya muertos. Así que, hoy, domingo, 8 de Abril, empiezo una huelga de hambre en solidaridad activa con los compas Panagiotis Argirou y Gerasimos Tsakalos, quienes están ya llevando a cabo una huelga de hambre para exigir su traslado a la cárcel de Koridallos y el cese definitivo de traslados vengativos de una prisión a otra. Permaneciendo consistentes en nuestras palabras y elecciones como Conspiración, este gesto es también un primer gesto hacia la creación de un colectivo político de simbiosis en las prisiones.

Así que, ahora que las vacaciones [de semana santa] se acercan, ahora que todxs hacen sus compras, o engañan a la pobreza con calles decoradas y escaparates de tiendas, nosotrxs “ofrecemos” la huelga de hambre en vuestra mesa de fiesta. Como cualquier puede comprender, la huelga de hambre es uno de los últimos medios de lucha. Es una batalla a muerte en cámara lenta. Es la voluntad de vivir contra la resignación y la sumisión. Pero es algo más. Es el espejo de la culpabilidad de la sociedad. Es el espejo que revela sus silencios. Es el espejo de la indiferencia, el espejo de valores vacíos, el espejo de la resignación, el espejo del miedo, el espejo de la muchedumbre solitaria… tras el espejo está la VIDA. Basta con romperlo.

PD: Durante este mismo periodo, otra huelga de hambre se lleva a cabo para la liberación de la anarquista Stella Antoniou y el fin de los procesos judiciales sobre los 250 ataques incendiarios y explosivos para que el CCF ha reclamado responsabilidad política, contra las personas que no tienen ninguna asociación con la conspiración.

Mi apoyo a las peticiones de arriba es más que obvio.

POR LA DIFUSIÓN DEL FAI/FRI
POR LA DISEMINACIÓN DE LA INTERNACIONAL NEGRA
DE LXS ANARQUISTAS DE PRAXIS

Christos Tsakalos
Miembro del núcleo de presxs de la CCF/FAI

traducido por vozcomoarma

Deja un comentario

Puede utilizar estas etiquetas HTML

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>